Countrymen llega a Filmin el 28 de febrero. Esta producción noruega compuesta de 8 episodios narra las aventuras de un curioso grupo de amigos que, con el fin de ocultar sus verdaderas intenciones, se convierten en queseros. Galardonada con el Premio al Mejor Reparto y el Premio del Jurado Joven en el festival CannesSeries, la serie está escrita por Anne Björnstad (Los Visitantes, Lilyhammer), que aquí vuelve a tratar temas muy serios a través de la comedia y el absurdo.



 

Countrymen

Crítica de 'Countrymen'

Ficha Técnica 

Título: Countrymen
Título original: Jordbrukerne

Reparto:
Nader Khademi (Marwan)
Ayaz Hussain (Adil)
Jonas Strand Gravli (Tariq)
Arben Bala (Khabib)
Erika Mamelund (Kiki)

Año: 2021
Duración: 8 episodios de 45 min.
País: Noruega
Dirección: Izer Aliu, Aurora Gossé, B. Vahabpour
Guion: Anne Bjørnstad, I. Aliu
Música: Mergim Aliu
Género: Comedia. Ciencia ficción
Distribuidor: Filmin

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Countrymen‘ en versión original

Sinopsis 

Un grupo de jóvenes noruegos se mudan a una granja en la pintoresca Telemark, supuestamente reunidos por su interés por la agricultura. Marwan y su hija se unen a ellos cuando sus planes de viaje fallan. La vida en el campo no será tan sencilla para esta panda de inútiles, que, sin comerlo ni beberlo, acabarán fundando el primer negocio de queso halal de Noruega. (Filmin)



Un muy buen comienzo

El primer episodio de Countrymen es una excelente carta de presentación de la serie. Además de hacernos soltar unas cuantas carcajadas, sorprende ver a los protagonistas comentando la jugada al estilo de Gran Hermano. Por si fuera poco, el gran trabajo en la sala de montaje se traduce en transiciones de lo más originales y el ritmo al que se desarrolla la trama es lo suficientemente enérgico como para captar nuestra total atención y dejarnos con ganas de un segundo episodio.

Asimismo, la dinámica entre los protagonistas, cuatro hombres y una niña que acaban compartiendo granja en la campiña noruega, parece prometer subtramas cargadas de risas y también de ternura. Y por si fuera poco, se agradece el hecho de que temas tan serios como el terrorismo, el racismo o la islamofobia, aun tratados en tono de humor, no pierdan su carga de seriedad.

Countrymen
Copyright Filmin

La granja de los hermanos Marx

De las muchas promesas que hace el primer episodio a nivel narrativo y cinematográfico, Countrymen termina por cumplir solo algunas de ellas. Desacertadamente, a medida que avanza la historia, Anne Bjørnstad e Izer Aliu, guionistas de la serie, invitan a más y más personajes secundarios. Por consiguiente, no tarda en formarse una maraña de subtramas imposible de desenredar que acaba por quitar el foco de atención de los protagonistas. Asimismo, como resultado de tanta confusión, la serie acaba plagada de agujeros de guion insalvables.

En lo que se refiere al aspecto cinematográfico, Countrymen continúa jugando con el lenguaje audiovisual pasado el primer episodio, rompiendo la cuarta pared o invitando a un imitador de Morgan Freeman a dar más empaque a la narración. Las originales transiciones del primer episodio, sin embargo, se convierten en un recuerdo y el formato reality, llegado cierto momento, no parece dar más de sí.

Jordbrukerne
Copyright Filmin

Con prisas

A pesar de las piedras que Countrymen va poniendo en su propio camino, la serie funciona muy bien como crítica social en clave de humor, reflejando lo absurdo de nuestros miedos y riéndose de lo que, a primera vista, parece demasiado serio. Lástima que no se tomen el tiempo necesario para tratar determinadas tramas con más calma.

Countrymen, definitivamente, se habría beneficiado del típico formato de las sitcoms. Con una premisa con tanto potencial, 20 episodios de 20 minutos, por ejemplo, habrían permitido incluir subtramas con un principio y un final, así como tratar temas de importancia sin dejar de lado la relación entre los cinco protagonistas. Después de todo, la calidad interpretativa de los principales miembros del reparto es innegable y haberles dado tiempo a sus personajes para crecer habría sido un acierto. 

Countrymen
Copyright Filmin

Conclusión de 'Countrymen'

A pesar de apabullarnos con un aluvión de personajes y subtramas  superfluas en un corto espacio de tiempo, Countrymen no deja de ser una serie divertida que sorprende tanto por su estilo narrativo como por la ligereza con la que trata temas extremadamente serios.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí