El pasado 30 de septiembre se presentó en Teatro del Barrio, dentro del marco de Surge Madrid 2022 Contención mecánica, una obra teatral de Teatro de los Invisibles. Esta producción aborda la violencia psiquiátrica, mostrando sin tapujos los abusos que se cometen a las personas que son psiquiatrizadas. Escrita y dirigida por Zaida Alonso, está protagonizada por la propia Alonso, Jesús Irimia, Javier Pardo, Júlia Solé y la colaboración especial de Rafael Carvajal.



Contención mecánica

Crítica de 'Contención mecánica'

Ficha Técnica

Título: Contención mecánica
Título original: Contención mecánica

Reparto:
Zaida Alonso
Jesús Irimia
Javier Pardo
Júlia Solé
Rafael Carvajal

Duración: 75 min. apróx.
Dirección: Zaida Alonso
Dramaturgia: Zaida Alonso
Ayte Dirección y asistente en la dramaturgia: Javier Pardo
Activista loca colaboradora:
Marta Plaza
Diseño de iluminación:
Rocío Sánchez Prado
Espacio sonoro:
Jesús Irimia
Videoescena:
Jessica Burgos
Coreografía:
Javier Pardo
Fotografía:
Corina López de Sousa
Diseño gráfico y comunicación:
Javier González, Adiria
Mirada externa:
José María Esbec y Camila Vecco
Producción: Teatro de Los Invisibles

Sinopsis de 'Contención mecánica'

Contención mecánica es un proyecto de teatro documental que nace para denunciar la violencia psiquiátrica y, más en concreto, una práctica que sigue siendo habitual en las plantas de psiquiatría del estado español. La obra hibrida aspectos testimoniales y performativos para servir de altavoz a un colectivo invisible para la mayoría: las personas psiquiatrizadas que han sufrido algún tipo de vulneración de derechos durante sus ingresos médicos. ¿Por qué se sigue realizando esta práctica? ¿Se escucha realmente a las pacientes o son anuladas sistemáticamente por su diagnóstico? (TEATRO DEL BARRIO). 



Contención mecánica
Foto de Corina López de Sousa

Prácticas inconcebibles

Teatro de los Invisibles arroja luz sobre uno de los temas más escondidos en sociedad, bajo el nombre de Contención mecánica. Como su propio nombre indica, se expone el fracaso del sistema sanitario español al hacer uso de esta estrategia de tortura de una manera deshumanizada y cruel. Por tanto, la dramaturgia se apoya en testimonios reales, que ilustran el infierno vivido. En ellos, se halla una cercanía y una realidad cruda, sin aditivos, sin adornos, lo que causa aún mayor impacto en el espectador. Sin duda, se convierte en una de las mejores decisiones narrativas, al tratarse un tema que una parte importante de la sociedad desconoce. Por tanto, es duro y sobrecoge, pero no cae en el morbo, lo que le da una perspectiva humana muy acertada para crear una empatía con los asistentes.

La estructura del relato se divide en episodios, donde no sólo tienen cabida los testimonios, sino que también se presentan diferentes géneros narrativos como la comedia. Gracias a ello, el guion adquiere un contraste de situaciones que le da unas posibilidades más interesantes. Por ejemplo, la parte de la divulgación científica, mostrada en un YouTuber, no sólo sirve como canal de información, sino que cumple con su intención irónica de ilustrar la visión social. Después, hay partes como el concurso, al más puro estilo televisivo, que contraponen la mirada pública con la mirada interior de quién es considerado un doliente mental. En resumen, el conjunto rema a favor, permitiendo que el mensaje sea claro y preciso. Por lo cual, su tesis se comprueba, convirtiéndose no en un mero instrumento dramático sino también en una obra de una gran carga social en ella.

Teatro de los Invisibles
Foto de Corina López de Sousa

Recreación del horror

Un total de cuatro actores conforman el reparto de Contención mecánica, junto a la colaboración especial del artista Rafael Carvajal. En primer lugar, Júlia Solé potencia mayormente su lenguaje no verbal, mediante un uso del cuerpo y del movimiento que le permite llegar a buen puerto. Asimismo, su interpretación basada en la palabra se realiza desde una mirada natural y cercana, dotándolo de total humanidad. Además, se puede ver la confianza y la sinergia que forma con el resto de sus compañeros. Su trabajo expresivo es excelente. Después, Jesús Irimia realiza una labor en la misma línea artística, sacando partido al cuerpo, la acción, la expresión facial, las manos… siendo una actuación muy visual, muy enriquecida por lo físico. También cuida la facción más unida al texto, donde se ve una entonación y una voz muy potentes.

Javier Pardo se lanza al escenario, destacando sobre todo por dar vida a este divulgador que encaja perfectamente en el estándar que se tiene en mente al hablar de ellos. Por tanto, en esta parte, lo maneja a la perfección, sabe cuál es la expresión a utilizar y triunfa al darle toda la verosimilitud que necesita. Únicamente, seguramente por el estreno, se encontraba algo nervioso y el espectador podía ser consciente de ello en partes muy concretas. Aún así, se entrega totalmente a la escena y se ve la conexión que hay con el resto del elenco. Zaida Alonso y Rafael Carvajal culminan el trabajo dramático. Por su parte, Alonso mantiene ese duende especial, explorando la sensibilidad que transmite en escena. Mientras, Carvajal protagoniza uno de los momentos más bonitos, al ver a su obra y autor juntos, en un rito catártico.

Teatro de los Invisibles
Foto de Corina López de Sousa

Teatro documental

El estilo del teatro documental se apodera de Contención mecánica desde el principio. Sin embargo, apuesta también por distintos elementos estéticos y artísticos que aportan a la convergencia de los estilos elegidos. Por un lado, el efecto sonoro a través de los testimonios, junto con el uso de la microfonía en directo, ambas ofrecen un golpe de efecto plausible. Únicamente, habría que medir volúmenes y evitar que se pisen en el espacio sonoro para no transmitir ruido. Luego, la realización audiovisual es un atractivo que logra su cometido, además de recoger imágenes reales de los ponentes que forman parte de la escena. Un complemento estético suficiente. Por otra parte, el espacio escénico, donde camillas, disfraces de rata, uniformes blancos, agua... toman la escena, una construcción muy eficaz, que implora la frialdad y la transmisión de dolor que se buscan en ese medio metalizado.

En ese encuentro multidisciplinar es donde se ven las capacidades del montaje, además de una sensibilidad y compromiso con el espectáculo muy presentes. Por ello, ofrecen escenas realmente poéticas y bellas como el poema de Carvajal, o desgarradoras como la recreación de la violencia y actuales como el directo en YouTube. Sin embargo, todavía habría que pulir la sinergia que se produce entre los distintos conceptos, dado que todavía falta por matizar la cohesión entre ellos. Cada una logra su cometido y sorprende de forma individual, pero la fluidez se encuentra en construcción. No obstante, no mengua el mensaje y la reflexión que se busca con este proyecto, por lo que partiendo de un resultado más que notable, puede ser todavía mejor de lo que ya es. El riesgo conlleva a la mejora y esta propuesta es valiente y se agradece que haya ese tipo de formatos artísticos.

Contención mecánica
Foto de Corina López de Sousa

Conclusión

Contención mecánica es una obra necesaria por su mensaje, que expone las heridas de prácticas inhumanas en relación a la salud mental. Gracias a una investigación comprometida, el libreto se elabora desde la critica y la visibilidad ante una problemática urgente. Asimismo, sus intérpretes se sumergen de lleno en la propuesta, valorándose sobre todo su excelente gestión expresiva. Después, la propuesta escénica logra una combinación de lenguajes artísticos muy ricos, que exponen el bagaje cultural de su creadora y su sensibilidad. Únicamente, puede fluir todavía más y lograr una cohesión más orgánica. Un estudio teatral que da su lugar a las víctimas de prácticas crueles, siendo una denuncia pública de vital importancia.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8 / 10
80 %
Artículo anterior"Los Montaner" invita al público a conocer de cerca la vida de la icónica familia
Artículo siguienteCheek by Jowl versiona "La vida es sueño", comenzando su gira el 14 de octubre en el Teatro Lope de Vega de Sevilla
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
contencion-mecanica-critica-teatroUna obra necesaria por su mensaje, que expone las heridas de prácticas inhumanas en relación a la salud mental. Gracias a una investigación comprometida, el libreto se elabora desde la critica y la visibilidad ante una problemática urgente. Asimismo, sus intérpretes se sumergen de lleno en la propuesta, valorándose sobre todo su excelente gestión expresiva. Después, la propuesta escénica logra una combinación de lenguajes artísticos muy ricos, que exponen el bagaje cultural de su creadora y su sensibilidad. Un estudio teatral que da su lugar a las víctimas de prácticas crueles, siendo una denuncia pública de vital importancia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí