Crítica de El Tesoro dirigida por Corneliu Porumboiu

El Tesoro llega a nuestras carteleras con un poco de retraso tras su estreno el año pasado en el Festival de Cine de Cannes donde consiguió el Premio al Mejor Reparto en la Sección Un Certain Regard. El director rumano Corneliu Porumboiu nos cuenta una peculiar historia de aventuras en un tono de comedia absurda.



El Tesoro

Crítica de El Tesoro

Ficha Técnica

Título: El Tesoro
Título original: Comoara (The Treasure)

Reparto:
Toma Cuzin (Costi)
Adrian Purcarescu (Adrian)
Corneliu Cozmei (Cornel)
Radu Banzaru (Vanzator)
Dan Chiriac (Lica)
Iulia Ciochina (Vanzatoare)
Marius Coanda (Policia 2)
Florin Kevorkian (Sef Costi)
Laurentiu Lazar (Petrescu)
Ciprian Mistreanu (Policia 1)
Ana Maria Stegaru (niña de Adrian)
Cristina Cuzina Toma (Raluca)
Nicodim Toma (Alin)
Clemence Valleteau (Emma Dumont)

Año: 2015
Duración: 85 min.
País: Rumanía
Director: Corneliu Porumboiu
Guion: Corneliu Porumboiu
Fotografía: Tudor Mircea
Música:
Género: Comedia. Drama
Distribuidor: Surtsey Films

Tráiler

Donde comprar la película

El tesoro [DVD]
  • Cameo (03/22/2017)
  • DVD, Para todos los públicos
  • Tiempo de ejecución: 85 minutos
  • Toma Cuzin, Adrian Purcarescu, Corneliu Cozmei, Cristina Cuzina Toma, Nicodim Toma
  • Español, Rumano

Sinopsis

En Bucarest, Costi es un joven padre de familia feliz. Por las noches, le gusta leer las aventuras de Robin Hood a su hijo de seis años para ayudarle a conciliar el sueño. Un día, su vecino le confiesa que está seguro de que hay un tesoro enterrado en el jardín de sus abuelos. Y si Costi acepta alquilarle un detector de metales y acompañarlo por un día, estaría dispuesto a compartir el botín con él. Aunque al principio se muestra escéptico, y a pesar de todos los obstáculos, finalmente Costi se deja llevar por la aventura… (Surtsey Films)

Premios

  • Festival de Cannes: Mejor reparto (“Un Certain Regard”). 2015


Situemos la acción

En El Tesoro, a un joven padre de familia, Costi (Toma Cuzin) un día su vecino Adrian (Adrian Purcarescu) le confiesa la más que probable posibilidad de la existencia de tesoros escondidos en los terrenos de la casa de sus abuelos pero no puede permitirse los aproximadamante 800 euros que supone contratar un detector de metales.

Por tal motivo, le pide ayuda económica como socio capitalista para costear los gastos generados por el alquiler del detector a cambio de compartir a medias los posibles beneficios obtenidos por el reparto del tesoro. El escepticismo inicial de Costi poco a poco se va transformando, y no podrá resistir la tentación por encontrar el oro, hasta el punto que organiza su trabajo con el fin de tener tiempo libre para contratar los servicios de un profesional, Cornel (Corneliu Cozmei), lo que originará una serie de equívocos y divertidas situaciones en la oficina con su jefe.

Basado en hechos reales

Lo atractivo y mágico de El Tesoro reside en su simplicidad y en carecer de pretensiones artísticas y estilísticas con lo que tan solo parece un intento de Corneliu Porumboiu por salvar el frustrado proyecto inicial basado en un documental sobre la historia familiar de su amigo Adrian Purcarescu, según la cual su abuelo habría enterrado un importante tesoro en el jardín de su casa antes de que los comunistas se hicieran con el poder. La búsqueda fue un fracaso debido a que el tesoro no pudo encontrarse, y el motivo que propició la cancelación del documental.

El Tesoro

Sin embargo, el proyecto siguió adelante para transformarse en una película de ficción, donde el propio Adrian Purcarescu y Corneliu Cozmei se interpretan a si mismo, uno como el vecino que pide ayuda a Costi para realizar el viaje en busca del tesoro y el otro como el técnico contratado portador del detector de metales.

Aventura surrealista

La aventura llevada a cabo por Costi y Cornel raya lo absurdo y surrealista pero vista con ternura y complacencia por los espectadores debido a la ingenuidad de nuestros dos héroes a la hora de afrontar y tomar decisiones en su ansiada búsqueda, provocando situaciones de lo más disparatadas y cómicas sobre todo cuando se encuentran en el interior de la casa y en el jardín observando las reacciones de los detectores de metales, uno que emite ruidos y otro que elabora gráficos.

Esta aventura está muy alejada de las proezas de Robin Hood descritas en el libro que Costi lee a su hijo todas las noches en la cama antes de ir a dormir donde aparecen malvados villanos, cortesanas y princesas en peligro y combates de espadas. El verdadero interés de Costi sobre esta hazaña destinada a la búsqueda del tesoro escondido está encaminada a remover su anodina vida para transformarse en un héroe hecho realidad ante los ojos de su hijo, como en las historias de los cuentos.

Punto y final

Corneliu Porumboiu al igual que en sus excelentes películas anteriores, “12:08 al este de Bucarest” (2006) y “Policía, Adjetivo” (2009), en El Tesoro despliega el uso del tiempo real a esmerados y laboriosos fines donde lo absurdo y cotidiano se dan la mano.

Utiliza un enfoque discreto para convertir los minuciosos detalles de la existencia cotidiana, la burocracia, la rutina diaria, el pago de facturas…., en una comedia absurda.

El Tesoro está lleno de sutiles observaciones relacionadas con la identidad nacional, no solo en la forma en que los rumanos miran al pasado donde la época comunista se ve como algo oscuro para olvidar, sino también en el presente en la forma en la que ven la educación de los hijos y el respeto en la ley.

CALIFICACIÓN: 70/100

Reportaje de El Tesoro en Días de Cine TVE

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing….

Eduargil

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *