Del 1 al 4 de junio se representó en el Teatro de la Abadía La enciclopedia del dolor. Tomo I. Esto que no salga de aquí. Esta obra está escrita y dirigida por Pablo Fidalgo, donde se abordan los abusos sexuales en los colegios religiosos y el bullying. Gracias a la interpretación de Gonzalo Cunill, pone sobre las tablas esta ficción documental sobre uno de los episodios de violencia y silencio españolas más dolorosas de la Historia. Producida por ElenaArtesescenicas, Teatro de la Abadía y Wiener Festwochen, este espectáculo es el primero de tres proyectos que formarán "La enciclopedia del dolor". Estará del 19 al 21 de junio en el MAPAS Fest.



Esto que no salga de aquí

Crítica de 'La enciclopedia del dolor. Tomo I. Esto que no salga de aquí'

Ficha Técnica

Título: La enciclopedia del dolor. Tomo I. Esto que no salga de aquí
Título original: La enciclopedia del dolor. Tomo I. Esto que no salga de aquí

Reparto:
Gonzalo Cunill

Duración: 60 min. apróx.
Dirección: Pablo Fidalgo
Dramaturgia: Pablo Fidalgo
Producción: ElenaArtesescenicas, Teatro de la Abadía y Wiener Festwochen

Tráiler de 'La enciclopedia del dolor. Tomo I. Esto que no salga de aquí' 

Sinopsis de 'La enciclopedia del dolor. Tomo I. Esto que no salga de aquí'

Mi madre decía siempre la frase “Esto que no salga de aquí”. Lo decía para explicar que algo no debía ser hablado fuera de la casa o de la familia. Recuerdo muchos gestos, desde la autoridad familiar o escolar, para apagar el deseo. Gestos para mantenerse en silencio. Gestos para no decir, para callar, para reprimir. Gestos que, de una manera u otra continuaban la represión de la dictadura. Entonces, el 31 de mayo de 2021, veo la noticia en el periódico. La puerta del colegio al que fui durante 12 años, los casos de abusos desde los años 60 hasta hoy. ¿Si yo estaba allí, lo viví yo también? ¿Qué memoria hay en mi cuerpo de aquellos años? ¿Qué es lo que se ha borrado? (TEATRO DE LA ABADÍA). 



Esto que no salga de aquí
Foto de "Esto que no salga de aquí" (Teatro de la Abadía)

Voces rotas

Pablo Fidalgo aborda uno de los temas más tabú todavía hoy en sociedad como son los abusos por parte de religiosos en los colegios a menores de edad. En La enciclopedia del dolor. Tomo I. Esto que no salga de aquí, el dramaturgo toma un caso real para reflexionar sobre el trauma y el dolor de las víctimas. Sin embargo, no lo realiza desde una perspectiva en primera persona, sino que lo analiza desde la disociación de quien no recuerda qué pudo suceder. Por lo cual, expone las sensaciones hirientes, que dejan helados a los espectadores. Mediante un formato epistolar, repasa ese pasado en conjunto marcado por el secreto, el abuso y la vergüenza. No tiene una intención de ahondar en detalles escabrosos, evitando caer en el morbo, dando un estilo más personal e íntimo.

Sin embargo, al tratar un tema de tal sensibilidad se puede esperar que haya más visceralidad en su contenido y no se termina de encontrar. En consecuencia, se siente como una carta con una profundidad suficiente, pero no logra cautivar ante una problemática realmente grave. Por lo cual, da la sensación de no haber entrado de lleno en su denuncia social, sino que se queda en una capa menos incómoda y con ello, termina por ser demasiado correcta en su contenido. Hay temas que no pueden, o no deben, acercarse con distancia, sino ir hasta el final para denunciar una lacra que debe pararse. De esta manera, Fidalgo logra abrir un debate desde una estrategia diferente y original, pero no llega al impacto que exige un relato como éste. Toca el fango, pero no se mancha en él.

La enciclopedia del dolor
Foto de "Esto que no salga de aquí" (Teatro de la Abadía)

Vidas unidas

Gonzalo Cunill se enfrenta en solitario a esta carta personal en La enciclopedia del dolor. Tomo I. Esto que no salga de aquí. El actor cuenta con una personalidad arrolladora, lo que le permite completar la escena con su sola presencia. Por ende, es una acertada elección contar con él para este reto interpretativo, que exige fuerza pero desde un prisma que se mantiene calmo y silencioso durante la mayor parte de la obra. Así, Cunill enfoca la voz de una manera que logra captar la atención de los espectadores, quiénes entienden en su tono la pesadumbre y el dolor intrínseco que se encuentra en la manera en la que mascan las palabras. Con lo cual, la sutileza y la elegancia que acompaña a Cunill en esta pieza se siente a la perfección.

Por otro lado, la expresión corporal se encuentra en una dirección más tenue, donde no hay una intención de llevarlo a una propuesta más visceral. De este modo, el actor afronta la dificultad de tener que destacar mediante una estrategia en la que no puede contar con esos golpes de efecto que suelen impresionar al público. Por lo cual, se encuentra ante un reto, que no le impide destacar y que hace que su trabajo sobre la escena sea de los mejores aspectos del conjunto. Aun así, podría echarse en falta ver más prismas y una energía distinta para cada parte. Dicho de otra forma, un enfoque que le permitiese no quedarse en un único plano, sino que pudiera aprovechar las distintas aristas que se hallan en su personaje. A pesar de ello, su labor es firme y efectiva.

La enciclopedia del dolor
Foto de "Esto que no salga de aquí" (Teatro de la Abadía)

El dolor de mirar atrás

La propuesta escénica de La enciclopedia del dolor. Tomo I. Esto que no salga de aquí se basa en una creación minimalista, pero que no escatima en efecto. Por un lado, se muestra una superficie con arena, emulando a los campos de fútbol más rudimentarios. Así, se acompaña de una portería, que termina por ambientar y posicionar la pieza teatral. Desde el principio se presenta esa soledad, ese secreto callado, lo que indica un buen resultado a nivel estético. Lo mismo sucede con la elección del vestuario del protagonista, quién lleva visualmente las marcas de la herencia de ese recuerdo. No obstante, en este caso, se echa en falta que se complete la acción con algún elemento más en escena. Aun así, se defiende bien con el apartado audiovisual, que aporta un aire distinto y permite que no se quede en una única clave.

El problema se halla en la conjunción de los distintos elementos, dado que se mantiene excesivamente lineal. En consecuencia, comienza como termina, en una misma tesitura, lo que provoca que el público no logre ver una evolución en el apartado técnico y artístico. Además, dificulta la posibilidad de emocionarse, ya que al conservar ese tono más apático, no hay un cambio de registro. Por lo tanto, la fuerza del mensaje y del guion se pierden en una propuesta que necesita de puntos álgidos, de ritmo y de sentimiento. No es necesario ir a lo trágico o dramático, pero tampoco se facilita el apartado más íntimo y personal. Por ende, es una propuesta con potencial, donde se ve la sensibilidad de Pablo Fidalgo. Por lo que, seguramente, evolucione favorablemente con el tiempo.

Esto que no salga de aquí
Foto de "Esto que no salga de aquí" (Teatro de la Abadía)

Conclusión

La enciclopedia del dolor. Tomo I. Esto que no salga de aquí es una carta de confesión, un discurso en contra del horror, que tiene en su mensaje la fuerza. No obstante, no se arriesga a ir más allá en su denuncia, lo que hace que se eche en falta más profundidad. Lo mismo sucede con su propuesta escénica, que se mantiene excesivamente constante y lineal, lo que hace que comience y termine en el mismo tono. Aun así, aplaudir el trabajo interpretativo de Gonzalo Cunill, que logra mostrar a través de sus carnes esa herencia del secreto obligado. Con lo cual, puede mejorar, si lo lleva a una dirección en la que sea más posible vivenciar y sentir la evolución de la obra. La ruptura del silencio en una pesadilla compartida, que podría ir todavía a más.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
6,5 / 10
65 %
Artículo anteriorDescubre el mágico mundo de Harry Potter en Londres: desde un tour por la ciudad hasta la visita a los estudios de Warner Bros.
Artículo siguiente"El circo Parifón" llega el 19 de junio al Teatro Circo Price, laboratorio teatral del Hospital del Niño Jesús
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
Una carta de confesión, un discurso en contra del horror, que tiene en su mensaje la fuerza. No obstante, no se arriesga a ir más allá en su denuncia, lo que hace que se eche en falta más profundidad. Lo mismo sucede con su propuesta escénica, que se mantiene excesivamente constante y lineal, lo que hace que comience y termine en el mismo tono. Aun así, aplaudir el trabajo interpretativo de Gonzalo Cunill, que logra mostrar a través de sus carnes esa herencia del secreto obligado. La ruptura del silencio en una pesadilla compartida, que podría ir todavía a más.esto-que-no-salga-de-aqui-critica-teatro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí