El Señor de los Anillos marcó un antes y un después en la historia de la cultura popular y el cine. Poco más se puede decir de la trilogía de películas dirigidas por Peter Jackson, adaptadas de las insuperables novelas de J.R.R Tolkien, salvo que se hayan establecido ya como obras de culto o que supongan una cúspide en el séptimo arte (17 premios Óscar lo certifican). Sin más dilación, pasemos a rememorar el significado e impacto que tuvo esta saga en nuestras vidas.

El Señor de los Anillos: Un viaje imperecedero

“Me alegro de estar contigo, Samsagaz Gamyi. Aquí, al final de todas las cosas.” Frodo Bolsón.

El satisfactorio mensaje que deja Frodo al verdadero héroe de la historia (palabras del mismísimo Tolkien) no es solo una muestra de amor y cariño al amigo inseparable que le ha acompañado en todo momento del viaje, sino una cita que me marcaría de por vida cuando era un crío de no más de 6 o 7 años de edad sentado frente al televisor viendo la sublime “El Retorno del Rey”. Esto se debe a que, desde ese momento, sabría que era la frase que enlazaba la trilogía conmigo mismo.

Esta cita es también, y sin saberlo, mi muestra de amor y cariño a esta inmortal saga. No eran sólo esos dos pequeños seres llamados hobbits que habían salvado al mundo, afrontando su supuesta muerte, sino que también era yo afrontando el final de una experiencia que me acompañaría de por vida, con muchos de los mayores momentos que haya podido presenciar frente a una pantalla. 

Con El Señor de los Anillos reí, me emocioné, me ilusioné, viví, lloré, me identifiqué, me frustré, me excité, y así sin parar hasta ese plano final de esa puerta de la casa de Sam, tan redonda como la misma trilogía. Porque El Señor de los Anillos va más allá de ser un conjunto de tres películas que forman un todo. Esta saga trasciende el término «película» para convertirse en una experiencia de toda una vida, de una aventura. 

El Señor de los Anillos

Mucho más que una trilogía

Desde el guion, la ambientación, la música, la fotografía, la dirección, las interpretaciones, las secuencias, los personajes, la historia, la caracterización, el vestuario, el maquillaje, hasta la magnífica adaptación, deja consistentemente una huella en la que está escrita una palabra: perfección. Subjetivo, sí, pero ahí latente. No quiero pararme y hacer hincapié en todos y cada uno de estos dichos aspectos, pues como dice el título de esta retrospectiva, trataré de ser breve, pero sí dejar clara una cosa: pocas veces en la historia del celuloide se han reunido todos los aspectos de la técnica de la cinematografía en tan inmensa armonía y síntesis, haciendo de ello un todo redundante, bonito, y genial, en la que no cabe pensar de uno de ellos negativamente. 

La historia de la partida y el regreso. Es la pura épica representada; es inmensamente grandiosa, si cabe la definición. Un trayecto, el viaje de unos personajes que crecen y evolucionan, que te acompañan demostrando que a la vez que cambian ellos ante vuestros ojos, más involucrado te sientes, haciéndote parte del camino. Es echar la vista atrás, ver dónde comenzamos y dónde terminamos. Recordar los momentos de alegrías, tristezas, desesperación, melancolía y nostalgia de unos tiempos anteriores a, en este caso, la guerra. Es el más puro bien contra el mal.

El Señor de los Anillos

El gran significado

Podría decirse que El Señor de los Anillos es la fantasía más grande de todas. No obstante, también la más realista, pues la Tierra Media parte como el ficticio reflejo de nuestra realidad. Un mundo en el que el mal nunca ha dejado de desvanecerse, la mayoría de veces -o todas- existente sin motivo alguno. Porque, como bien decía, es un mundo de fantasía en el que el mal acaba siendo vencido, no por la superioridad física ni el poder militar, sino por el valor, la voluntad, o el compromiso. Es aquel mundo cuyo final debería ser el del nuestro, pues hemos de creer que aún hay bien en este mundo.

Por tanto, es el escape que muchos anhelamos, en el que perdernos y distanciarnos de la realidad, tanto por sus paisajes, lugares, historia, habitantes… No ves luchar a la Compañía del Anillo, no ves cargar a los Rohirrim contra un inmensamente superior ejército de orcos, no ves a Frodo y a Sam escalar el Monte del Destino; sino luchas, cargas, escalas, o inclusive sufres con ellos. No he hecho más sino resumir, o añadir a lo que citaba nuestro querido Sam sobre estas grandes historias: 

“Sam – Pero creo, señor Frodo, que ya lo entiendo. Ahora lo entiendo. Los protagonistas de esas historias se rendirían si quisieran pero no lo hacen, siguen adelante, porque todos luchan por algo. 

Frodo – ¿Por qué luchas tú ahora, Sam?

Sam- Para que el bien reine en este mundo, señor Frodo.  Se puede luchar por eso.”

The Lord of the Rings

Conclusión

Con este vistazo atrás a la trilogía, la cual revisioné en un maratón durante un solo día hace dos días, no quería contar el argumento bien sabido por todos, ni pararme a analizar memorables momentos o escenas determinadas, dicho lo cual daría para empezar y no acabar. Aquí pretendía resumir mis sensaciones tras ver en pantalla la palabra “Fin”. Unas sensaciones que no desaparecen de la memoria, pues con cada nuevo visionado se hacen más imperecederas.

Tengo la sensación de que no recojo aquí todo lo que bien quisiera, todo lo que quisiera transmitir, pues no es exactamente fácil de expresar. Reflejar mi cariño hacia estas películas, mi trilogía favorita de todas en el mundo, de algún modo u otro. Si conseguí eso, estaré satisfecho. 

Indudablemente, querida Tierra Media, me alegro de estar contigo. Aquí, al final de todas las cosas. 

Donde comprar la trilogia de El Señor de los Anillos

Oferta
Trilogía El Señor De Los Anillos Extendida Blu-Ray [Blu-ray]
221 Opiniones
Trilogía El Señor De Los Anillos Extendida Blu-Ray [Blu-ray]
  • Elijah Wood, Viggo Mortensen, Ian Mckellen (Actors)
  • Peter Jackson (Director)
Oferta
Trilogía El Señor De Los Anillos Cinematográfica [DVD]
221 Opiniones

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí