El pasado 29 de abril fue el estreno de El guardaespaldas, el musical en el Espacio Ibercaja Delicias, coincidiendo con el 30º aniversario del estreno del largometraje original. En esta ocasión son Mireia Mambo y Octavi Pujades quienes se convierten en Rachel Marron y Frank Farmer, respectivamente. Dirigido por Federico Bellone, el cual ha triunfado en España con producciones como "Ghost, el musical". Después de su paso por ciudades como Cartagena, Granada o Gijón, se podrá disfrutar hasta el 29 de mayo en el Espacio Ibercaja Delicias de Madrid.



Estreno de El Guardaespaldas el musical

Crítica de 'El guardaespaldas, el musical'

Ficha Técnica

Título: El guardaespaldas, el musical
Título original: The Bodyguard

Reparto:
Mireia Mambo (Rachel Marron)
Octavi Pujades (Frank Farmer)
Sonia Egea (Nikki Marron)
Alfonso Nsue (Bill Devaney)
Sergi Albert (Sy Spector)
Alberto Cañas (Tony Scibelli)
Daniel Tatay (Acosador)
Teresa Ferrer (Cover Rachel Marron)
Pablo Ceresuela (Agente FBI y Cover Frank Farmer)
Rubén Buika (Ensamble y Bobby, ingeniero del estudio)
Tatiana Monells (Ensemble y Capitana de baile)
María Reina (Ensamble)
Antonio Fago (Ensamble, Rory, Jimmy y Regidor)
Zabdiel González (Ensamble y Douglas)
Raúl Pardo (Swing)
Belén Martos (Ensamble)
Alba Dusmet (Ensamble)
Jenn All (Cover Rachel y Nikki)
Vanelys Ventura (Ensemble, Cover Nikki y Fletcher)

Duración: 105 min. apróx.
Dirección: Federico Bellone
Adaptación y directora asociada:
Silvia Montesinos
Autor del libreto de la obra:
Alexander Dinelaris
Autor del guion de la película:
Lawrence Kasdan
Producción:
Iñaki Fernández y Gorka Fernández
Licencias:
Theatrical Rights Worldwide
Dirección musical:
Julio Awad
Coreografía:
Bill Goodson
Diseño de escenografía:
Gabriel Moreschi
Diseño de vestuario:
Marco Biesta y Marica D'Angelo
Iluminación:
Valerio Tiberí
Diseño de sonido:
Armando Vertullo
Diseño de peluquería, maquillaje y caracterización:
Olaya Brandon
Dirección de casting:
Ernets Coll, Silvia Montesinos y Lydia Lechado
Producción ejecutiva:
Ricardo López y Nuria Ortega
Ayudante de dirección:
Morris Faccini
Dirección técnica:
José Luis Alonso
Producción: LETSGO

Tráiler de 'El guardaespaldas, el musical'

Sinopsis de 'El guardaespaldas, el musical'

El guardaespaldas, el musical recrea la relación entre una diva de la canción y su guardaespaldas. Frank Farmer, antiguo agente secreto reconvertido en guardaespaldas, es contratado por la super estrella Rachel Marron para protegerla de un acosador. Los dos esperan estar al mando de la situación. Lo que no esperan es enamorarse entre ellos dos. (LETSGO). 



El guardaespaldas el musical
Foto de LETSGO

El precio de la fama

Han pasado ya 30 años desde que se estrenase uno de los clásicos cinematográficos más recordados de los años 90. En esta ocasión, Federico Bellone esta detrás de esta versión de El guardaespaldas, el musical, que retoma la famosa historia de Rachel Marron. En primer lugar, hay que destacar que mantiene la esencia principal del film, con esa alegoría a la fama, que se transforma en una historia de amor y suspense. Gracias a ello, hay varias escenas que muestran las partes más míticas del film, siendo una adaptación fiel, que transporta sin problema a ese universo simbólico. Por tanto, los personajes más importantes se mantienen, con algunas modificaciones, pero que siguen dentro de una coherencia narrativa certera. No es nada fácil seleccionar qué material original se mantiene en un montaje teatralizado y se agradece que se hayan dejado llevar por la versión musical de Londres, estrenada en 2012.

Mediante estas modificaciones, se prescinde de algunos clichés del género, que abundaban en la película original. Por lo cual, permite que haya una concentración de la acción más efectiva y sin rodeos abordar la problemática. Sin embargo, hay decisiones que son totalmente diferentes, como el trasfondo de Nikki y la naturaleza del villano de la historia. No obstante, lejos de incomodar, logran sostenerse con una resolución directa y que marca la atención más en sus protagonista. Así resuelve sin complicaciones y el espectador acepta dichos cambios de una manera natural. Únicamente, se puede echar en falta que haya una progresión más profunda en la relación en sus protagonistas, dado que el salto entre ellos se produce de una forma casi inmediata y puede dar la sensación de no justificarse como debiera.

LETS GO
Foto de LETSGO

Rachel Marron

Mireia Mambo ha sido la encargada de recoger el testigo de Fela Domínguez en esta nueva temporada de El guardaespaldas, el musical. Al igual que su antecesora, tiene la difícil tarea de asumir un rol que es mítico por ser uno de los papeles estrellas de Whitney Houston. Por ello, Mambo se distancia de caer en imitaciones y apuesta por darle su propia fragancia. Gracias a ello, logra una interpretación destacable, moviéndose en esa pomposidad de diva pero con cierto aire de cercanía que deja un regustillo muy orgánico y natural. Por ende, lidera el elenco con fuerza, apoyada sobre todo en su capacidad vocal que, sin duda, sobresale como principal en la obra. Después, Octavi Pujades realiza una labor espléndida como Frank Farmer, pisando fuerte el escenario. Se puede ver la transformación en su forma de hablar y de moverse, aunque podría tener más espacio para lucirse más.

Alfonso Nsue y Sergi Albert están espléndidos, en especial el segundo, que se convierte en un desahogo cómico pertinente. También Alberto Cañas cumple con su papel, lo que hace que los tres formen un trío variopinto, que apoya la escena y son una perfecta referencia de los personajes originales. Por tanto, hay que aplaudir su trabajo dramático. Asimismo, Daniel Tatay ofrece una actuación en sintonía con la creación de su personaje y la psicología que utiliza. No obstante, puede dar la sensación de no terminar de vislumbrar todas sus capacidades al mantenerse en un segundo plano. Sobre el elenco infantil, se informó que en cada ciudad habrá un intérprete local. En esta ocasión, podría haberse dirigido hacia otra dirección al pequeño actor, ya que se le pudo ver totalmente incómodo. Sucede lo mismo con Sonia Egea, que podría matizar musicalmente.

LETS GO
Foto de LETSGO

Una historia de amor

Llevar a los escenarios esta particular historia de amor es el gran reto de El guardaespaldas, el musical. Para empezar, las luces invaden la pirotecnia desde el principio, que demuestra un golpe de efecto bien calculado. A partir de ahí, se sabe que la construcción de la escenografía apuesta por estructuras más minimalista, pero sin perder las referencias como, por ejemplo, al mundo de la farándula. Asimismo, se aplaude la labor de vestuario y maquillaje, que han sabido sacar partido a algunos de los trajes más míticos del film. Por otro lado, la música fluye de una manera perfecta, al no provocar o forzar una musicalización de los eventos, sino que tienen una coherencia y una motivación bien construida. También hay que comentar positivamente el mantener el idioma original de las canciones, dado que al ser temas míticos podría haber sido un riesgo llevarlo hacia un terreno más nacional.

El musical se divide en dos partes, con un breve descanso de 15 minutos, aunque podría prescindirse de él, dado que el conglomerado de la pieza sería 105 minutos. De esta manera, se puede ver que se ha condensado positivamente los sucesos que se ven sobre el escenario, al no alargarla ni acortarla en exceso. Si bien es cierto, la primera parte causa mayor interés en el espectador, donde se experimenta una energía más cautivadora y hay un efecto espectáculo que impregna el patio de butacas. La segunda también tiene partes positivas, pero el ritmo pierde algo de dinamismo. Por ejemplo, aquella escena de los Premios Óscar no logra la contundencia que necesita, lo que hace que ese punto culmen pase algo más inadvertido. Sería importante cuidar detalles del final para terminar de una manera más apoteósica y sorprendente.

El guardaespaldas el musical
Foto de LETSGO

Conclusión

El guardaespaldas, el musical rememora el clásico del cine de 1992, con una versión que concentra los hechos y realiza modificaciones que fluyen perfectamente. Asimismo, se mantiene una esencia que homenajea perfectamente al film original. También hay que destacar el estupendo trabajo de Mireia Mambo como Rachel Marron, planteándolo desde su propia mirada y distanciándose de la leyenda de Whitney Houston, lo que es un acierto. Por otra parte, la puesta en escena ofrece un poder atractivo en su primera parte, con momentos de verdadero espectáculo, mientras que en la segunda podría sacar mayor partido, en especial, durante el final, donde se espera más potencia. Una adaptación que escapa de la sombra del original para convertirse en una bonita oda a todo un mito del cine.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
7,5 / 10
75 %
Artículo anteriorPablo Rosal, creador de "Los que hablan", regresa a Teatro del Barrio con "Castroponce", el 8 de mayo y el 12 de junio
Artículo siguiente"El show de Truman": La historia de una vida por televisión
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
Rememora el clásico del cine de 1992, con una versión que concentra los hechos y realiza modificaciones que fluyen perfectamente. También hay que destacar el estupendo trabajo de Mireia Mambo como Rachel Marron, planteándolo desde su propia mirada. Por otra parte, la puesta en escena ofrece un poder atractivo en su primera parte, con momentos de verdadero espectáculo, mientras que en la segunda podría sacar mayor partido, en especial, durante el final, donde se espera más potencia. Una adaptación que escapa de la sombra del original para convertirse en una bonita oda a todo un mito del cine.el-guardaespaldas-el-musical-critica-teatro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí