Stefan Zweig: Adiós a Europa es una película biográfica centrada en los últimos seis años de la vida del escritor austriaco Stefan Zweig, que junto a Thomas Mann fue uno de los autores en lengua alemana más conocidos en el exilio durante el Tercer Reich. Destaca la magnífica y sorprendente interpretación de Joseph Hader, al que estamos acostumbrados a verle en papeles de comedia (Yo y KaminskiLife EternalDer KnochenmannSilentium…..), y dentro de poco en su debut como director con su comedia dramática Wilde Maus.



Stefan Zweig

Crítica de Stefan Zweig: Adiós a Europa

Ficha Técnica

Título: Stefan Zweig: Adiós a Europa
Título original: Stefan Zweig: Farewell to Europe

Reparto:
Tómas Lemarquis (Lefèvre)
Barbara Sukowa (Friderike Zweig)
Josef Hader (Stefan Zweig)
Charly Hübner(Emil Ludwig)
Lenn Kudrjawizki (Samuel Malamud)
Harvey Friedman (Friedman)
Cristina do Rego (Alzira Soares)
Ivan Shvedoff (Halpern Leivick)
Manuel Cortez (Maitre)
Valerie Pachner (Alix Störk)
Matthias Brandt (Ernst Feder)
Nicolau Breyner (Leopold Stern)
Nahuel Pérez Biscayart (Vitor D’Almeida)
André Szymanski (Joseph Brainin)
Oscar Ortega Sánchez (Sanchez)
Maria Vieira (Ana de Oliveira)
Matthew Waynee (Domingo Melfi)

Año: 2016
Duración: 106 min.
País: Austria
Director: Maria Schrader
Guion: Maria Schrader, Jan Schomburg
Fotografía: Wolfgang Thaler
Música: Tobias Wagner
Género: Drama. Biográfico
Distribuidor: Caramel Films España

Tráiler

Donde comprar la película

Stefan Zweig. Adiós a Europa [DVD]
  • Cameo (08/23/2017)
  • DVD, Control parental recomendado
  • Tiempo de ejecución: 106 minutos
  • Tómas Lemarquis, Barbara Sukowa, Nicolau Breyner, Charly Hübner, Lenn Kudrjawizki y Ivan Shvedoff
  • Francés, Español, Alemán, Inglés, Portugués

Sinopsis

Stefan Zweig  fue uno de los personajes más irrepetibles del siglo XX. Escritor, biógrafo y activista social, este intelectual austriaco y judío se vio obligado a huir de su país debido al régimen nazi. En su huida hacia adelante,  se refugió en París primero y, más tarde, en Londres, pero Zweig acabó huyendo de Europa junto a su esposa a Sudamérica, instalándose finalmente en Brasil, donde acabará suicidándose en 1942 debido a su miedo a que el nazismo se extendiera por todo el mundo.

Premios

  • Premios del cine Alemán: Nominada a mejor director y actriz secundaria. (Sukowa). 2015
  • Premios del Cine Europeo: Premio del Público. 2017


Estructurada como si fuera un libro

La directora y guionista, Maria Schrader, realiza una película estructurada en capítulos como si fuera un libro, dividida en un prólogo, cuatro episodios, y un epilogo. El Prólogo filmado en un único e impresionante plano secuencia, nos sitúa la acción en septiembre de 1936. Aquí vemos, al escritor austriaco de origen judío, Stefan Zweig, de 54 años, huido de los nazis, en una recepción en Rio de Janeiro, en la que es honrado por su gran labor intelectual.

Realiza un breve discurso, donde alaba la fraternal convivencia de la población brasileña integrada por diferentes grupos étnicos, cuyos diversos orígenes, religiones, y razas, no constituyen ningún tipo de obstáculo para una pacífica coexistencia, y termina resaltando que Brasil es un modelo de sociedad global y de futuro.

Los cuatro siguientes capítulos y el epílogo coinciden con diferentes y sucesivas estancias de Stefan en Buenos Aires, una plantación de caña de azúcar en Bahía (debido a que el escritor trabaja en un libro sobre Brasil), Nueva York, y, para finalmente, regresar de nuevo a Brasil, a una casa de alquiler en Petrópolis.

Stefan Zweig

A lo largo de la película vemos a un escritor totalmente carente de emociones, un artista atormentado, extraño en cada país al que viaja, huyendo de la guerra sin encontrar nunca acomodo ni un lugar donde vivir, y con el terror de la Alemania nazi siempre persiguiéndolo allá donde vaya. En este sentido, es muy significativa una escena en la que durante un viaje en coche, al paso por una plantación quemada y carbonizada de caña de azúcar, su mente lo asocia inevitablemente con los horrores de Hitler.

Por su condición de exiliado político, reputado escritor e intelectual, capaz de escribir libros de gran transcendencia y relevancia política, y cuyas opiniones tienen una gran resonancia mediática, en los diversos actos y homenajes a donde acude, siempre se le pide una valoración sobre el régimen nazi, pero Stefan siempre lo rehuye y se niega a realizar públicamente cualquier tipo de declaración negativa y en contra de Hitler. Actitud tomada como cobardía por algunos periodistas e intelectuales.

Sin embargo, como veremos en una conversación después de una rueda de prensa del escritor con un periodista estadounidense, no es por cobardía lo que le lleva a optar por no hacer comentarios, sino más bien es porque los considera poco eficaces, gratuitos y superfluos, más cuando son realizados en un ambiente donde no existen discrepancias al respecto. Una decisión motivada por su carácter reflexivo, nada impulsivo, y a su personal manera de interiorizar y analizar los acontecimientos y experiencias de la vida que marcarán su propia existencia.

Un europeista convencido

Stefan Zweig se ha convertido en uno de los autores más relevantes de la literatura contemporánea, en un escritor que soñaba con algo imposible e impensable en aquella época, con una Europa unida, sin fronteras, y sin pasaportes.

La película nos relata una época en la que muchos europeos como Stefan Zweig se vieron obligados al exilio por una sangrienta y cruel guerra, lo que nos debería hacer reflexionar y sacar conclusiones sobre la situación actual de los refugiados y la forma de afrontarlo por parte de los estados europeos.

Un magnífico guion escrito por Jan SchomburgMaría Schrader, sobre un pasado que se hace presente.

Conclusión

Aunque considero que las películas siempre deberían verse en su versión original para sacar lo mejor de ellas, con Stefan Zweig: Adiós a Europa, tengo aún más motivos para dicha recomendación, debido a la utilización de cinco idiomas diferentes (alemán, inglés, portugués, francés y español) de forma intercalada y constante a lo largo de todo el film.

Los minutos finales de la película filmados igual que los del inicio, en un fantástico plano secuencia. Esta vez, en el epílogo, María Schrader utiliza de forma magistral el espejo de la puerta del armario de una habitacíon para mostrar la escena al completo sin mover la cámara. Maravillosa película, perfecta para, como he dicho anteriormente, hacernos reflexionar.

CALIFICACIÓN: 7/10

Reportaje de Stefan Zweig: Adiós a Europa en Días de Cine TVE

 

Nuestra valoración
Valoración de nuestros lectores
[Total: 0 Media: 0]
Eduardo Gil

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing….

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here