Crítica de Cincuenta Sombras Liberadas dirigida por James Foley

Cincuenta Sombras Liberadas es la tercera y supuesta (o eso esperemos) final de la trilogía basada en las novelas eróticas de E.L. James. James Foley dirige un guión de Niall Leonard, protagonizado por Dakota Johnson y Jamie Dornan, en donde sus personajes, Anastasia y Christian se casan, tienen mucho sexo y luchan contra un villano de su pasado. Unos años después de “Cincuenta Sombras más Oscuras”, llega la muy esperada conclusión para los fanáticos de la trilogía y promete un “clímax” emocionante. Estreno el 9 de Febrero.



Cincuenta Sombras Liberadas

Crítica de Cincuenta Sombras Liberadas

Ficha Técnica

Título: Cincuenta Sombras Liberadas
Título original: Fifty Shades Freed

Reparto:
Dakota Johnson (Anastasia Steele)
Jamie Dornan (Christian Grey)
Luke Grimes (Elliot Grey)
Rita Ora (Mia Grey)
Arielle Kebbel (Gia Matteo)
Kim Basinger (Elena Lincoln)
Tyler Hoechlin (Boyce Fox)
Eloise Mumford (Eloise Mumford)
Callum Keith Rennie (Ray Steele)
Eric Johnson (Jack Hyde)
Marcia Gay Harden (Grace Trevelyan Grey)
Max Martini (Taylor)
Brant Daugherty (Abogado)
Dylan Neal (Bob Adams)
Fay Masterson (Gail Jones)
Michelle Harrison (Rhian Flynn)
Robinne Lee (Ros Bailey)
Bruce Altman (Jerry Roach)
Amy Price-Francis (Elizabeth Morgan)
Victor Rasuk (José)
Andrew Airlie (Carrick Grey)
Sachin Sahel (Técnico)
Gary Hudson (John Lincoln)
Lisa MacFadden (Recepcionista)

Año: 2018
Duración: 105 min.
País: Estados Unidos
Director: James Foley
Guion: Niall Leonard (Novela: E.L. James)
Fotografía: John Schwartzman
Música: Danny Elfman
Género: Drama. Romance
Distribuidor: Universal Pictures International Spain

Tráiler

Donde comprar la película

Oferta
Cincuenta Sombras Liberadas [Blu-ray]
  • Universal Pictures (06/06/2018)
  • Tiempo de ejecución: 110 minutos
  • Dakota Johnson, Jamie Dornan
  • Inglés, Castellano, Danés, Holandés, Finlandés, Francés, Islandés, Noruego, Portugués, Sueco

Donde comprar la novela

Oferta
Cincuenta sombras liberadas (Cincuenta sombras 3) (BEST SELLER)
  • E.L. James
  • Editor: DEBOLSILLO
  • Edición no. 1 (01/25/2018)
  • Tapa blanda: 656 páginas

Sinopsis

Jamie Dornan y Dakota Johnson vuelven a encarnar a Christian Grey y Anastasia Steele en Cincuenta Sombras Liberadas, el tercer capítulo de la saga basada en la exitosa novela homónima que ha sido superventas en nuestro país y que se ha convertido en un fenómeno mundial. La continuación de la historia, que empezó con los éxitos de taquilla Cincuenta Sombras de Grey en  2015 y Cincuenta Sombras Más Oscuras en 2017, cuya recaudación ascendió a casi 950 millones de dólares en todo el mundo.

Cincuenta Sombras Liberadas está dirigida por James Foley (Pasión Obsesiva, la serie “House of Cards”) y producida por Michael De Luca, Dana Brunetti y Marcus Viscidi con E L James, la creadora de la exitosa saga que ha traspasado fronteras. (Universal Pictures International Spain)



De que va

Anastasia (Dakota Johnson) y Christian (Jamie Dornan) ven culminar su ardorosa (que no ardiente) pasión en una boda blanca, con la falsa ilusión de que todas las sombras más oscuras de su pasado han quedado… bueno… en la película anterior.

Así que salen de luna de miel a Europa en la única manera en la que los ultramillonarios lo hacen: yates, aviones privados, exclusivos spots turísticos, fashion y glamour al tope….. Estando allá, el señor Grey es avisado que hubo un intento de ataque en sus oficinas.

Al parecer, algunas nubecillas insidiosas se empeñan en oscurecer su romance.

Y sí, Jack Hyde (Eric Johnson) el perverso exjefe de Anastasia (despechado y despedido), reaparece en escena para tratar de arruinarles su lujosísima felicidad y tórridas noches de sexo.

Porno para mamás

La lúbrica exhibición de “porno para mamás” llega a su desenlace en el esperado momento de “sentar cabeza, planear una familia y ser muy felices por siempre” y para demostrar que pueden sostener una tercera instalación de una trama que se hubiera podido resumir en 20 minutos, nos recetan una especie de larguísimo videoclip de varias de las rolas que posee el soundtrack; (que una vez más cabe decir han sido lo más rescatable de la serie completa).

Cincuenta Sombras Liberadas

De esa forma, la trama se resume en un set de varias rolitas cachondas para desenfrenar fantasías, mientras alrededor pasan varios acontecimientos que sirven a manera de plástico de burbujas, para empacar un guión frágilmente construido basado en un texto de una repetición e inconsistencia monumentales.

Basta decir que se empieza con la escena de la boda que podría rivalizar sin pena con la boda de Bella y Edward en Crepúsculo. Encajes, velos, lujo, flores y crema chantilly al por mayor, mientras Ana se abrocha los botones de su traje nupcial.

y hace su entrada y sus votos.

Desarrollo pobre y lleno de clishes

La temática general y el desarrollo de los personajes es tan pobre y lleno de clishes que difícilmente se podría elegir cuál de todos los plots  es el más arquetípico en el peor sentido de la palabra.

Es muy fácil que de inmediato surja enorme el pensamiento de: cuánto de manipulación (y profusa entrega de lo esperado) a un público sin exigencias, al que se le conquistó prometiéndoles “noches de pasión desenfrenada” puede caber en casi dos horas? Las posibilidades son… infinitas. Pero sin duda estas Cincuenta Sombras Liberadas dan buena cuenta de ello.

Cincuenta Sombras Liberadas

Pero, no todo está perdido; llega un momento en el que la película comienza a volverse contra sí misma, o vamos a llamar a “reconformarse”, como una sátira cómica de todo su contenido y abordando ese camino, la comicidad involuntaria puede ser la estrella absoluta. Solo hace falta saber leer entre líneas y puede pasarse un momento sumamente divertido riéndose a mandíbula batiente por el enorme cúmulo de insensatez con el que sin piedad se bombardea a la audiencia.

También, en un deslavado intento por llenar el puntito del “empoderamiento femenino”, Ana posee varios diálogos que reafirman que cuando se es megamillonario no hace falta nada más para “empoderarse” que sacudir la cartera; se pueden dar “respuestas agudas” o tomar actitudes de poder solo porque se ostenta un título que anteriormente no se tenía. Dando como resultado no un empoderamiento, sino una prepotencia exultante.

Personajes

Si algo hay que reconocerle a Dakota Johnson es que ella es en lo que se sostiene la película, no nos sorprende en nada pero al menos es consistente con su personaje y tiene sus chispazos de buen humor. En lo que respecta a Jamie Dornan poco se puede decir más que, independientemente de sus atributos físicos, el personaje siempre le quedó grande y que si es buen actor, se reservó sus talentos para una mejor ocasión.

Ni hablar de todos los personajes del coro, ni de las situaciones colaterales, porque solo sirven en la medida en la que intentan (siempre sin éxito) atentar contra la calentura de Ana y Christian, todo el elenco restante se convierten en “extras” cuyo rol casi es de “árbol #2” dentro del glamoroso videoclip de lujo extremo y música ambiental para cuando se necesitan justificaciones para tener sexo.

Todo muy previsible

Algo de lo que no puede escapar la película es de tener el final conocido por los lectores de las novelas y fácilmente imaginable por cualquier ser humano que vea cinco minutos de la película 1. Puedes tener sexo a raudales en las maneras más extremas, pero al final triunfa resplandeciente e inmaculado el amor y la familia.

Tal vez no importa que 592 páginas de este volumen en novela escrita posean o no justificación, estructura de sus personajes, crecimiento de la trama o giros inesperados para mantener la tensión… sino que según sus promotores “plantee una “fábula romántica”; cada quién es libre de pensar lo que quiera.

Cincuenta Sombras Liberadas

Lo que es indubitable es que el leitmotiv principal de toda la trama, el ingrediente de los juegos sexuales, se ha hecho tan rutinario que ya no sobresalta a nadie, la propuesta del juego de poder entre ambos tampoco es para tirarse de los pelos nos queda muy claro que Ana y Christian no tienen nada más que contarnos, más que incidencias sin relación a la trama sexual y por lo tanto que no dejan de percibirse como “añadidos” casi sin importancia: si Christian canta o no, o si es capaz de derramar una lágrima. Si Ana es la reencarnación de Fitipaldi o si es solo un nuevo modelo de esposa perfecta de Stepford con aditamentos sexuales.

Punto y final

Al final como en toda historia tradicional se casaron y fueron muy, muy felices e inmensamente millonarios. El cuarto rojo se hizo sala de televisión y los juguetes sexuales se donaron al museo del sexo en Holanda. Salieron en portadas de revistas del corazón, compraron una casa en los Hamptons y mientras su incalculable fortuna seguía creciendo, tuvieron todos los hijos que Dios les mandó. La vida es maravillosa!.

Calificación: 2 de 10

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Comunicólogo, fan del cine y la TV, escritor de telenovelas y otros programas y comentarista de entretenimiento desde hace… varios años.

Fabian Quezada Leon

Comunicólogo, fan del cine y la TV, escritor de telenovelas y otros programas y comentarista de entretenimiento desde hace... varios años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *