El pasado 10 de noviembre fue el estreno de Espaldas de plata en el Teatro Fernán Gómez de Madrid. Esta producción es la nueva pieza teatral de la compañía La Teta Calva, que ha conseguido consolidar su presencia en el panorama teatral. Dirigida por Xavo Giménez, está protagonizada por Leo De Bari junto al propio Jiménez. Además, el espacio sonoro está a cargo de Lukas Lehmann. Se representará hasta el 27 de noviembre en la Sala Jardiel Poncela en el Teatro Fernán Gómez.



Estreno de Espaldas de plata

Crítica de 'Espaldas de plata'

Ficha Técnica

Título: Espaldas de plata
Título original: Espaldas de plata

Reparto:
Leo De Bari
Xavo Giménez

Duración: 75 min. apróx.
Dirección: Xavo Giménez
Dramaturgia: Xavo Giménez
Espacio sonoro: Lukas Lehmann
Producción: La Teta Calva Producciones

Tráiler de 'Espaldas de plata' 

Sinopsis de 'Espaldas de plata'

Espaldas de plata nos presenta a Fontana, un creativo publicitario que se ve empujado a aceptar algo que detesta, a cumplir unas órdenes que él nunca daría. Porque de eso va esto, de dar o cumplir órdenes. Comete el imperdonable error de traicionar a sus principios y cuando decide reconducir la situación (todos cometemos errores), cuando decide enmendar sus pecados, ya no hay marcha atrás. Una vez bato las alas en mi sofá, se desatan los tornados en Oklahoma.

Nuestro día a día se conforma de pequeños actos criminales y discretos. Somos miserables aunque sea de vez en cuando. Nuestra cuota de perversión. Fontana y Walter trabajan en una agencia de publicidad encargada de la campaña de un político que ha pasado unos años en la sombra debido a oscuros casos de corrupción y ahora vuelve a la carrera después de haber pagado por todos sus pecados. Vender tu alma al diablo. ¿Lo harías? ¿Lo harías por un puñado de euros a fin de mes? ¿Por esas vacaciones a África que llevas años esperando? (TEATRO FERNÁN GÓMEZ). 



Espaldas de plata
Foto de La Teta Calva Producciones

Generador de monstruos

A pesar de lo fácil que se lo ponen algunos políticos a los creadores de comedia como inspiración, Xavo Giménez ha logrado con Espaldas de plata sorprender y obtener un libreto perspicaz, completo y sabiendo hacer germinar una narración interesante. Así convierte a dos publicistas en los perfectos contadores de la cruda realidad sobre la clase política, la capacidad de crear líderes populares y cómo la sociedad puede ser capaz de perdonar contando el punto de vista adecuado. Gracias a ello, se muestra la dificultad de llenar un relato tan redondo como se halla aquí, en el que tomando elementos reconocibles para el público, triunfa en una crítica en la que no faltan las carcajadas. Por ello, es un retrato en torno a la naturaleza del ser humano, el cual difumina los límites de lo que se debe hacer, siendo un propio reflejo de la sociedad en su totalidad.

De esta manera, Giménez capta con inteligencia aquello que se desea señalar de una población que cada vez se muestra más impasible ante las acciones de los políticos. Únicamente, esa brillantez que explora en su contexto y en su análisis social se echa más en falta en sus personajes. A pesar de ser un perfecto vehículo de exposición de los hechos, se podría esperar que hubiera una composición introspectiva más profunda. Aun así, el carisma de los personajes no se pierde, lo que hace que de alguna forma pueda equilibrarse. El final logra culminar la idiosincrasia hilarante que ha ido formando, exponiendo la ridiculez como mejor manera de definirse y como punto final efectivo. Puede ser que para algunos espectadores resulte algo oportunista, sin embargo, al contrario, es una obra oportuna para entablar una conversación que a veces parece olvidada.

La Teta Calva
Foto de La Teta Calva Producciones

Dos hombres al borde del ataque de éxito

Xavo Giménez y Leo De Bari dan vida a Espaldas de plata, donde cada uno logra representar un arquetipo que sirve como propio imaginario de la crítica social que se hace. En primer lugar, Giménez comienza dando vida al jefe de una agencia de publicidad. Ese nerviosismo y esa tentación de venderse llegan a buen puerto en una interpretación resolutiva, fresca y en continuo movimiento. Sin embargo, su cambio de registro es más dinámico, dándole la oportunidad de gustar más como este personaje que el que realiza como principal. Como detalle, se agradece que no pase a lo puramente paródico, sino que haya una base más allá de lo cómico. Asimismo, hay un uso del cuerpo más trabajado en su caso, viéndose una buena ejecución desde este aspecto dramático, siendo un plus en su labor interpretativa.

Leo De Bari se convierte en el otro gran protagonista de la obra, convirtiéndose en el dilema vivo entre venderse o ser fiel a sus ideales. Su conexión con su compañero es instantánea, viéndose que ha habido una preparación muy bien estructurada y definida. Por ello, se ve cómo lleva a cabo escenas con una naturalidad bien realizada. Sin embargo, podría darle mayor pasión, más consistencia y potencia a su personaje, dado que se queda en alguna parte algo más descafeinado. A pesar de ello, cumple con su papel y no se achanta ante la carga dramática que debe soportar. Seguramente con el paso del tiempo, se afiancen los matices que todavía no aparecen expresivamente y enriquezca su labor sobre las tablas. En conjunto, la pareja dramática obtiene un resultado más que notable.

Teatro Fernán Gómez
Foto de La Teta Calva Producciones

La sombra de la publicidad

La puesta en escena de Espaldas de plata presenta una escenografía enclaustrada en una estructura que se identifica con la oficina de la agencia de publicidad. No se presenta una complejidad estética o artística, resuelve a la hora de marcar el espacio, teniendo más una función de guía hacia el espectador que una motivación visual ante la obra. Después, el uso del audiovisual adquiere un interesante ejercicio de proyección en directo. Así se puede ver lo que se escribe en el ordenador al mismo tiempo que se emite en la pantalla. La equivocación a la hora de escribir de los actores muestra qué está ocurriendo en directo, por lo que es atractivo por su ejecución. Como contraparte, este aspecto técnico no brilla por aportar más a la propuesta, aunque tampoco sobra.

El ritmo de la obra es dinámica, se disfruta y sorprende al comenzar como una pieza cómica que recuerda a un género protípico de enredos de oficinas, pero no se cumple ese augurio. El espectáculo va por una estructura entretenida, mostrándose las distintas etapas de una forma fluida. Así los asistentes no sienten en ningún momento que se ralentice la pieza, sino que hay un crescendo que llega a una buena culminación. Por último, hay un diseño de iluminación atractivo, sobre todo en las partes que emulan una ambientación japonesa, que saca partido a las sombras, dejando ese ambiente de penumbra que refleja a la perfección el carácter de la escena. El vestuario cumple, sin mayor dificultad. En conclusión, un espectáculo que brilla por estar constantemente en movimiento y mantener vivo el escenario.

Espaldas de plata
Foto de La Teta Calva Producciones

Conclusión

Espaldas de plata es una crítica sobre la clase política con unas dosis de comedia muy bien ejecutadas, que exponen el retrato de una sociedad que vive en la dicotomía de venderse frente a los valores. Por tanto, sorprende al no convertirse en una pieza más de humor, sino que ofrece una evolución muy atractiva. Asimismo, Xavo Giménez y Leo De Bari forman un buen dúo, en especial, Giménez que desempeña una labor muy bien desarrollada. A nivel técnico y artístico, se aprovecha más el movimiento y el dinamismo de la propia pieza, aunque podría mejorar su desempeño estético y visual de la puesta en escena. El eslogan de los monstruos sociales que creamos, combinados con una propuesta perspicaz, ácida y pertinente.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8 / 10
80 %
Artículo anteriorAfrica Moment celebra su sexta edición del 21 de noviembre al 14 de diciembre con más de 18 artistas interncionales
Artículo siguientePoliana Lima estrena "Oro negro" en el 40 Festival de Otoño, el 22 y 23 de noviembre en el Teatro de la Abadía
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
espaldas-de-plata-critica-teatroUna crítica sobre la clase política con unas dosis de comedia muy bien ejecutadas, que exponen el retrato de una sociedad que vive en la dicotomía de venderse frente a los valores. Por tanto, sorprende al no convertirse en una pieza más de humor, sino que ofrece una evolución muy atractiva. Asimismo, Xavo Giménez y Leo De Bari forman un buen dúo. A nivel técnico y artístico, se aprovecha más el movimiento y el dinamismo de la propia pieza. El eslogan de los monstruos sociales que creamos, combinados con una propuesta perspicaz, ácida y pertinente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí