Sarah Hirtt realiza su primera película bajo el nombre de Escapada. Reúne un reparto coral de diferentes nacionalidades en las que destacan actores españoles como María León, Sergi López o la intervención especial de Bruna Cusí, entre otros. Presentada en el D’A Film Festival. Una coproducción entre Bélgica, España y Luxemburgo, que se ambienta en Cataluña como enclave de sentimientos. En cines el 31 de mayo en España.



‘Escapada’

Escapada

Ficha Técnica de Escapada

Título: Escapada
Título original: Escapada

Reparto:
François Neycken (Gustave)
Yohan Manca (Jules)
Raphaëlle Corbisier (Lou)
María León (Lucía)
Iván Altimira (Jesús)

Año: 2018
Duración: 89 min
País: Bélgica
Director: Sarah Hirtt
Guion: Sarah Hirtt
Fotografía: Jako Raybaut
Música: Le Skeleton Band
Género: Drama
Distribuidora: Paco Poch Cinema

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de Escapada

Sinopsis

Unos hermanos se reencuentran en España con motivo de una herencia familiar: una casa en ruinas rodeada de viñedos. Gustave, transportista al borde de la bancarrota, Jules, activista anarquista que vive en comunidad, y Lou, la más joven, perdida entre sus dos hermanos y sus deseos de descubrir otros horizontes. Cada uno tiene su propia visión del mundo y sus proyectos para esta herencia que despertará viejos conflictos familiares y pondrá patas arriba la vida de los personajes. (PACO POCH CINEMA).


María León, Iván Altimira, Yohan Manca y Raphaëlle Corbisier

La sutileza del dolor

Escapada comienza como un buen vino, al que hay que degustar pacientemente sin esperar grandes sobresaltos. El film de Sarah Hirtt envuelve al espectador en una vorágine de sentimientos sin caer en el melodrama y en el sentimentalismo fácil. No presenta personajes maniqueos y va sumergiendo al público en el alma de cada uno de los personajes protagonistas. Una guerra a tres bandas en los que se puede ver que no hay que tomar partido, sino que los tres están marcados por el dolor, la pérdida y la confusión vital. Por ello, han sabido plasmar la reflexión de lo complicado que es el camino a elegir en la vida, pese a presentarlo de diferentes prismas, no hay una fórmula fácil. Lo que parecía una película sencilla, se convierte en un largometraje introspectivo sin aditivos pretenciosos. Un escaparate de vidas que merece ser escuchado.

El guion realizado por la misma Hirtt bebe de una realidad y una verdad que inunda al espectador cuando toma contacto con ella. Es imposible no entrar dentro de una historia que muestra tanta empatía humana. No habla desde una situación cotidiana, de una situación que por lo general se dé, pero si crea debates sobre los diferentes tipos de vida que se ven en el día a día. Una lucha constante por la libertad, que lejos de decantarse por un sistema u otro, hace la pregunta de hasta dónde llega esta liberación. Se puede ver en los múltiples choques entre los personajes que no hay nada escrito, que incluso dentro de una misma agrupación, los distintos pensamientos y opiniones son algo personal y no comunitario. Esa pasión, ese miedo, esas ganas de vivir…, se pueden observar en cada uno de los personajes.

Protagonistas de la película

Herencia familiar

Otra de las vertientes que se mete a debate en Escapada es desengranar las relaciones intrafamiliares, en este caso, entre tres hermanos muy dispares. Por un lado, está Gustave, que representa la rectitud y la herencia de seguir lo que se espera del hermano mayor tras la muerte de su padre. Después, Jules, que podría compararse a un pájaro que busca volar libre lejos de la vida convencional y por último, Lou, una mujer sin un destino fijo y en la que recae la mayor evolución como personaje. Los tres muestran el dolor y la pérdida de su padre de distintas formas, la búsqueda de la superación y del poder vivir. El hastío de una herencia familiar que no es deseada. La lucha entre los tres cristales se muestra en la película, pero no dejan de ser las piezas de un puzzle, que es mucho más complejo.

La contradicción de la verdad hace al film todavía más humano. No es un film de capitalismo contra autogestión, va mucho más de ello y eso se consigue al quitarle de prejuicios. La realidad de los okupas, las herencias monetarias, la lucha de las propiedades…, son situaciones y vivencias que casan con la verosimilitud de este film. No es una oda que busca convencer al espectador de convertirse en antisistemas, pero permite que quieran saber más de esta realidad. La vida familiar, ya sea de sangre o a través de una amistad muy fuerte, es el principal foco narrativo. Hirtt ha sabido meterse en las entrañas de este sentimiento y expresarlo con un mensaje que coge mucha fuerza. La incertidumbre de la vida es una pregunta universal, que no tiene una respuesta fija, algo que se ve perfectamente en el film.

Escapada

Sin prisa, pero sin pausa

Escapada tiene un ritmo pausado, pero no lento. No están las prisas de querer contar mucho en poco tiempo, sino que se toma el tiempo necesario para poder plasmar visualmente todo aquello que se quiere transmitir y lo consigue. Sin escenas que echen fuegos artificiales, tiene una elegancia que eleva la propia imagen. El utilizar una casa a las afueras de la ciudad condal, provoca un cuadro bucólico perfecto para la acción que se está viendo. Un clímax independiente que consigue alejar al film de ser una típica película feel good. Algunos planos rozan la sensación del propio documental, un toque ‘amateur’ muy profesionalizado, que le da una identidad propia y expresa la propia naturaleza del proyecto. La mezcla de idiomas en español, catalán y en francés muestra una multiculturalidad muy auténtica, que muestra la riqueza social que ocurren en estos tiempos.

A nivel interpretativo hay una riqueza actoral que es importante subrayar, todo el elenco está excelso. François Neycken da esa sensación de antagonista, víctima de una sociedad frustrada, pero con una humanidad que consigue disparar su trabajo interpretativo como Gustave. Yohan Manca como Peter Pan particular, tiene una magia y una verdad en sí mismo, que envuelve al espectador dentro de su universo paradójico y optimista. La última de los tres hermanos, Raphaëlle Corbisier es enigmática, cada plano suyo dice mucho sin una palabra, una expresión artística muy europea, delicada y con fuerza escénica. Rememora la dulzura de la dama de la canción francesa France Gall. No se puede omitir el gran trabajo actoral de María León, una actuación cruda y profunda, está impresionante. Un reparto coral que está al nivel de la película. Brillantes, incluso las apariciones estelares como Bruna Cusí.

Protagonistas de la película de Sarah Hirtt

Conclusión

Escapada es una película que envuelve al espectador en un universo reflexivo en el que se debaten temas tan profundos como la propia vida, la libertad, el amor o la herencia de una sociedad frustrada. Las diferencias familiares sumergen al público en una oda a la conversación y a la propia introspección. Un reparto deslumbrante, capitaneado unos protagonistas con un derroche de talento conmovedor.

Un guion muy humano, que habla desde la verdad y desde una emoción que va hasta las entrañas. Una gran dirección de Sarah Hirtt, que la encumbra ya con su primera ópera prima. Un largometraje aparentemente pequeño, que termina siendo una gran obra cinematográfica. El sentir vitalicio de la propia existencia.

Reportaje de Escapada en Días de Cine TVE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí