Enemigos íntimos es un thriller francés dirigido por David Oelhoffen (Lejos de los hombres) y protagonizado por Matthias Schoenaerts (Red Sparrow) y Reda Kateb (Un profeta). Estreno en España el 14 de junio.



Crítica de ‘Enemigos íntimos’

Enemigos íntimos

Ficha técnica

Título: Enemigos íntimos
Título original: Frères ennemis

Reparto:
Matthias Schoenaerts (Manuel Marco)
Reda Kateb (Driss)
Adel Bencherif (Imrane Mogalia)
Sofiane Zermani (Fouad)
Sabrina Ouazani (Mounia)

Año: 2018
Duración:
 111 minutos
País: Francia
Director: David Oelhoffen
Guion: Jeanne Aptekman, David Oelhoffen
Fotografía: Guillaume Deffontaines
Género: Thriller. Crimen

Distribuidora: La Aventura Audiovisual

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de Enemigos íntimos

Sinopsis

Driss y Manuel han crecido como hermanos en el mismo barrio, un conflictivo suburbio en manos del narcotráfico. Pero sus destinos les separan: ahora uno es policía, y el otro criminal. Cuando uno de los mayores golpes de Manuel se va al traste, ambos se reencuentran entre traiciones y resentimientos. Enfrentados, pero indisolublemente ligados por algo más profundo.. (La Aventura Audioviosual)

Premios

  • Festival de Venecia: Sección oficial largometrajes a concurso. 2018


La cruda realidad

Con la intención de acercarse a la realidad, David Oelhoffen no dudó en aprovechar la oportunidad de entrevistar a traficantes de drogas cuyas vidas están muy alejadas del mundo de ficción al que nos tiene acostumbrado el género policíaco. Es por eso que Enemigos íntimos se diferencia de otros largometrajes con tramas similares y nos invita a adentrarnos en un mundo oscuro, traicionero y violento. Y si ese es un aspecto que hace de esta película algo especial, también es el que impedirá a algunos espectadores disfrutar de ella de principio a fin. Los que consigan adaptarse a las conversaciones nada grandilocuentes, a los dramas familiares, que aquí tienen una carga mínima, y a las persecuciones poco glamurosas que salpican la película serán los más afortunados.

Enemigos íntimos

Ritmo frenético

Enemigos íntimos es una película policíaca a la francesa. Como tal, no se molesta en dar muchas explicaciones o en ayudarnos a entender, más allá de lo necesario, lo que une a los protagonistas. Oelhoffen, que además de dirigir coescribe el guion, dota así de gran realismo a la historia pero también de confusión. Las preguntas que surgen a medida que avanza la trama y que no reciben respuesta pueden poner a prueba nuestra paciencia, pero la necesidad de saber lo que aguarda a los protagonistas mantiene nuestro interés intacto.

Es por eso que las actuaciones de Matthias Schoenaerts (Red Sparrow), Reda Kateb (Lejos de los hombres) y Adel Bencherif (Un profeta) son clave. Al fin y al cabo, es la humanidad con la que dotan a sus personajes lo que nos permite establecer una conexión con la historia que protagonizan. También son sus actuaciones las que compensan el ritmo frenético de la trama, los diálogos que se suceden uno tras otro sin darnos tiempo a bajar la guardia y una persecución contrarreloj que no augura nada bueno.

Enemigos íntimos

Escala de grises

Además de una película policíaca, Enemigos íntimos podría considerarse un retrato social desolador que tiene como telón de fondo un barrio en el que nunca brilla el sol y donde la presencia del color es mínima. A la penumbra se añade el hecho de que la cámara, con la intención de convertirse en un testigo mudo de la traición, se encuentra la mayor parte del tiempo sobre el hombro. Sin embargo, la historia central es la de venganza y engaño, impidiendo que el bagaje social llegue a cobrar demasiada importancia.

Frères ennemis

Conclusión

Gracias a las grandes actuaciones por parte del trío protagonista, y a pesar de su tonalidad oscura, Enemigos íntimos es una bocanada de aire fresco dentro de un género que tiende a edulcorar la realidad y a contar más mentiras que verdades. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí