Dog. Un viaje salvaje es la primera película como director del actor Channing Tatum ("Magic Mike"). Un debut tras las cámaras que comparte con Reid Carolin, con el que además ha escrito el guion. Con grandes dosis autobiográficas, la cinta está protagonizada por un ranger de baja médica y una pastor belga. Dos seres perdidos que tendrán que viajar de Oregon a Arizona para asistir al funeral de un compañero. Dog. Un viaje salvaje está protagonizada por Channing Tatum, Jane Adams ("Hacks") y Ronnie Gene Blevins ("Jobs"). Su estreno en los cines españoles tendrá lugar el 22 de abril de 2022.



Dog. Un viaje salvaje

Crítica de 'Dog. Un viaje salvaje'

Ficha Técnica

Título: Dog. Un viaje salvaje
Título original: Dog

Reparto:
Channing Tatum (Jackson Briggs)
Jane Adams (Tamara)
Q'orianka Kilcher (Niki)
Kevin Nash (Gus)
Cayden Boyd (Levitz)

Año: 2022
Duración: 90 min
País: Estados Unidos
Dirección: Channing Tatum y Reid Carolin
Guion: Reid Carolin, Brett Rodriguez y Channing Tatum
Música: Thomas Newman
Fotografía: Newton Thomas Sigel
Género: Comedia
Distribución: Diamond Films

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de 'Dog. Un viaje salvaje'

Sinopsis de 'Dog. Un viaje salvaje'

Dog. Un viaje salvaje nos presenta a Briggs (Channing Tatum), un exsoldado, y a su perro Lulu, un pastor belga, que recorren la costa del Pacífico para llegar a tiempo al funeral de un compañero del ejército. En este divertido road trip juntos aprenderán a querer de nuevo y se darán el uno al otro la oportunidad de una nueva vida. (DIAMOND FILMS).

Dónde se puede ver la película en streaming



Dog. Un viaje salvaje
Foto de Diamond Films

Channing Tatum cambia de registro

Channing Tatum se ha estrenado en la dirección con Dog. Un viaje salvaje. Una cinta protagonizada por un militar y una pastor belga. Jackson Briggs (Tatum) es un ranger que está de baja tras sufrir un traumatismo craneoencefálico en su última misión. Desesperado por volver a la actividad, aceptará un difícil trabajo para que así su capitán le de el alta. La misión no es más que llevar a Lulu, la pastor belga de un compañero muerto, al funeral de éste. El problema es que la perra se ha vuelto muy agresiva y asocial, por lo que el viaje en coche atravesando parte del país resultará complicado.

Una Lulu que según palabras del propio Tatum está totalmente inspirada en su perra, del mismo nombre. Una pitbull que rescató de un refugio y que falleció hace unos años, dejando en el actor un gran vacío. Que ha querido rellenar, homenajeándola en esta película. Aunque aquí la perra poco tiene que ver con la que acompañó a Tatum, ya que estamos ante una perra de guerra. Una perra con muchas misiones a las espaldas, especializada en la detección de sustancias. Y un animal por ello sufriente emocionalmente, que parece condenado tras haber finalizado una gloriosa hoja de servicios.

Diamond Films
Foto de Diamond Films

Los traumas que subyacen en nosotros

Y es que en Dog. Un viaje salvaje Lulu y Jackson comparten alma atormentada. Jackson ha sufrido múltiples heridas en sus misiones, pero las que no se ven son las que más mortificado le tienen. Incapaz de reestablecerse en sociedad, parece vivir aislado con el único interés de reincorporarse a la cadena de mando. Ni su trabajo, ni nada de lo que le rodea parece despertar en él ningún sentimiento. Siendo víctima, aunque poco se desarrolla en la cinta, de estrés post traumático. Una enfermedad que en la cinta él combate como buenamente puede, sin en ningún momento recibir ayuda por parte del ejército. Aunque siempre con humor y cero dramatismo.

Una situación que le emparenta con Lulu, la perra antes condecorada y fiel compañera del sargento Rodríguez. El tipo fallecido, al que Lulu y Jackson quieren despedir en su entierro. Otro ejemplo de militar doliente, al que la sociedad adorna con carteles de felicitación por sus servicios a la vez que abandonan frente a sus demonios. Para el que Lulu era más que una perra. Sin embargo, cosas de la vida, esa magnífica perra ahora se ha convertido en un animal agresivo. Una perra que sufre una ansiedad, de la que nadie parece querer percatarse. Provocando en ella mayor irritabilidad, hasta que el aparentemente tosco Jackson la saque del viciado ambiente del cuartel emprendiendo los dos un viaje sanador al que no querrán poner fin.

Diamond Films
Foto de Diamond Films

Amable, aunque sin profundizar en casi nada

Desde luego todo en Dog. Un viaje salvaje son buenas intenciones. No obstante, su propósito de tratar varios temas de forma ligera y apta para todos hace que no destaque excesivamente en nada. Por un lado, la cinta hace uso del humor para hacer más llevaderas determinadas situaciones, consiguiendo algunos momentos divertidos, pero nunca excesivos. Siempre en ese coche desvencijado, con un Chaning Tatum dialogando con Lulu. Un Tatum que aquí está distinto y al que se le reconoce el esfuerzo y la dedicación con un proyecto que siente muy suyo.

Por otro lado, la cinta parece intentar ser una especie de road movie pero sufre un déficit de giros y piedras en el camino. Eso sí, con la originalidad de estar protagonizada por un dúo mitad humano mitad canino. Una pareja que sí que muestran complicidad en pantalla (si se puede decir), con una perra muy expresiva y bien seleccionada. Dando lugar a momentos tiernos y otros de pura incompatibilidad de caracteres. Aunque posiblemente el mayor debe de la cinta es su falta de compromiso frente a temas relevantes. Como son las enfermedades mentales que se mencionan y propician la trama, pero siempre sin ahondar en ellas. Lo que podría haber dado lugar a una historia más interesante.

Dog. Un viaje salvaje
Foto de Diamond Films

Conclusión

Por todo ello, Dog. Un viaje salvaje es una película entretenida y que puede gustar a todo tipo de públicos. Un viaje en coche por el oeste americano, protagonizado por una pastor belga y un ranger. Dos seres quebrados emocionalmente que tendrán que aprender a convivir, en su camino al entierro de un amigo. En un viaje salpicado de momentos cómicos y otros muy locos. Con un Channing Tatum en un rol muy diferente de lo que el público está acostumbrado. Aunque se echa en falta detenerse más en aquellos temas que trata. Ya que pasa muy de puntillas por las enfermedades mentales por ejemplo, quizás más enfocada en llegar a todo el mundo. Careciendo además de algo más de guion para sustentar este viaje en coche de momentos. Pero con los tiempos que corren, contemplar el triunfo de las segundas oportunidades puede ser agradable.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
6,5 / 10
65 %
Artículo anterior"Secretos de Playboy" destapa el lado más oscuro del imperio de Hefner
Artículo siguiente"Zona Lyube": Rock en la cárcel rusa
Estudié comunicación audiovisual en la Universidad Carlos III  y posteriormente hice un Máster de periodismo en la Agencia EFE. Soy una amante del cine desde que tengo uso de razón y en los últimos años también me he aficionado a las series. En definitiva, me considero una amante de las historias que aspira a crear las suyas propias.
Una película entretenida y que puede gustar a todo tipo de públicos. Un viaje en coche por dos seres quebrados emocionalmente que tendrán que aprender a convivir, en su camino al entierro de un amigo. Con un Channing Tatum en un rol muy diferente de lo que el público está acostumbrado. Aunque se echa en falta detenerse más en aquellos temas que trata. Ya que pasa muy de puntillas por las enfermedades mentales por ejemplo, quizás más enfocada en llegar a todo el mundo. Careciendo además de algo más de guion para sustentar este viaje en coche de momentos. Pero con los tiempos que corren, contemplar el triunfo de las segundas oportunidades puede ser agradable.dog-un-viaje-salvaje-critica-pelicula

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí