Este viernes 24 de enero se estrena en cines Dios es mujer y se llama Petrunya, película dirigida por la cineasta Teona Strugar Mitevska y ganadora del Premio Lux de Cine del Parlamento Europeo.

‘Dios es mujer y se llama Petrunya’ llega a los cines

Tuvo su premiere en la Sección Oficial del Festival de Berlín donde ganó el Premio del Jurado Ecuménico. En España se presentó en el Festival de Sevilla donde se alzó con el premio “Women in Focus” de la Asociación Andaluza de Mujeres de los Medios Audiovisuales (AAMMA) a la Mejor Película de la Sección Oficial. También en Sevilla Dios es mujer y se llama Petrunya ganó el premio a la Mejor Actriz Protagonista para la debutante Zorica Nusheva.

Basada en hechos reales, la película muestra la fuerza y valentía de una joven que en el año 2014 plantó cara a las poderosas leyes del patriarcado reclamando la cruz que había conseguido participando impulsivamente en un evento reservado tradicionalmente a los hombres.

Dios es mujer y se llama Petrunya

Ficha Técnica

Título original: Gospod postoi, imeto i’ e Petrunija / Dios existe, su nombre es Petrunya / God Exists, Her Name Is Petrunya
Año: 2019
Duración: 100 min.
País: Macedonia
Dirección: Teona Strugar Mitevska
Guion: Teona Strugar Mitevska, Elma Tataragic
Música: Olivier Samouillan
Fotografía: Virginie Saint-Martin
Reparto: Zorica Nusheva, Labina Mitevska, Stefan Vujisic, Suad Begovski, Simeon Moni Damevski, Violeta Sapkovska, Petar Mircevski, Andrijana Kolevska, Nikola Kumev, Bajrush Mjaku, Xhevdet Jashari, Vladimir Tuliev, Ilija Volcheski, Igor Todorov, Nenad Angelkovic, Mario Knezovic, Ljiljana Bogojevic, Straso Milosevski, Pece Ristevski, Stojan Arev
Productora: Coproducción Macedonia-Bélgica-Francia-Croacia-Eslovenia; Deuxieme Ligne Films / Entre Chien et Loup / Sister and Brother Mitevski / Spiritus Movens / Vertigo/Emotionfilm
Género: Drama

Filmaffinity

IMDB

Sinopsis

En Stip, un pequeño pueblo de Macedonia, cada mes de enero el sacerdote local arroja una cruz de madera al río en una ceremonia en la que cientos de hombres se lanzan al agua para conseguirla. Quien se haga con ella tendrá garantizada la buena suerte durante todo el año. Pero esta vez la cruz la ha cogido Petrunya. El resto de competidores están furiosos ¿cómo se atreve una mujer a participar en este ritual tradicionalmente masculino? La tormenta estalla, pero Petrunya se mantiene firme: no está dispuesta a devolver la cruz.

Tráiler de ‘Dios es mujer y se llama Petrunya’

 

Fuente Prensa Karma Films

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí