Crítica: Los hijos de Satán (Satan’s Slaves) | El remake del remake

Joko Anwar dirige Los hijos de Satán, cinta a priori insípida por su apariencia poco innovadora. Ganadora de siete galardones en el Festival Film Indonesia (2017), ¿tendrá la película alguna virtud escondida? Estreno en Movistar el 13 de Noviembre y en cines el 16 de noviembre.



Los hijos de Satán

Crítica de Los hijos de Satán

Ficha Técnica

Título: Los hijos de Satán
Título original: Pengabdi Setan (Satan’s Slaves)

Reparto:
Bront Palarae (Padre)
Tara Basro (Rini)
Endy Arfian (Tony)
Dimas Aditya (Hendra)
Nasar Annuz (Bondi)
M. Adhiyat (Ian)
Ayu Laksmi (Madre)
Egy Fedly (Prudente)
Elly D. Luthan (Abuela)
Arswendi Nasution (Ustadz)
Fachry Albar (Batara)
Asmara Abigail (Darminah)

Año: 2017
Duración: 106 min.
País: Indonesia
Director: Joko Anwar
Guion: Joko Anwar, Naryono Prayitno, Subagio S., Imam Tantowi (Remake: Sisworo Gautama Putra)
Fotografía: Ical Tanjung
Música: Bembi Gusti, Tony Merle, Aghi Narottama
Género: Terror
Distribuidor: Cinemaran

Tráiler

Sinopsis

Tras el fallecimiento de su madre, una familia comienza a percibir extraños sucesos en su propia casa y descubre que hay un espíritu maligno entre ellos y que se han desatado una serie de posesiones y asesinatos, a raíz de un pacto satánico que su madre hizo muchos años antes. Ahora su espíritu regresará por el último de sus hijos. (Cinemaran)



Dos metros no son suficientes

La fiesta de Halloween se llena de pequeños vástagos cuando el 31 de Octubre se acerca como una sombra dulce. Unos preparan los disfraces, otros el alcohol y los porros, y existe un tercer grupo que busca en la cartelera cintas que acuchillen la pantalla de cine y emerjan con una sonrisa sangrienta. Este último grupo experimenta algo parecido al éxtasis o a la proyección psíquica de otra personalidad en sus cuerpos; esa personalidad que todo el año racaneaba un mínimo de calidad y de caricias por parte de la crítica ahora se conforma con el título que logre agitarle levemente en el asiento porque: “¡qué coño! ¡Es Halloween!”.

Los hijos de Satán

Los hijos de Satán corresponde a esa lista halloweenesca sin aparecer en su fecha. Estrenada oficialmente el 28 de septiembre de 2017 en Indonesia, la película se ha arrastrado como una enfermedad por distintos festivales especializados en terror hasta que por fin, este mes de noviembre, llegará a España por medio de la plataforma Movistar + el día 13 y en cines el 16. ¿Qué es entonces Los hijos de Satán? ¿Una película olvidada que ha llegado rascando de puerta en puerta con sus uñas ya rotas? Es una película tardía, desde luego. Un residuo de Halloween al que algún distribuidor ha llegado tarde.

Demonios, niños y extenso cabello moreno

La película va perdiendo trozos de carne conforme se va descomponiendo minuto a minuto. Pierde sus dientes ya podridos, se le cae una verdosa orejita y sus articulaciones ya chasquean a punto de partirse. Los hijos de Satán comienza creando una atmósfera llena de padecimiento, de malestar, y fustiga al espectador muy levemente con tramos de tensión que quieren acabar en susto. En este intervalo la película de Joko Anwar demuestra que posee una planificación muy cuidada y un equipo técnico que poco tiene que envidiar al de las grandes producciones norteamericanas, sin ir más lejos la recreación de la ambientación (año 1981) está absolutamente conseguida. Y ahí se le cae un trozo de grasa podrida, y ahí va un mechón de pelo con dádiva.

El desarrollo de Los hijos de Satán es una pequeña calamidad. La tensión generada durante sus primeros minutos se va diluyendo en un collage de ideas importadas. Sí, será el remake de un remake, pero eso no exime a la película de la lucha por crear algo novedoso. Y es que no es el hecho de que esta pasta cinematográfica ya haya sido regurgitada dos veces, el problema radica en que sus personajes caminan sobre los clichés del género más fétidos y degenerados.

Cause this is thriller

El reparto encabezado por Tara Basro realiza un trabajo muy basculado. La actriz protagonista no pierde la mirada de su personaje ni entre la cotidianidad ni en el horror; lo mismo podría decirse de sus jóvenes acompañantes protagonistas: Endy Arfian compone un adolescente muy creíble y los niños Nasar Annuz y M. Adhiyat ni molestan ni rebajan el nivel de la película. Una lástima que ni este casting ni el talentoso trabajo de Joko Anwar y el equipo técnico logren levantar la acumulación de tópicos que se suceden uno detrás de otro ordenadamente.

Los hijos de Satán

Si este muerto viviente ya apenas puede caminar, tenemos que añadir el tiro al pecho de la labor realizada en montaje y en la pista de audio. La broma de elevar el sonido en sustos o acariciar el violín en circunstancias tensas ya debería haberse olvidado. Pero ¡truco o trato!, y nos han llenado el salón –que no la sala de cine- de huevos podridos. Es una lástima, de verdad, pues los despojos de Halloween, estas películas que llegan tarde a la fiesta, también pueden ser disfrutables, algunas merecen un abrazo, pero Los hijos de Satán está tan desfigurada que del mero roce se descompondría en una nube de polvo.

Conclusión

Si no te importa revisitar los tópicos del cine de terror Los hijos de Satán puede ser una película con la que ir de la mano a estos lugares. Es un filme en el que a partir de cierto punto no puedes evitar quejarte en voz alta, charlar sobre la otra película a la que parece estar referenciando o el próximo viaje que te gustaría hacer. Sin esperar gran cosa, si el género te apasiona y si ya tienes esa plataforma audiovisual que la ofrece, puede ser un nuevo título que agrade a la lista de visionadas; tic.

CALIFICACIÓN: 5/10

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

El Ed Wood de los técnicos en realización y de los estudiantes de periodismo frustrados. Amante del cine, casado con la literatura y tonteando con la videojuerga.

Daniel González Fernández

El Ed Wood de los técnicos en realización y de los estudiantes de periodismo frustrados. Amante del cine, casado con la literatura y tonteando con la videojuerga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This