Tras su última incursión en el cine de terror (Verdad o Reto, 2018), Jeff Wadlow se vuelve a aventurar en este género de la mano de la actriz Lucy Hale. Fantasy Island, la nueva producción de Blumhouse estrenada el 14 de febrero, trae a la gran pantalla la popular serie de televisión de título homónimo. Bajo la premisa de una llegada a la isla que hará realidad sus fantasías, un grupo de desconocidos aterriza en un paradisíaco destino donde tendrán que salvaguardar su propia vida.



Fantasy Island

Crítica de ‘Fantasy Island’

Ficha Técnica

Título: Fantasy Island
Título original: Fantasy Island

Reparto:
Michael Peña (Mr. Roarke)
Maggie Q (Elena)
Michael Rooker (Morgan)
Lucy Hale (Melanie)
Kim Coates (Devil Face)
Portia Doubleday (Sonja)
Ryan Hansen (Bradley)
Charlotte McKinney (Aphrodite)
Jimmy O. Yang (Brax)
Parisa Fitz-Henley (Julia)

Año: 2020
Duración: 110 min
País: Estados Unidos
Director: Jeff Wadlow
Guion: Jillian Jacobs, Christopher Roach, Jeff Wadlow
Fotografía: Toby Oliver
Música: Bear McCreary
Género: Terror
Distribuidor: Sony Pictures Releasing de España

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Fantasy Island’

Sinopsis

En la película Fantasy Island, el nuevo giro de la productora Blumhouse a ‘La Isla de la Fantasía‘, el enigmático Sr. Roarke convierte en realidad los sueños secretos de sus afortunados invitados en un lujosa pero remota isla tropical. Pero cuando las fantasías se convierten en pesadillas, los invitados deberán resolver el misterio de la isla para poder escapar con vida. (Sony Pictures Releasing de España)



La coherencia brilla por su ausencia

Desde la primera escena del avión aterrizando resulta totalmente obvio que se ha pretendido crear una atmósfera mística y túrbida, sin embargo esta se va disipando conforme comienzan a sucederse de manera consecutiva un seguido de acciones ilógicas, caóticas y estereotipadas.

La cantidad de giros de guion que se producen en tan solo 110 minutos resulta abrumador y desconcertante, sin embargo lo más preocupante se produce en torno al desarrollo de la idea principal. Durante toda la película se deja caer que la isla contiene un componente mágico que hace los sueños realidad, sin embargo no se llega a ahondar en esa idea lo suficiente como para que cale en el público.

Por otra parte, se presentan cinco personajes principales que serían quienes llegan a Fantasy Island para realizar sus fantasías, más muchos de estos anhelos no resultan del todo creíbles.

La coherencia dentro de las decisiones tomadas y llevadas a cabo a lo largo del filme brillan por su ausencia, lo cual merma esa inquietud generada durante todo el primer acto de la película, donde parece que se promete algún tipo de slasher noventero en mitad de la selva.

Fantasy Island
Copyright 2020 Sony Pictures Entertainment

Actuaciones correctas

A pesar de que las actuaciones son correctas y sobrellevan la carga fílmica en multitud de escenas, destacando a Maggie Q y Lucy Hale en especial y la química entre el cómico dúo de Jimmy Ouyang y Ryan Hansen, el papel desempeñado por los villanos pierde peso con cada aparición en escena.

Desde Mr. Rourke (Michael Peña), quien es retratado como el mal mayor de la isla y prácticamente se encuentra de brazos cruzados hasta casi la escena final, pasando por el cirujano, quien aparece de manera inconexa en escenas al azar para poder hacer avanzar la trama. Además de todo el tema del agua negra que se deja ver de manera completamente explícita desde el primer momento, explicando en demasía lo que no era necesario y dejándonos unos antagonistas con apariencia de acabar de salir de un concierto de Kiss.

Fantasy Island
Copyright 2020 Sony Pictures Entertainment

Insatisfacción y carcajadas del espectador

Asimismo, el hecho de que el terror se vea relegado a pequeños sustos momentáneos, jumpscares, y no a una creciente tensión que podría haberse conseguido con un mejor desarrollo de guion que situara a todos los personajes y sus fantasías de manera correcta en la realidad común que comparten, consigue provocar una sensación de insatisfacción en el espectador.

De igual forma, la escena final resulta tan absurda en comparación a todo el desarrollo que se ha intentado explicar durante la película que arrancó bastantes carcajadas durante el visionado.

Blumhouse Productions
Copyright 2020 Sony Pictures Entertainment

Conclusión de ‘Fantasy Island’

En definitiva, Fantasy Island resulta más una película de acción que de terror que cuenta con algún punto cómico y que no trasciende en nada más allá de la premisa principal. No resulta una película con altas pretensiones, sino una especie de survival con tintes de humor y algún susto, y con más carencias que aciertos. Si se pasa por alto que se trata de una película de terror con bastantes incongruencias, se deja ver y se puede disfrutar.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí