Ana Ramón Rubio realiza su primer largometraje en forma de documental con Almost Ghosts, tras ejercer de directora en proyectos como «Sin vida propia» o «Todos queríamos matar al Presidente». Este documental, sobre los pueblos que envuelven la famosa Ruta 66, ha conseguido alzarse con diversos premios y nominaciones. Ganó el premio a mejor documental en Festival Internacional de Arizona. Luego, estuvo nominado en la Sección Oficial dentro de la categoría Doc. España en el Festival Internacional de Cine de Valladolid, conocida como la Seminci, en 2018. En cines el 25 de octubre en España.



Almost Ghosts

Crítica de ‘Almost Ghosts’

Ficha Técnica 

Título: Almost Ghosts
Título original: Almost Ghosts

Año: 2018
Duración: 70 min
País: España
Director: Ana Ramón Rubio
Guion: Ana Ramón Rubio
Fotografía: Carlos López Andrés & Celia Riera
Música: Don Joaquín
Género: Documental
Distribuidora: Begin Again Films

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Almost Ghosts’

Sinopsis de ‘Almost Ghosts’

Un documental que explora la decadencia, al borde de la desaparición, de los pueblos fantasma a través de la icónica ruta 66 de Estados Unidos. Tres protagonistas y tres historias de perseverancia y superación en la que una vez fue la carretera que conectaba EEUU de este a oeste. Ana Ramón Rubio se sumerge en la cotidianidad de tres supervivientes que intentan salvar la vida de la ruta más conocida de América. (BEGIN AGAIN FILMS).



Foto de Begin Again Films

El origen del mito

Parece que Almost Ghosts es una realidad que podría tocar de lejos a personas alejadas de la historia de la Ruta 66 o de Estados Unidos, pero no es así. El documental de Ana Ramón Rubio habla de una verdad que se sufre a nivel global, que es la despoblación de pueblos rurales por el avance de la sociedad. Un guion muy bien planteado y creando una historia con buen ritmo y sin aditivos. Un homenaje a la lucha perpetua de aquellas personas que no se dan por vencidas y consiguen persistir en la historia cultural y social de cada país. Un proyecto valiente, que no sigue una corriente comercial pero es muy interesante. Una grata sorpresa cinematográfica, que deja al espectador con una sensación muy positiva. Las historias entrelazadas contienen en sí mismas una personalidad, que el público queda impactado y encantado lo que se muestra en ellas.

Por otro lado, la riqueza del contenido permite al gran público, si no lo conoce, saber sobre la historia de la famosa Ruta 66, una de las grandes atracciones para los románticos de la cultura estadounidense. Lo curioso es no dar datos que podrían encontrarse en Internet o en un vistazo general por el mundo de la red, sino ir hasta las entrañas de los habitantes de estos pueblos y sus vivencias. Lo mejor es que no cae en el tremendismo y en la desdicha, sino que lo aborda desde una visión optimista y subrayando la importancia de no darse por vencido. Historia viva, que resulta más interesante, al hablar de anécdotas y detalles que enamoran al público. Es tierno, pero no ñoño. Además, hay una crítica mordaz y sin una intención de edulcorarlo. Directo y sincero.

Almost Ghosts
Foto de Begin Again Films

Peculiares y especiales

Los grandes protagonistas de Almost Ghosts son Harley Russell en Erick, Ángel Delgadillo en Selligman y Lowell Davis en Red Oak II. Estos tres hombres se convierten en el eje central de la historia y a través de ellos, expresan los sentimientos del cambio y la adaptación a los nuevos tiempos, pero sin perder su propia personalidad. En primer lugar, Russell lleva al espectador a un mundo irreverente, lleno de humor, música y como él mismo dice: “música, sexo y rock&roll”. Pero, además, sabe meter dentro de este buen rollo, un factor dramático que marcará al espectador. Desgarrador, pero sin perder ese buen humor que transmite. A través de su propio discurso, provoca la reflexión de la imagen del turismo y la necesidad de vivir “experiencias reales”. El ejemplo del “sueño americano” a su forma.

Ángel Delgadillo es conocido por ser el último barbero de Selligman. Mediante su discurso, se descubre cómo nació la salvación de su propio pueblo y su incorporación a la mítica Ruta 66. Un mensaje esperanzador, que lo cuenta con una ilusión y respeto, que llega directamente al corazón de los espectadores. Una bajada a los infiernos y un regreso a la palestra. Una historia inspiradora que se adereza con nostalgia y esa fantasía de revivir aquellos tiempos. Por último, pero no menos importante, Lowell Davis causa impacto desde una sinceridad que sabe captar la cámara. La naturalidad, que muestra y expresa, crea una viveza y un ejemplo de amor a la tierra. De esa necesidad de recuperar los orígenes y de mantener un estilo de vida, alejadas de las grandes ciudades. Una elección vital que origina una fascinación bucólica envolvente.

Almost Ghosts
Foto de Begin Again Films

Sencillez positiva

El estilo visual de Almost Ghosts guarda una imagen limpia y con un montaje muy ordenado. La realización fotográfica sigue el esquema general de los documentales, pero los recursos e imágenes que se utilizan tienen una expresividad que transportan al público a esos escenarios. Eleva la figura que se muestra en pantalla, lo que permite que haya una reconstrucción de la historia de esos lugares. Da su lugar a cada uno de los pueblos, pero también deja un poso para todos aquellos que intervienen en la historia. Además, hay un cuidado de la iluminación, que busca hacer brillar al propio relato. Sin embargo, es verdad que se nota una falta de transiciones menos sencillas y tal vez, hubiera sido más provechoso buscar una manera más visual y dinámica de juntar los distintos discursos.

Uno de los puntos a remarcar es la importancia de la multiculturalidad que se da con este proyecto. Una producción española que se interesa por el origen y el trasfondo de pueblos que no tienen que ver con su propia realidad social. Una idea que consigue animar a aquellos que lo deseen, en empaparse de historias fuera de lo que conocen y querer ir más allá. Es una película sincera, sin un gran presupuesto, pero con un sentimiento muy humano. Es de agradecer ver este tipo de producciones en los cines, dada la dificultad de sacar este tipo de films al mercado. Una historia emotiva con una realización profesional y un cuidado tanto por el mensaje, como por su envoltorio. La pasión se palpa en el ambiente, se puede notar el trabajo que hay detrás. Un documental que atrapa.

Foto de Begin Again Films

Conclusión

Almost Ghosts es un documental que habla desde la verdad, pero también aporta personalidad a través de sus tres relatos. Un análisis de la historia viva de América, con la Ruta 66 como principal escenario de los hechos. Una manera de buscar ahondar en un mensaje humano y esperanzador de la crisis de los pueblos antes el avance de las grandes ciudades. Tres historias impresionantes, con las que es fácil empatizar y sobre todo, sonreír. Un documental sanador que se convierte en un ejemplo de la importancia de apostar por proyectos alejados del sello comercial. Una oda a la lucha y la necesidad de ser fiel a uno mismo.

Reportaje de Almost Ghosts en Días de Cine TVE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí