Creación Guiones

Blue Moon es la ópera prima de Alina Grigore. Ha levantado mucha controversia en la 69 edición del Festival de Cine de San Sebastián, dada su temática feminista y la forma de estar rodada. La cinta forma parte de la Sección Oficial. Está protagonizada por Ioana Chitu, Mircea Postelnicu, Mircea Silaghi, Vlad Ivanov, Ionut Achivoaie, Alex Aninosanu e Ion Arcudeanu, entre otros. Producida por Inlight, Atelier de Film UNATC, Avanpost, Forest Film y Smart Sound Studios.



Blue Moon poster

Crítica de 'Blue Moon'

Ficha Técnica

Título: Blue Moon
Título original: Crai Nou

Creación Guiones

Reparto:
Ionut Achivoaie (Iura)
Alex Aninosanu (Doru)
Ion Arcudeanu (Nenea Tase)
Ioana Asofiei (Ioana)
Ioana Chitu (Irina)
Maria Ciboanu (Sorana)
Ionut Ciotir (Diaconu)
Gabriel Cojocaru (Tere)

Año: 2021
Duración: 85 min
País: Rumanía
Dirección: Alina Grigore
Guion: Alina Grigore
Música: Subcarpati
Fotografía: Adrian Paduretu
Género: Drama
Distribución: -

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de 'Blue Moon'

Sinopsis de 'Benedetta'

La película sigue la evolución psicológica de una joven hacia su proceso de deshumanización. Intenta luchar para conseguir una educación superior y escapar de la violencia de su disfuncional familia. Una ambigua experiencia sexual con un artista será el acicate que la lleve a enfrentarse a la violencia en su familia… (SSIFF 69)



En búsqueda de una vida mejor

Blue moon sigue la lucha de una joven por estudiar en una universidad en lugar de quedarse en el hogar, algo que está mal visto en determinadas regiones de todo el mundo. Los hombres de la familia ejercen violencia física y psicológica contra ella de forma sistémica. Un encuentro sexual en una fiesta hará que se replantee la relación con su familia. La cinta reflexiona con mucho acierto sobre la situación de las mujeres en la sociedad actual a través de una dirección atrevida.

En esta búsqueda por alcanzar una vida mejor y escapar de su entorno familiar nos encontramos con una mujer joven, que lo único que quiere es librarse de sus ataduras para poder ser ella misma. La opresión se realiza por cualquier medio; el teléfono, los gestos o las miradas que profieren los ‘’machos alfa’’ de la familia a ambas hermanas, vistas como mano de obra que debe trabajar por el bien de la familia. Debemos agradecer que las nuevas corrientes feministas intenten revertir acciones como estas.

Blue moon representa aquellas partes de Europa en la que siguen presentes las conductas machistas y que, por condiciones sociales, económicas y culturales, las mujeres deben quedarse al cargo del hogar. Además, podemos observar como esta situación viene dada por su condición social y familiar en un entorno concreto, nuestro mayor miedo es que esto se puede extrapolar a otras ciudades situadas en la Unión Europea.

Blue Moon

El hogar como prisión

Blue moon empieza con un ritmo trepidante y una fuerza visual que nos asombra, sin embargo, a medida que avanza la trama, va decayendo el ritmo y cayendo en una monotonía temática. La construcción narrativa es la adecuada, pero insuficiente para mantener la tensión en todo momento, ya que son los golpes del heteropatriarcado los que sustentan toda esta historia.

La violencia del hogar llega a tal extremo que Alina Grigore ha decidido emplear planos secuencia con cámara en mano, para mostrar con imágenes toda la agresividad con la que es atacada la protagonista. Estos planos la encierran en un espacio del cual no puede escapar, esta idea del hogar como prisión y del plano como extensión de este, está presente en toda la obra, buscando que el espectador sienta la misma asfixia.

Blue moon además del plano secuencia, emplea los planos de nuca tan conocidos en el nuevo cine independiente, que rechaza mostrar plenamente el rostro de la protagonista, para ello también emplea el pelo cubriendo toda la cara y una posición corporal cerrada. La crudeza de sus imágenes y una dirección de fotografía poco lograda nos sitúan en una estética al servicio de lo que se está contando, una historia sin pretensiones que trata de rompernos por dentro.

Blue Moon

Conclusión de ‘Blue moon’

Blue moon presenta unos personajes masculinos llevados al cliché, sin mucho volumen. Pero el mayor error que comete la película es la ausencia de arco de personaje, ya que esto juega a la contra de la tesis de esta historia, por ello esta obra ha generado tanta controversia. Además, el relato de lucha familiar se queda anclado en un estilo de constantes agresiones de cualquier tipo hacia su persona, algo que acaba cansando en algunos momentos.

Blue moon es una ópera prima interesante, pero no brillante. Su lucha por liberalizar a la mujer contada en plano secuencia es uno de los mayores tesoros de esta obra, que nos ha convencido, pero no ha acabado de estar afinada en algunas escenas. Las narrativas feministas están inundando la 69 edición del Festival de Cine de San Sebastián y llegan en un momento muy necesario, en el que todavía no se han conseguido superar ciertas barreras del machismo.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí