Charlatán, de la realizadora Agnieszka Holland, es un retrato que entreteje la botánica, las ideologías políticas y la imperfección humana. Estelarizan Ivan Trojan, Juraj Loj y Josef Trojan. Estreno en salas de cine españolas el 13 de agosto de 2021.



Charlatán

Crítica de ‘Charlatán’

Ficha Técnica

Título: Charlatán
Título original: Šarlatán (Charlatan)

Reparto:
Ivan Trojan (Jan Mikolásek)
Juraj Loj (Frantisek Palko)
Josef Trojan (Joven Jan Mikolásek)
Joachim Paul Assböck (Fritz Kiesewetter)
Jan Vlasák (Conserje de Mikolásek)
Martin Mysicka (El padre de Jan)
Jaroslava Pokorná (Mühlbacherová)
Václav Kopta (Juez)
Marek Epstein (Hombre en la fila)
Jana Kvantiková (Esposa de Frantisek)
Jana Olhová (La madre de Frantisek)
Miroslav Hanus (Interrogador)
Jirí Cerný (Zlatohlávek – abogado de oficio)

Año: 2020
Duración: 118 min.
País: República Checa
Director: Agnieszka Holland
Guion: Marek Epstein
Fotografía: Martín Strba
Música: Antoni Lazarkiewicz
Género: Drama
Distribuidor: VerCine

Filmaffinity

IMDB

Tráiler

Sinopsis

Desde muy joven, a Jan Mikolášek le fascinaron las plantas y sus propiedades medicinales. Pronto, se convirtió en uno de los mayores “sanadores” de su tiempo. En la época de la guerra y su posterior crisis, dedicó su vida a tratar sin distinción a ricos y pobres, a los nazis durante la ocupación y a los comunistas después de la guerra. Su popularidad acabó por irritar a las autoridades políticas. Acusado de charlatán, Mikolášek tuvo que demostrar la validez de su ciencia durante su juicio. (VerCine)



El escepticismo y el thriller político

Charlatán se enfoca en el trazo psicológico de Jan Mikolášek (Ivan Trojan), sanador checoslovaco que adquirió notoriedad en los años treinta del siglo XX. Sus diagnósticos se realizaban con el análisis de muestras de orina. Con ellas, determinaba curación o sentencia de muerte para sus pacientes. Atendiendo en su clínica a gente humilde y poderosa, recibió acusaciones de charlatanería que provocaron una persecución política.

La realizadora Agnieszka Holland añade al thriller un repaso histórico de la posguerra y el nazismo. Su trasfondo político confronta al escepticismo y la efectividad de la herbolaria. Debido a ello, la trama no muestra un propósito claro sobre su funcionalidad a causa de la ambigüedad de la temática.

A su vez, las acusaciones gubernamentales hacia Mikolášek conllevan hacia un hilo de flashbacks. Acompasando con el presente, resquebraja un ser que, si bien talentoso en su oficio, guarda complejidades como la obsesión y la violencia. Todo ello desplegado en comportamientos inusuales como el desdén por mostrar compasión a sus pacientes.

Charlatán
Copyright Marlene Film Production

Los demonios personales y el amor en Charlatán

El guion de Marek Epstein, convencional, transita entre el juicio, la juventud de Mikolášek (Jofef Trojan) y de los inicios de su clínica. Así, aborda los abruptos deseos por sanar a causa de una exposición a la violencia y la muerte por servir en el ejército. Aunado a ello, enfatiza en su ambivalencia emocional, desde su rechazo hacia la interacción familiar hasta el amor en secreto profesado hacia Palko (Juraj Loj), su asistente.

Holland, con un estilo sobrio y con instancias eróticas similares a Total Eclipse (1995), coloca también en perspectiva un romance entre hombres. Uno que, durante aquella época era inaceptable, tormentoso y condenado en sociedad.

Su vínculo afectivo es el medio por el que el protagonista muestra un claroscuro emocional. Se trata de un personaje devoto a la fe católica que también inspira poca simpatía por sus instancias de violencia y celos.

Šarlatán
Copyright Marlene Film Production

Un charlatán que elude acusaciones

Sin embargo, la exploración al pasado del sanador languidece en una trama que nunca descifra la citada charlatanería. El juicio en su contra se percibe como un aspecto que no analiza ni la veracidad o la mentira de la herbolaria como medicina efectiva. Todo ello guiando hacia un clímax que nunca termina por despegar ni explicar el terreno de la ciencia, los milagros ni la fe.

Así, el biopic toma distancia de los sucesos concernientes a la figura real de Mikolášek, para mostrar acusaciones políticas ambiguas y carentes de sentido.

Charlatán
Copyright Marlene Film Production

Conclusión de ‘Charlatán’

Charlatán es una aproximación ambigua entre la realidad y la ficción. A pesar de contar con un despliegue psicológico acertado.

El filme contiene demasiadas temáticas. Por ello, no logra cohesión en torno a la herbolaria, la conspiración política y la fe.

Reportaje de Charlatán en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí