Bonding es una serie de Netflix creada, escrita y dirigida por Rightor Doyle. Hace apenas unos días se estreno su segunda temporada, la continuación de lo ya estrenado en 2019. Como entonces, la serie ha pasado ciertamente desapercibida en el catálogo de la plataforma de streaming, pero, ¿es un título a reivindicar?. Estreno en Netflix el 27 de enero.



poster de bonding

Crítica de ‘Bonding’

Ficha Técnica

Título: Bonding
Título original: Bonding

Reparto:
Zoe Levin (Tiff)
Brendan Scannell (Pete)
Micah Stock (Doug)
Theo Stockman (Josh)

Año: 2018-2021
Duración: 15 min.
País: Estados Unidos
Director: Rightor Doyle
Guion: Rightor Doyle
Fotografía: Nate Hurtsellers
Música: Adam Crystal
Género: Drama. Comedia
Distribuidor: Netflix

IMDb

Filmaffinity 

Tráiler de Bonding

 

Sinopsis de Bonding

Sin nada de dinero y sin poder trabajar en Nueva York, los mejores amigos Tiff y Pete se unen para recuperar su reputación en el mundo erótico. (Temporada 2)

Dónde se puede ver la serie



¿Erotismo o relaciones humanas?

Desde que vi la primera temporada de Bonding, la que, por cierto, creía que iba a ser la única, no he dejado de recomendarla. Entiendo porque triunfan algunas cosas dentro de la plataforma, pero de verdad que no entiendo por qué no lo hacen otras. A mí, personalmente, esta serie me parece el mejor producto para el nivel de vida que llevamos. Os cuento porqué.

Una serie de quince minutos por capítulo es un producto inteligentísimo. Su duración convierte la globalidad de la obra en algo ligerísimo, de fácil consumo, algo que ver mientras desayunas, almuerzas o cenas. Duración perfecta. Además, quién quiera no va a tener ningún problema en vérsela de un tirón, siete capítulos de quince minutos no hacen ni dos horas. Y esa es la primera temporada, la segunda sigue el mismo esquema con tan solo un capítulo más.

Y ya no es solo que te mate el rato, es que, si decides entregarte a ella y poner tus cinco sentidos en lo que estás disfrutando, vas a localizar cosas increíbles. Para empezar, Rightor Doyle y Nate Hurtsellers dotan a Bonding de una estética de carácter minimalista que me ha encandilado, puede que para muchos sea pretenciosa o tan solo bienintencionada, pero, de verdad, casi que me obsesiona lo mucho que casa con mis filias.

Si en tu caso, en cambio, te refugias más en lo narrativo, también vas a darte cuenta de algo fundamental: la serie no va del bondage ni de las dominatrix, sino de seres humanos y de cómo estos interactúan y se relacionan.

Así que, si después de todo te interesa Bonding, dale al play a este vídeo de aquí abajo que tengo muchas más cosas que contarte.

¡Si te ha gustado esta crítica, deja un LIKE, COMPARTE y SUSCRÍBETE!

Puedes encontrar más vídeos como este AQUÍ.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí