La Nouvelle Vague, protagonizada por nombres masculinos, a menudo se ha olvidado de Agnès Varda y su trabajo como directora. Cleo de 5 a 7 es una de las grandes olvidadas dentro de esta corriente. Esta joya muestra un París rebosante de vida a través de los ojos de una cantante, Cleopatra (interpretada por Corinne Marchand), que espera ansiosa los resultados de unas pruebas médicas. Varda nos permite acompañar a Cleo durante esas dos horas de espera por los locales y las calles parisinas.



Cleo de 5 a 7

Crítica de ‘Cleo de 5 a 7’

Ficha técnica 

Título: Cleo de 5 a 7
Título original: Cléo de 5 à 7

Reparto:
Corinne Marchand (Florence ‘Cléo’ Victoire)
Antoine Bourseiller (Antoine)
Dominique Davray (Angèle)
Dorothée Blanck (Dorothée)
Michel Legrand (Bob, el pianista)
José Luis de Vilallonga (José, el amante de Cléo)
Anna Karina (Anna, la prometida rubia / Actriz en cine mudo)

Año: 1962
Duración: 90 min.
País: Francia
Director: Agnès Varda
Guion: Agnès Varda
Fotografía: Jean Rabier
Género: Drama

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Cleo de 5 a 7’

Sinopsis

Considerada como una de las mejores películas del cine francés, fue el segundo trabajo de Agnes Vardà, la “abuela de la Nouvelle Vague”, pionera del cine feminista en Europa.

Cleo, una cantante joven y guapa, espera los resultados de un análisis médico. Pasando de la superstición al miedo, de la calle de Rivoli al Café du Dome, de la coquetería a la angustia, de su casa al parque Montsouris, Cleo vive 90 minutos únicos. Su amante, su músico, una amiga y luego un soldado le abren los ojos al mundo. (FILMIN)

Premios

  • Festival de Cannes: Nominada a la Palma de Oro (mejor película). 1962

Donde se puede ver la película



La nouvelle vague

Dentro de una corriente mayormente masculina, Agnès Varda consigue hacerse un hueco entre los grandes nombres. Cleo de 5 a 7 muestra todas las características de la Nouvelle Vague francesa desapercibidamente. Comienza con unos planos en color de una pitonisa que le tira las cartas del tarot a Cleo, pero este es el único resquicio del color que se ve en la película. El blanco y negro se adueña de toda la cinta.

La protagonista es una mujer de distinguida relevancia social y sobre ella se ciñe una gran preocupación: ¿cuáles serán los resultados de la biopsia que se realizó hace unas horas? Las dos horas de espera a las que se enfrenta Cleo son narradas casi en tiempo real por Varda. Durante estas horas, la cámara acompaña a la cantante en sus paseos por París, en los cafés de la ciudad y en los trayectos en coche y autobús. En todos ellos las miradas de los parisinos hacia la cantante son constantes restándole y sumándole importancia al personaje a la vez.

Cléo de 5 à 7
© 1962 – CCFC

Entre Florencia y Cleopatra

Aunque Corinne Marchand no haya sido una actriz que haya pasado a la posteridad, su trabajo a la hora de retratar a Cleo es magnífico. La protagonista es una cantante con delirios de grandeza que se encuentra al comienzo de su carrera profesional. Varda realiza un viaje psicológico hacia el interior de Cleopatra, cuyo nombre real es Florencia. A través de la cámara, la introspección se balancea sobre dos polos: la superficialidad y la intimidad.

En la escena de la sombrerería, acompañada por el ama de llaves, Cleo se deja llevar por su lado más frívolo y superficial. Probándose sombreros de todo tipo, termina escogiendo un sombrero de invierno aun siendo verano y siendo reprobada por su ama de llaves. Esta decisión está marcada por la ambición de Cleo. Más tarde, cuando se encuentra a su amiga ella misma confiesa que no iba a ponerse ese sombrero. La belleza y juventud son para la cantante su bien más preciado. Ya lo dice al principio de la película: Mientras seas guapa, estarás mucho más viva que los demás.

Por otro lado, Marchand también deja ver el lado más íntimo de la cantante. Es el lado de Florencia. Cuando canta en su casa junto a los compositores con los que trabaja, Cleo se muestra más tierna. Además, cuando conoce en el parque a un joven soldado a punto de partir de Argelia, muestra su preocupación sobre su posible enfermedad. Ante este desconocido se muestra tan vulnerable, que la frivolidad y superficialidad de las escenas anteriores queda relegada en el olvido.

Cléo de 5 à 7
© 1962 – CCFC

Conclusión de Cleo de 5 a 7

La cinta de Agnès Varda es un diamante en bruto que no ha sido valorado lo suficiente. Siendo un clásico de la Nouvelle Vague, no se conoce tanto como otros títulos de la corriente. La excelente introspección sobre un personaje femenino que se enfrenta a una noticia que puede cambiar su vida es majestuosa de principio a fin.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí