Frío caliente vuelve a La Sala Madrid como uno de los títulos que abre su temporada 2022-2023. Después del éxito que obtuvo en junio, colgando en varias funciones el cartel de "Localidades agotadas", regresa con tan solo 3 funciones. Esta obra está escrita originalmente por Pacho O'Donnell, titulada como "Lo frío y lo caliente". En esta ocasión, Nahuel Picone recoge el testigo y es el encargado de adaptar y dirigir esta versión española. Protagonizada por Eva Quirós, Gloria Montiel y Luis Basadre, se podrá disfrutar hasta el 24 de septiembre en La Sala Madrid.



Estreno de Frío Caliente

Crítica de 'Frío caliente'

Ficha Técnica

Título: Frío caliente
Título original: Lo frío y lo caliente

Reparto:
Eva Quirós
Gloria Montiel
Luis Basadre

Duración: 75 min. apróx.
Dirección: Nahuel Picone y Paco Sepúlveda
Dramaturgia: Pacho O'Donnell
Música: Luis Basadre
Ayudante de dirección:
Carlos Micra
Maquillaje y caracterización:
Sofía Nuñez
Diseño gráfico:
Johana Piromalli
Fotografía: José Fernández de Córdoba
Producción: Gémenis Produce y Waterlily

Tráiler de 'Frío caliente'

Sinopsis de 'Frío caliente'

¿Qué es real y qué no lo es? Yo estoy... entonces soy. Para creer basta con sentir. ¿Quién más está? En la vida llenamos de valor sentimental a las cosas y estas son capaces de tapar los vacíos de la ausencia, del miedo y la incertidumbre. Lo teatral nos da la oportunidad de interpelar la realidad.

Rolando dijo basta y se fue. Irma construyó en un maniquí a su marido Rolando.

Gabi se debate entre dos mundos, mientras que Felipe, su novio, la espera en la puerta.

Será necesario elegir. ¿Frío o Caliente? (LA SALA MADRID). 



Frío caliente
Foto de José A. Fernández de Córdoba

Silencio en la cordura

Pacho O'Donnell estrenó "Lo frío y lo caliente" en España en 1980. Después de más de 40 años, Frío caliente, obra teatral que aborda las dolencias mentales a través de una historia sobrecogedora y tensa, llega en versión de Nahuel Picone. Este texto no tiene intención de entretener o ser accesible para todo tipo de públicos. No obstante, esta adaptación transforma varias partes de este relato perturbador. Con lo cual, hay pasajes del libreto original que se han modificado para un montaje distinto y que busca otro tipo de actitud. Para comenzar, la columna vertebral de la historia es potente, tienes ese efecto de locura que causa interés y busca implicar al espectador en su historia. Por tanto, hay un análisis complejo en torno a la psique y lo que hay tras el comportamiento de sus dos protagonistas.

Luego, hay ciertos puntos que pasan de puntillas, como la presencia de Felipe en la trama, así como algunas píldoras que no logran encaminarse a un entendimiento más eficaz como los cambios en el tipo de moneda a los que se hace mención. También se suma una construcción que, desde el primer minuto, pone la carne en el asador, por lo que no consigue una evolución hacía un éxtasis más cautivador, sino que la sorpresa ya viene dada y falta ese efecto a lo largo de la pieza. En consecuencia, se presenta una historia con todos los ingredientes para ser un auténtico frenesí psicológico, que acaba por no aprovecharse toda la injundia que hay detrás. Por lo que, inevitablemente, se queda en un relato que parte de una base muy consolidada, que no logra extraer todo el torrente y las aristas que necesita en este puzzle emocional, psicológico y narrativo.

La Sala Madrid
Foto de José A. Fernández de Córdoba

Dolor interno

La versión española de Frío caliente cuenta con Eva Quirós, Gloria Montiel y Luis Basadre, quienes se meten en la piel de Irma, Gabriela y Felipe. En primer lugar, Eva Quirós ofrece una interpretación que, en un primer momento, impacta y causa tensión desde su entrada en escena. La manera en la que construye su personaje se ve en la forma de moverse, con pequeños pasos, con gestos sutiles, que va transformándose en esa potencia desgarradora que va saliendo a lo largo de la obra. De esta forma, consigue cumplir con las expectativas que se tienen en torno a su personaje. No obstante, habría que vigilar la saturación del uso del grito como efecto, dado que lo mucho se convierte en costumbre. Asimismo, en la última escena, se le podría dar mucho más cuerpo, siendo un momento en el Quirós podría recrearse más.

Gloria Montiel comienza como un hada rota, un ser corrompido y así se traduce su lenguaje corporal en todo momento. Por tanto, la coherencia dramática se mantiene, lo cual es un plus para su trabajo sobre la escena. Además, presenta una gestualidad muy bien ejecutada, viéndose ese desasosiego constante, así como ese carácter nervioso e inestable. Por otra parte, se ve que no hay reparos en el uso del cuerpo, en tomar todo de sí de una forma muy violenta. Así, se ve una entrega absoluta. En cambio, su mayor crítica se halla en una dirección que podría plantearse de forma que brillase más y no estuviera en un bucle reiterativo. Después, Luis Basadre se convierte en una especie de trovador que navega entre las sombras. A nivel expresivo, concede una labor bien realizada, aunque su presencia no encaja todo lo que debiera.

La Sala Madrid
Foto de José A. Fernández de Córdoba

Un juego macabro

Uno de los principales atributos de Frío caliente es la atmósfera que se crea desde que se entra en la sala. Esa tenebrosidad envuelve mediante una disposición del espacio muy singular y diferente. Gracias a ello, el espectador se adentra de lleno dentro de la situación y acción. Por ende, a pesar de no ser inmersiva, tiene ese carácter en el que los asistentes presencia lo que está sucediendo a un palmo de sus ojos. En ese sentido, la estrategia es arriesgada y remueve el concepto del espacio dedicado al público. Por otra parte, la elección del vestuario es perfecta, al igual que los objetos que se presentan en la escenografía, desde los más sutiles como las tizas hasta más grandilocuentes como los motivos de juego. El diseño de iluminación escoge unas tonalidades muy acertadas, así como momentos con una matización dramática bien observadas.

Sin embargo, se toman diversas decisiones que podrían no llegar a las intenciones que pudieran haber artísticamente. La energía y la tensión se hacen tan perpetuas, que no se producen contrastes, lo que hace que a pesar de mantenerse en alto, no se halla una composición más experimentada. Asimismo, habría que vigilar el efectismo de los gritos, de la violencia, utilizarlos de puente de exaltación y no de elemento habitual de la propuesta. En consecuencia, se vuelve, en ocasiones, algo menos agradable. Hay un simbolismo visual muy potente, como la escena del tomate, lo que indica que se podría ir por ahí perfectamente. Por lo cual, se espera una mayor gestión de estos aspectos. Por último, habría que apuntar la necesidad de mantener el espacio personal del espectador, a pesar de la intención de tenerles en el plano de acción, ya que puede llegar a ocasionar incomodidad.

Frío caliente
Foto de José A. Fernández de Córdoba

Conclusión

Frío caliente parte de una historia catártica, que plasma las dolencias mentales desde un prisma desasosegado, nervioso y lleno de oscuridad. Por lo cual, hay una base sólida, que no evoluciona con la misma brillantez, pero que matizando y dándole otra mirada, podría explotarse en su totalidad. Después, el reparto es notable, donde se ven varias escenas en las que dejan patente toda esa vigorosidad que se haya en sus personajes. A pesar de los detalles a mejorar desde la dirección, el compendio general es positivo.

Por otra parte, la puesta en escena colabora en una atmósfera asfixiante, tensa, que encaja a la perfección con el proyecto. Sin embargo, debe buscar un equilibrio y ofrecer un montaje en el que se vea una evolución más clara y efectiva. Un maremoto de emociones en el que se siente ese tira y afloja, donde el tira termina por ganar y no permite explorar las aristas que podría brindar el relato.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
6,5 / 10
65 %
Artículo anterior"Christian": serie criminal ambientada en los suburbios de Roma
Artículo siguienteCuerpo Romo presenta su séptima temporada en Teatros del Canal desde el 24 de septiembre
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
frio-caliente-critica-teatroParte de una historia catártica, que plasma las dolencias mentales desde un prisma desasosegado, nervioso y lleno de oscuridad. Por lo cual, hay una base sólida, que no evoluciona con la misma brillantez, pero que matizando y dándole otra mirada, podría explotarse en su totalidad. El reparto es notable. El compendio general es positivo. La puesta en escena colabora en una atmósfera asfixiante, tensa, que encaja a la perfección con el proyecto. Un maremoto de emociones en el que se siente ese tira y afloja, donde el tira termina por ganar y no permite explorar las aristas que podría brindar el relato.

4 COMENTARIOS

    • Me alegro que conectases así con la obra. Finalmente, es mi análisis y es respetable que como espectadores ambos tengamos diferentes criterios ante una obra. Un saludo!

  1. He buscado esta página luego de conmoverme profundamente el sábado y poder dejar un comentario, lo que he visto yo.
    Me ha parecido una maravilla escondida en una sala pequeña de Madrid, soy el público de este tipo de teatro.
    Una actriz me ha tocado la mano, un personaje me ha pedido ayuda y he sentido la necesidad de hacerlo como si hubiera sido real y el teatro hubiera desaparecido.
    Hace 20 años me fui de Argentina y me emociona haber oído al finalizar la función a director de mi tierra que llega arriesgando todo, logra una tensión increíble y una conmoción general.
    Enhorabuena

    • Hola Julio, me alegro que hayas podido así disfrutar de Frío caliente. Al final, realizo un análisis con el criterio que considero oportuno y siempre con el máximo respeto por los creadores e intérpretes, los cuales ya solo por el hecho de crear una obra teatral, se merecen una felicitación. Por tanto, no puedo otra cosa que decirte que aplaudo que tenga público que conecte con dicho montaje. Un abrazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí