Diabolik (2022) es la última adaptación cinematográfica que han llevado a cabo los dos hermanos Manetti (Antonio y Marco), de uno de los cómics (o como llaman los propios italianos, fumetto) más populares de Italia, el célebre Diabolik, una serie de tebeos que nos presentaban a un personaje a medio camino entre el ladrón de guante blanco y el James Bond sesentero. La película se ha estrenado en este Festival de Sitges de 2022 y tiene previsto su estreno en los cines de España para el 14 de octubre de 2022. Además la película ya tiene preparada una secuela, que pronto verá también la luz, también dirigida por los mismos directores.



Diabolik

Crítica de 'Diabolik'

Ficha Técnica

Título: Diabolik
Título original: Diabolik

Reparto:
Luca Marinelli (Diabolik)
Miriam Leone (Eva Kant)
Valerio Mastandrea (Ginko)
Claudia Gerini (Sra. Morel)
Vanessa Scalera (Secretaria de Caron)
Serena Rossi (Elisabeth Gay)
Alessandro Roja (Caron)
Stefano Pesce (Fiscal)
Lorenzo Pedrotti (Ettore)
Luca Di Giovanni (Camarero Roberto Hotel Excelsior)
Antonino Iuorio (Director de prisiones)

Año: 2021
Duración: 133 min.
País: Italia
Director: Antonio Manetti, Marco Manetti
Guion: Mario Gomboli, Michelangelo La Neve, Nicola Macchitella, Antonio Manetti, Marco Manetti. Cómic: Angela Giussani, Luciana Giussani
Fotografía: Francesca Amitrano
Música: Aldo De Scalzi, Pivio. Canción: Manuel Agnelli
Género: Thriller. Crimen
Distribuidor: Flins y Pinículas

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Diabolik'

Sinopsis

Adaptación cinematográfica de las aventuras del personaje creado por Angela y Luciana Giussani en los años 60. Diabolik es un ladrón con miles de disfraces y con miles de trucos. Gracias a sus especiales máscaras de plástico, es como una especie de camaleón capaz de mimetizarse a su gusto y escapar de los adversarios hasta en situaciones muy peligrosas. (Flins y Pinículas)

Dónde se puede ver la película en streaming



Sí, es Diabolik

No era la primera vez que se adaptaba este personaje en el cine. Porque la primera adaptación cinematográfica de Diabolik se realizó en el 1968 y fue dirigida ni más ni menos que por el gran cineasta Mario Bava. La pregunta que todos nos hacíamos ante esta nueva revisión era: ¿Estaría a la altura de aquella curiosa película? ¿Sería fiel al tebeo original?

Lo cierto es que la película de los hermanos Manetti capta perfectamente lo que es la esencia de lo que suponía leer un cómic del personaje, con sus peculiaridades cinematográficas, claro. La película está ambientada en los años sesenta y ha intentado en todo momento recrear esa sensación de estar no solo en esos años históricos, sino sobre todo los años sesenta tal y como se sentían en el panorama cultural de Diabolik y todo lo que giraba a su alrededor (porque era un personaje que a su vez bebía del cine tanto americano como italiano de serie B). Poco tiene que ver esto con Marvel o DC, sino que estamos ante una película que tiene sus raíces europeas, y que no tiene nada de lo que avergonzarse, sino todo lo contrario.

Diabolik película
Copyright Flins y Pinículas

Trama simple, pero efectiva

Diabolik no nos explica una trama en realidad demasiado compleja, sino más bien lo contrario. Se nota el hecho de estar pensada para la presentación del personaje ante las nuevas generaciones, y los nostálgicos, y por ello opta por reducir el esqueleto argumental al mínimo. A diferencia de la película de Bava, también se evita de manera intencionada la psicodelía, y se opta por una vía mucho más convencional, que muestra a la vez una vena más "comercial" sí se quiere. Más entendible y menos basada en gadgets imposibles.

Y ahí radica el asunto. Diabolik se ve con facilidad, incluso a pesar de que esta supera las dos horas de metraje. Y sí, es entretenida y para el fan del cómic europeo puede ser más que satisfactoria. Pero también es verdad que da la sensación de estar ante una oportunidad perdida. Porque a Diabolik le falta la acción que sí destilaba la película de Bava, así como el ingenio de aquel cineasta. En esta película la acción queda reducida al principio y al final, adoleciendo de una falta de interés en su parte media (con algún que otro momento en el que el espectador va por delante de la cinta y ya sabe con much antelación lo que va a pasar; en ese sentido la película es claramente naif).

Miriam Leone
Copyright Flins y Pinículas

Una estética curiosa

A pesar de que la película de Mario Bava era una apuesta más arriesgada en términos estéticos, es cierto que la obra de los hermanos Manetti también nos presenta unos años sesenta curiosos, en los que destacan algunos recursos fotográficos y artísticos, que tienen la intención de crear un mundo propio. Por supuesto el ya consabido traje del personaje protagonista, pero también la propia personalidad que le da la interpretación de Luca Marinelli, quien aborda el papel mostrándonos una faceta antiheroica total, que resulta tan repulsiva como atractiva (al fin y al cabo, recordemos que Diabolik no es un superhéroe, sino un ladrón de alto standing). El actor está de diez, al igual que la compañera femenina del personaje, interpretada por Miriam Leone, con la que forma un tándem más que peculiar.

Diabolik película
Copyright Flins y Pinículas

Conclusión de 'Diabolik'

Diabolik está dedicada a los amantes del fumetti original. Una película entretenida, que al igual que los cómics originales, nos cuenta una historia que sirve principalmente para evadirnos de la realidad. El tebeo europeo está de enhorabuena.

Reportaje de Diabolik en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM