Justine Triet estrena El reflejo de Sibyl, tras el éxito que gozó con “Los casos de Victoria” y “La bataille de Solférino”. Con este film ha competido en el prestigioso Festival de Cine de Cannes para alzarse con la Palma de Oro. En los premios César estuvo presente en 2017 con “Los casos de Victoria”, tanto a mejor guion como a mejor película. Ha reunido a varias figuras muy reconocidas del cine francés como Virginie Efira, Adèle Exarchopoulos y Gaspard Ulliel. En cines de España desde el 10 de enero.



El reflejo de Sibyl

Crítica de ‘El reflejo de Sibyl’

Ficha Técnica

Título: El reflejo de Sibyl
Título original: Sibyl

Reparto:
Virginie Efira (Sibyl)
Adèle Exarchopoulos (Margot Vasilis)
Gaspard Ulliel (Igor)
Sandra Hüller (Mika)
Niels Schneider (Gabriel)

Año: 2019
Duración: 100 min
País: Francia
Director: Justine Triet
Guion: Justine Triet, Arthur Harari & David H. Pickering
Fotografía: Simon Beaufils
Género: Drama
Distribuidora: Karma Films

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘El reflejo de Sibyl’

Sinopsis de ‘El reflejo de Sibyl’

El reflejo de Sibyl nos presenta a Sibyl (Virginie Efira), una psicoterapeuta que decide dejar a todos sus pacientes para retomar una de sus grandes pasiones: la escritura. De manera inesperada aparece Margot (Adèle Exarchopoulos) en su consulta, una prometedora actriz inmersa en un gran conflicto personal y que Sibyl usará como fuente de inspiración para escribir su propia historia. Fascinada con ella y sus problemas, descubrirá que el presente de Margot hará revivir antiguos recuerdos de Sibyl que la pondrán cara a cara con su pasado.

Premios

  • Festival de Cine Europeo de Sevilla: Mejor película. Premios Asecan. 2019.
  • Festival de Cine Europeo de Sevilla: Nominada a mejor película. Giraldillo de Oro. 2019
  • Festival Internacional de Cine de Cannes: Nominada a la Palma de Oro.


El reflejo de Sibyl
Foto de Karma Films

El drama como vehículo

Justine Triet regresa a la gran pantalla con El reflejo de Sibyl, un drama psicológico que busca estrujar la realidad de su protagonista: Sibyl. El guion parte de una premisa, a primera vista, simple en el que una psicóloga decide dejar a la mayor parte de sus pacientes para dedicarse a su verdadera pasión: la escritura. El conflicto que presenta el libreto es la intención de buscar la complejidad de sus personajes de una manera forzada. El drama intenso que se va desarrollando en las carnes de cada uno de los protagonistas no sigue una unión orgánica, sino una sucesión de situaciones que buscan impactar al espectador. Por esta razón, el público no llegue a conectar al sentir que se quiere fabricar la reacción en él. Lejos de darles una humanidad desgarradora, los convierte en sujetos maniqueos que juegan entre la planitud y la intensidad obsesiva.

Las relaciones que se forman a lo largo del film comienzan con un dinamismo que las hace muy atractivas, pero según va creándose la tela de araña, se van volviendo cada vez más confusas. El problema es no haber marcado bien los tiempos y realizar varios flashback sin buscar una concordancia y una justificación artística. Sin embargo, se puede ver en esta tumultuosa red de relaciones la intención de exponer esas heridas emocionales que son tan difíciles de articular, pero se pueden sentir en su máximo esplendor. Es por ello que se puede ver el potencial de la historia, pero Triet junto a Arthur Harari, no han sabido gestionarlo y dan un resultado irregular. Aun así, hay momentos vertiginosos y son destacables aquellos más cómicos y ácidos, que le dan cierto atractivo a dichas secuencias. Es entretenida, pero no va más allá.

Foto de Karma Films

Magia y magnetismo

Es innegable que lo mejor de El reflejo de Sibyl es el reparto protagonista femenino. Virginie Efira vuelve a trabajar bajo las órdenes de Justine Triet, las cuáles ya coincidieron en “Los casos de Victoria”. Efira es la encargada de meterse en la piel de Sibyl y lo realiza con una fuerza y una garra, que, sin duda, demuestra porque es una de las mejores actrices del país galo. Tiene una sensibilidad expresiva que engancha al espectador, da esa magia a sus escenas, lo que hace que su interpretación sea brillante. Pese a las flaquezas del guion, Efira muestra esa sensibilidad y la dificultad del vivir en su mirada, en sus movimientos, en la forma de hablar… Es magnífica. Al igual que hay que destacar a Sandra Hüller, que no realiza un trabajo actoral sobresaliente, pero tiene gusto y espontaneidad.

Luego, está el trabajo de Adèle Exarchopoulos, la cual se convierte en Margot. Exarchopoulos tiene un magnetismo en escena que ha ido demostrando a lo largo de su carrera, tras el gran éxito que supuso su debut con “La vida de Adèle”. La actriz se entrega en cuerpo y alma, da esos giros dramáticos en su expresión, que permiten que el espectador sea incapaz de apartar la mirada de la pantalla. Una seducción interpretativa que se conjuga a la perfección con la fragilidad de Efira. Ambas forman un combo muy cautivador, que deja al espectador con ganas de volver a ver en otro proyecto. Por último, mencionar a Gaspard Ulliel, dentro del reparto masculino, el cual realiza una labor que cumple con su función, pero se echa en falta ese toque personal que sí ha realizado en otros títulos como “Solo el fin del mundo”.

Foto de Karma Films

El salto temporal

A nivel técnico, El reflejo de Sibyl tiene ciertos efectos curiosos, como la connotación sexual como herramienta expresiva y la tensión del juego psicológico que se plantea. El problema surge en la disposición del montaje final, en el que se puede percibir cierta inexactitud de lo que se quiere transmitir en pantalla. En varias ocasiones, hay una fina línea que discrimina las distintas etapas temporales que se plantean, pero el espectador debe hacer un sobreesfuerzo para poder discernir y colocar en su mente cada una de las piezas. Por lo tanto, no ofrece un esquema comprensible, pero tampoco su trama es tan compleja como para ofrecer esta complicación en su entendimiento. Por ello, el resultado no es claro y no sienta unas bases firmes que vayan construyendo el relato, además de ralentizar el ritmo.

Visualmente está cuidada, en especial en las escenas de exteriores. Tal vez, hubiera sido interesante explotar un poco más la vena intimista en alguna secuencia. Además, hay ciertas escenas de sexo que alargan su duración sin una justificación creativa real. Aun así, hay que destacar la dirección fotográfica y artística en el mar, dado que sí dan un efecto sensitivo y es el telón de fondo que le hace falta a la rocambolesca situación que se crea en ella. La banda sonora es notable, aunque hay algún momento en el que se abusa de la musicalidad clásica como hilo conductor de la narración. Por último, destacar que el diseño de vestuario tiene unos puntos vibrantes y mantiene perfectamente la esencia de cada personaje. Por lo cual, se ha realizado una labor más que notable, pero no es excelente. Cumple los parámetros estándar.

El reflejo de Sibyl
Foto de Karma Films

Conclusión

El reflejo de Sibyl es una película que parte de una premisa interesante, en el que se mezclan temáticas muy profundas como las adicciones, la obsesión, hasta más universales como el amor. Al mezclar tantos focos dramáticos, termina perdiéndose en su resultado y no conjuga bien cada elemento expresivo que emana de los distintos personajes que salen a escena. Un recorrido irregular que termina afectando al espectador. Se nota demasiado la intencionalidad que tiene.

Las interpretaciones de Virginie Efira y Adèle Exarchopoulos son lo mejor de la película. Pura magia y magnetismo. El montaje sucumbe a los saltos temporales inexactos y da bandazos hasta el final. Visualmente hay momentos muy atractivos, pero en otros se limita a cumplir el estándar cinematográfico sin ningún sello de identidad.

Una búsqueda de la profundidad de la mente, que acaba por jugar en su contra y no resuelve el enigma de la obsesión, finalizando de una manera abrupta y simple. La bajada a los infiernos no goza de la complejidad que se intenta desde el primer momento y el público acaba percibiendo esas debilidades que sentencian el resultado.

Reportaje de El reflejo de Sibyl en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí