Bliss es la última película del director Joe Begos (Almost Human). Presentada en diversos festivales de cine, incluido el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges 2019, nos enseña cómo de oscuro y peligroso puede llegar a ser aquello de que, cuando llega la inspiración, no te encuentre trabajando. Estreno en salas de cine españolas el 7 de Febrero.



Bliss

Crítica de ‘Bliss’

Ficha Técnica

Título: Bliss
Título original: Bliss

Reparto:
Dora Madison (Dezzy)
Tru Collins (Courtney)
Jeremy Gardner (Clive)
Graham Skipper (Woody McClusky)
Chris McKenna (David)

Año: 2019
Duración:
80 minutos
País: Estados Unidos
Dirección: Joe Begos
Guion: Joe Begos
Fotografía: Mike Testin
Música: Steve Moore
Género: Fantástico. Terror
Distribuidora: Begin Again Films

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de ‘Bliss’

Sinopsis de ‘Bliss’

Dezzy es una brillante pintora que vive en las periferias de Los Ángeles. Pero se encuentra en un bloqueo artístico que le está impidiendo acabar con la que sabe que es su mejor obra. Encuentra la solución a su problema cuando descubre Bliss, un potente estimulante que consigue despertar su hambre por inspiración, permitiendo continuar con su obra. (Begin Again Films)



El bloqueo creativo

Bliss arranca de la forma más suave posible (obviando sus eléctricos títulos de crédito), presentándonos a Dezzy (Dora Madison), una pintora que se encuentra perdida en ese camino tan extraño como es el del bloqueo creativo. Aun con su obra muy avanzada, esa piedra en el camino, acompañada de la presión de quienes la avalan, lleva a Dezzy a tomar drásticas y peligrosas decisiones para tratar terminar el cuadro de una vez por todas.

Dezzy observa su obra, tratando de atacar por un lado o por otro sin éxito. Se encuentra en un lugar apartado del bullicio, donde poder trabajar tranquila, pero nada de eso parece ser suficiente. A partir de aquí, toda la película empieza a tomar velocidad de crucero para ir, claramente, de menos a más.

Bliss
Fotos de Channel 83 Films

Por amor al arte

Después de un tiempo, cada vez tengo más claro que Dora Madison no solo es la protagonista absoluta de Bliss, sino que ella es la película. Sin desmerecer al resto del elenco, su dedicación a la hora de interpretar a Dezzy es absoluta, además de que las sensaciones, emociones, miedos y terrores del personaje, traspasan la pantalla para lanzarse hacia el que observa, dejándole completamente exhausto y aturdido.

La película es agobiante, estresante, exasperante, siniestra, lisérgica a más no poder y te mantiene en tensión constante para no permitirte ni un solo momento de relajación. En eso hace una perfecta contribución el montaje, como por ejemplo, cuando Dezzy lanza nuevas pinceladas a su cuadro. Y aun con todo lo descrito, es un tren del que no te apetece bajarte en ningún momento.

La música que acompaña a Bliss es una balanza invariable de sensaciones que acompañan a la protagonista. Desde el arranque casi místico entre la relación de una artista con su obra, calmada, hasta los instantes más brutales donde la evolución de Dezzy alcanza cotas que ni siquiera ella hubiera imaginado conquistar.

Bliss
Fotos de Channel 83 Films

 

Dejar la inspiración por toda la mesa

Si Ray Donovan (Liev Schreiber) me demostró que es posible tener en las venas más alcohol que sangre, Dezzy se ha abierto ante mí para enseñarme que las drogas pueden ser el perfecto sustituto del azúcar en el café de las mañanas. Y estoy convencido de que hay películas o series donde ambos quedarían a la altura del betún.

Los ochenta minutos de metraje de Bliss son perfectos aunque, cuando termine, es posible que te apetezcan unos cuantos más. Aun así, aplaudo que Joe Begos no haya caído en la trampa de alargar la duración, de forma innecesaria, para intentar conseguir algo que, con toda garantía, la película ya ha logrado.

Quizá en los primeros compases pueda adolecer de un ritmo más pausado y lento, pero cuando te quieras dar cuenta, te preguntarás cómo demonios has llegado a esta o aquella situación. Personalmente, es de esas películas que querría ver por primera vez, y siempre que quisiera, con tan solo apretar un botón.

Y la ambientación, con la llegada de la noche a la ciudad, es tremendamente inquietante, haciendo que te entren ganas de mudarte al pueblo, para así evitar los locales con luces de neón y las partidas de póker caseras. Incluso la decoración de su casa, haciendo que un servidor pegara un leve brinco en cierto momento cercano al final de la película.

Fotos de Channel 83 Films
Foto de Channel 83 Films

Bajo las luces de la ciudad

Bliss se viste con luces parpadeantes que, en determinados momentos, pueden llegar a hacer que te acuerdes del director y toda su familia. Aun así, el disfrute con ese y otros recursos es incuestionable. La mezcla de luces rojas y azules en el interior de las casas, los locales nocturnos, que pueden hacerte recordar a Mandy (Panos Cosmatos), los naranjas del amanecer y el atardecer mientras Dezzy pinta o conduce. O el detalle del cartel de neón que hay en la fachada de su casa, que provoca una sensación de palpitación inquietante en el propio cuadro que está creando.

Sin lugar a dudas, Joe Begos construye una historia en la que la forma de rodarla está más allá de la convencionalidad: planos en los que la cámara acompaña a la protagonista desde su espalda, generando suspense y cierta desazón; escenas frontales, mientras Dezzy nos mira directamente a los ojos en plena crisis existencial; o el acompañamiento dentro de su coche, mientras conduce buscando inspiración por la ciudad.

Fotos de Channel 83 Films
Foto de Channel 83 Films

Spoiler

Bliss posee momentos memorables y, algunos, muy inesperados: la brutalidad con la que acaba con su novio, los ataques a los jugadores de cartas, la conducción de noche con las gafas de sol y la sangre seca rodándole por la boca. O el terrorífico aquelarre final, clímax absoluto justo antes de que se convierta en su propia obra siendo, tanto ella como las almas de las que ha bebido, principales veneradores del cuadro instantes previos al amanecer.

La evolución de nuestra protagonista es incuestionable a lo largo de Bliss. Cada minuto, cada instante, va moldeando y convirtiendo su ser en algo completamente distinto. Es una suerte de Beatriz extraviada, que podría llegar a imaginar cómo puede ser el infierno, pero a la que nada ni nadie ha advertido, en ningún momento, de cómo es realmente el purgatorio.

La consecución de una obra maestra, eludiendo el vacío más absoluto de la incomprensión ajena, conlleva sacrificios, y ella está dispuesta a asumirlos pase lo que pase. Sus ansias de lograrlo la convierten en una vampiresa capaz de conseguir su objetivo, anhelando y absorbiendo vidas, sin importarle quién se ponga por delante. De hecho, cuantos más intenten ponerse en su camino, mucho mejor.

Dezzy deja de ser solamente carne y huesos para evolucionar su ser en algo mayor: ser parte de su propia obra. Sin embargo, sabe que puede aspirar a más, hasta convertirse ella misma en la obra y, finalmente, conseguir lo que cualquier persona querría alcanzar para sí: permanecer eterna.

[plegar]

Para no pestañear

  • La evolución del cuadro.
  • Los momentos lisérgicos.
  • Jugadores de cartas.
  • La evolución de Dezzy.
  • Los viajes en coche.
  • El acto final.

Conclusión de ‘Bliss’

Decía al principio que es complicado eso de que, cuando la inspiración se presenta, no te encuentre trabajando. Creo que hay algo aún peor, y es que te pille en un estado o un momento muy determinado, rodeado desde las debilidades más extenuantes hasta la efusividad más inquietante y perturbadora.

Bliss es la autodestrucción como forma de evolución hacia la creación, la transición por caminos colmados de trampas y oscuridad para contentar a todo el mundo, incluido a ti mismo, aunque sea a través de un imperativo cuestionable. Es una metáfora de la vida, del arte y de cómo cierta obligaciones, impuestas por otros o por uno mismo, pueden llevarte, no solo a absorber la energía de los demás, si no la tuya propia hasta no dejar nada de tu forma original.

Reportaje de Bliss en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí