De Gaulle dirigida por Gabriel Le Bomin se estrena en cines españoles el próximo día 20 de noviembre. La película, protagonizada por Lambert Wilson e Isabelle Carré, se estrenó con gran éxito en Francia coincidiendo con el 130 aniversario del nacimiento de De Gaulle, 80 años del histórico discurso de Londres y 50 años de su fallecimiento.

Hablamos de un biopic parcial del general que llegó a ser el Presidente de la República Francesa entre el 8 de enero de 1959 y el 28 de abril de 1969. El filme, sin embargo, se centra en lo ocurrido en el año 1940 cuando el ejercito nazi invadió Francia. Por aquel entonces, Charles de Gaulle, sembró la semilla de la Resistencia francesa.



De Gaulle

Crítica de ‘De Gaulle’

Ficha Técnica

Título: De Gaulle
Título original: De Gaulle

Reparto:
Lambert Wilson (Charles de Gaulle)
Isabelle Carré (Yvonne de Gaulle)
Olivier Gourmet (Paul Reynaud)
Catherine Mouchet (Marguerite Potel)
Pierre Hancisse (Geoffroy Chaudron de Courcel)
Sophie Quinton (Suzanne Rerolle)
Gilles Cohen (Georges Mandel)
Laurent Stocker (Jean Laurent)
Alain Lenglet (Le général Maxime Weygand)
Philippine Leroy-Beaulieu (Hélène de Portes)
Tim Hudson (Winston Churchill)

Año: 2020
Duración: 108 min.
País: Francia
Director: Gabriel Le Bomin
Guion: Gabriel Le Bomin, Valérie Ranson-Enguiale
Fotografía: Jean-Marie Dreujou
Música: Romain Trouillet
Género: Drama. Biográfico
Distribuidor: A Contracorriente Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘De Gaulle’

Sinopsis

En mayo de 1940 Francia afronta el desastre militar de la invasión alemana. Mientras que Pétain está dispuesto a rendirse y negociar con Hitler, el general De Gaulle apuesta por continuar la lucha. Este objetivo pondrá en peligro la vida de muchas familias francesas, incluida la del propio De Gaulle. Su mujer y sus tres hijos se ven obligados a huir del avance alemán. (A Contracorriente Filmes)



Biopic a la francesa

Con una narrativa sencilla se muestra la historia de cómo De Gaulle se convirtió en el gran héroe de la resistencia en Francia durante la invasión alemana en la Segunda Guerra Mundial. También se recrean las circunstancias familiares que vivió en aquellos días de manera cadenciosa y tranquila. El aire del cine francés se respira en toda la filmación.

Hablamos de un inteligente biopic parcial centrado en lo ocurrido en la Francia del año 1940. Con ello, los cineastas vienen optando últimamente por recreaciones parciales de la vida de personajes históricos haciendo filmes más digeribles para todos los espectadores.

Lo más interesante de la vida y del trabajo del general francés es el De Gaulle “ilegítimo” por llamarlo de alguna manera. Y eso es lo que narra la historia: el hombre de junio de 1940, el que dice “no”. Probablemente este es el momento de su vida donde se siente más frágil y a la vez más fuerte, el más interesante y por lo tanto el más humano para el espectador.

Lambert Wilson
Copyright SND

El salto hacia lo desconocido

En 1940 es cuando De Gaulle intentará lo que él mismo describe en sus memorias como el salto hacia lo desconocido. Es decir, elige pasar a la clandestinidad dejando su vida anterior y conduciendo a su familia a una incierta aventura. Contará con la ayuda del poder político del Reino Unido de Winston Churchill. Apostarán por él y por sus ideas de resistencia ante el ejercito nazi. La cinta refleja de manera acertada aunque un tanto mecánica lo que supuso su destierro (depuesto de nacionalidad, degradado y condenado a muerte por el gobierno colaboracionista francés).

Se filman momentos que retratan con firmeza una soledad extrema que se tiñe de colores muy románticos en los pasajes de su vida familiar. Lo fascinante del filme es como sabe sacar provecho de estas pocas semanas que determinaron toda su visión política de futuro. Las imágenes tienden al preciosismo.

De Gaulle
Copyright SND

Interpretaciones y algún error

Lambert Wilson carga con todo el peso del reparto sosteniendo a un De Gaulle muy bien logrado con los trajes, el maquillaje, las prótesis y la modulación vocal del propio actor galo. El general, por aquel entonces, era un hombre ya maduro, con buena apariencia, autoridad y presencia.

Más allá de la esposa de Charles, Isabelle Carré también encarna con fuerza a esta madre que huye con sus tres hijos por los caminos del éxodo. Esta es la parte más cálida del filme y es acompañada con suavidad con la preciosista música de Romain Trouillet. A destacar también la interpretación de Tim Hudson que se transfigura de manera enérgica y solida en la figura de Winston Churchill.

Los espacios escenográficos de la película son realmente bonitos en una filmación llevada a cabo en el castillo de Maillard en Beautheil-Saints, en Chevru Seine-et-Marne, así como en Brest en Finisterre y Dunkerque. En el debe del diseño de producción, entre otros errores, se detecta que cuando Charles De Gaulle partió hacia Londres por primera vez, cruzó un hangar donde se guardaban los aviones. Pero uno de estos aviones tiene en su ala las tres franjas blancas características de los aviones que participaron en el aterrizaje que tuvo lugar 4 años después. Por tanto, este avión no puede estar en este hangar en junio de 1940 por lo que hablamos de un nuevo error en el cine histórico.

De Gaulle
Copyright SND

Conclusión de ‘De Gaulle’

De Gaulle me ha parecido una buena oportunidad para indagar en una figura tan importante en favor de la libertad y de la Resistencia exterior francesa durante la Segunda Guerra Mundial. Gabriel Le Bomin opta de manera inteligente por ajustar el metraje lo máximo posible y por centrar la historia en una época muy concreta para no saturar al espectador. Por tanto, sin ser una película brillante, nos hallamos ante un filme pulcro, cuidado y de fácil comprensión para todos los públicos.

Reportaje de De Gaulle en Días de Cine TVE

Este artículo también lo puedes leer en Cine y críticas marcianas

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí