Gogol Nachalo se trata de la primera de las tres películas que forman una trilogía que se ha estrenado en los cines rusos desde el 2017 hasta el año pasado. Así que técnicamente estaríamos hablando más de una trilogía cinematográfica que de una serie, puesto que se estrenaron en pantalla grande, pero por otra parte, las series estrenadas en cine eran una tónica habitual dentro de la cinematografía soviética.



Gogol Nachalo

Crítica de Gogol Nachalo

Ficha Técnica

Título: Gogol Nachalo
Título original: Gogol. Nachalo

Reparto:
Margarita Adayeva (Varvara)
Sergey Badyuk (Vakula)
Yuliya Frants (Oksana)
Oleg Menshikov (Guro Yakov Petrovich)
Alexander Petrov (Gogol Nikolai Vasilievich)
Evgeniy Stychkin (Binkh Alexander Christophorovich)
Artyom Tkachenko (Danishevskiy Alexey)
Taisiya Vilkova (Danishevskaya Elisaveta Andreevna)

Año: 2017
Duración: 107 min
País: Rusia
Director: Egor Baranov
Guion: Natalya Merkulova, Aleksey Chupov, Tikhon Kornev, Kim Belov
Fotografía: Sergei Trofimov
Música: Ryan Otter
Género: Thriller. Aventuras
Distribuidor: —–

Filmaffinity

IMDB

Tráiler

Sinopsis

Nikolay Gogol sufre de ataques epilépticos violentos y lucha por seguir trabajando. El investigador Yakov Guro es testigo accidental de una de esas situaciones y se da cuenta de que las visiones de Gogol contienen pistas que podrían ayudar a resolver crímenes reales. Juntos, Gogol y Guro se enfrentan a un caso particularmente extraño y desconcertante que los lleva a un pequeño pueblo de Dikanka, donde todos tienen un gran secreto que esconder.



Gogol, el Van Helsing ruso

Esta primera parte del serial se titula “Nachalo”, que significa inicio en ruso, y que es una presentación de los personajes. En realidad no nos encontramos ante una adaptación de las obra del escritor Gógol, si no ante una especie de reversión fantástica de la vida de Gógol, donde este tiene una especie de poderes místicos que le permiten tener visiones sobre el pasado (y así resolver misterios).

Trama detectivesca y fantasiosa

El personaje de Gógol, interpretado por Aleksandr Petrov es una mezcla entre el personaje real (desesperado por su situación vital) y un dectective sui generis. Pero no empieza sólo, quien le invitará a investigar un curioso crimen (una serie de asesinatos con características rituales) es el personaje que interpreta Oleg Menshikov, quien en la primera parte de la película le hará de maestro (en una especie de Buddy movie ambientada en la época) y le iniciará en la investigación criminal.

Gogol Nachalo

La fantasía alza el vuelo en Rusia

Hace apenas unos años cualquier ciudadano ruso te habría contestado que su cine comercial estaba a años luz del cine americano, especialmente en el género fantástico. Pero esta tendencia se está revirtiendo en los últimos años, donde se han producido películas con un diseño de producción totalmente respetables, y competitivas. Esto es palpable en Gogol Nachalo, una película que utiliza el ambiente gótico y que para que nos hagamos una idea, se inspira en un tono parecido a lo que podría ser películas como Sleepy Hollow (Sleepy Hollow, 1999), pero con una singularidad propia. Tiene escenas realmente sorprendentes, especialmente con las que están relacionadas con las alucinaciones del personaje principal.

Inusitada violencia

A pesar de ser una obra totalmente comercial, la película tiene algunos elementos violentos que sorprenden y que demuestran que quizá la sociedad rusa está poco a poco abriéndose a los gustos más occidentales. Porque a pesar de que es cierto que por ejemplo en los años noventa la violencia en el cine es palpable, esta estaba siempre está relacionada con elementos reales (tomemos por ejemplo la duología de Brat, donde se nos habla del tráfico de drogas, ajustes de cuentas…), y no con terroríficos, como es en este caso.

Gogol Nachalo

Una digna puesta en escena

El director del filme, Egor Baranov, se explaya en algunas escenas con una original puesta en escena, especialmente con aquellas que tienen relación con las partes más fantásticas, y en las que el cineasta emplea incluso algunos toques más “Arty”, como unos planos angulados y curvados que pretenden causar una sensación de confusión en el espectador. A esto se le ha de añadir un diseño de producción muy elegante, inspirado en la propia obra de Gógol y en sus obras más místicas.

Conclusión

Nos encontramos ante una obra muy solvente. No es la obra maestra que el género fantástico ruso está deseando, pero desde luego cumplirá las expectativas para todos aquellos que esperen una película diferente al cine más habitual dentro de lo comercial. Y si el personaje es desconocido al espectador, esta es la película perfecta para iniciarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here