Ice road es una producción estadounidense que supone la más reciente incursión de Liam Neeson en el género de acción. En esta ocasión da vida a un camionero que se ve envuelto en una arriesgada misión de rescate. Además del propio Neeson (La lista de Schindler, Venganza), en el reparto encontramos a Laurence Fishburne (Matrix, Horizonte final) y a Amber Midthunder (Comanchería, Legión). Dirige Jonathan Hensleigh (Mata al irlandés, El castigador). La película se estrenó en Netflix el pasado 25 de junio en los Estados Unidos, y en España lo hará en cines el 27 de agosto de 2021.



Ice road

Crítica de ‘Ice road’

Ficha Técnica

Título: Ice Road
Título original: The Ice Road

Reparto:
Liam Neeson (Mike)
Holt McCallany (René Lampard)
Laurence Fishburne (Goldenrod)
Amber Midthunder (Tantoo)
Matt McCoy (George Sickle)
Martin Sensmeier (Cody)

Año: 2021
Duración: 103 min
País: Estados Unidos
Dirección: Jonathan Hensleigh
Guion: Jonathan Hensleigh
Música: Max Aruj
Fotografía: Marcus James, Tom Stern
Género: Acción. Thriller
Distribución: Entertainment One

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Ice Road’

Sinopsis 

Un terrible accidente deja atrapados a numerosos mineros en una mina de diamantes, situada en un remoto extremo de Canadá. Su única esperanza es Mike (Liam Neeson) un conductor de camiones de gran tonelaje, que tendrá que atravesar un país cubierto de nieve, en el que sólo se puede transitar por las traicioneras “ice roads”: carreteras de hielo que transcurren sobre ríos, lagos o incluso océanos congelados. Mike tendrá que enfrentarse a una imposible carrera contrarreloj, llena de inesperados peligros y traiciones. (Entertainment One)



Patinaje sobre hielo con camiones

Ice road es una película partícipe de varios géneros que, en mayor o menos medida, combinan muy bien con la acción. Por un lado tiene un componente de cine de catástrofes, por otro es un animado thriller con algún que otro giro inesperado, y finalmente está la acción pura y dura, con disparos, persecuciones, peleas, etc. El detonante de toda la historia es un accidente minero en Canadá, en una región apartada y más bien inaccesible. A raíz de ello varios mineros se quedan atrapados en el interior de la mina, con el inconveniente para sus vidas del metano del ambiente y las bajísimas temperaturas.

La salvación de estos mineros pasa por poder utilizar un cabezal de puente que en ese momento no se encuentra disponible en el lugar del accidente. El problema es que transportar esta maquinaria es poco menos que un suicidio, habiendo que transitar literalmente por caminos formados por hielo (de ahí el nombre de la película) con riesgo de la vida de los conductores. Las circunstancias reúnen a varios de ellos. El dueño de una empresa de camioneros de Dakota del Norte, Jim Goldenrod (Laurence Fishburne), pone los camiones. Dos conductores más lo acompañarán: Mike McCann (Liam Neeson), y Tantoo (Amber Midthunder), una nativa americana que ya conoce a Goldenrod de antes.

Mike trabajaba de transportista hasta que fue despedido por sacudirle a compañero que insultó a su hermano Gurty (Marcus Thomas), un veterano de la guerra de Irak con estrés postraumático y afasia y, además, un gran mecánico, que también formará parte del viaje. Completa la expedición Varnay (Benjamin Walker), que trabaja para la aseguradora  de Katka, la empresa minera.

Ice Road
Fotos de Entertainment One

Entre hielo y nieve

Ice road bebe de forma evidente de varias fuentes. Principalmente tiene su referente en El salario del miedo (1953) y su ya también clásico remake Carga maldita (1977). En estos antecedentes el punto de partida de la historia era el transporte de una carga de nitroglicerina en varios camiones, pudiendo volar cualquiera de ellos por los aires en cualquier momento. El riesgo en Ice road es el hielo quebradizo. En caso de no soportar el peso del camión, el hielo se tragará al vehículo irremisiblemente. En total, los camiones son tres. Uno conducido por Mike, otro por Jim y otro por Tantoo. Cada uno lleva un cabezal de puente por si alguno de los otros no llega.

Uno de los problemas de la trama es su dispersión. Los dos elementos que tiene más a mano son el riesgo de los conductores y la cuenta atrás de los mineros para sobrevivir. Sin embargo, comienzan a surgir otros elementos, como fricciones entre los conductores, siniestras maquinaciones en la sombra o incluso toques de drama familiar. La mezcla de todos estos elementos va en detrimento de la película, y a veces el montaje no sabe muy bien dónde colocar la atención.

En términos automovilísticos, la película, en más ocasiones de la deseables, no avanza como debería. Lo que podría ser una película ágil y de emociones directas, da más rodeos de los debidos y tarda en encauzarse de manera que todo fluya a ritmo continuo. Ice road no es que tenga una premisa original en exceso, pero de todas las maneras tampoco la aprovecha.

Jonathan Hensleigh
Foto de Entertainment One

Elenco y factura de Ice road

Ice road está rodada en la zona canadiense de Manitoba y los planos de hielos infinitos y nieves que llegan hasta donde alcanza la vista son constantes y una de la bazas que pretende utilizar la película. El problema son los CGI que acompañan a la película, que en en el mejor de los casos diremos que son irregulares, desluciendo una baza tan importante como la espectacularidad. Las escenas de acción son competentes, pero no a tal nivel que nos llamen particularmente la atención. Más que las peleas o los tiroteos, las escenas de mayor acción están en la mala combinación de hielos quebradizos y camiones de gran tonelaje.

Liam Neeson ha acabado siendo una marca registrada dentro del género de acción. Algunas de sus películas de este género son sumamente aprovechables. Ice road es algo menor, pero Neeson da lo que se supone de él sin mayores problemas. Es un héroe de acción un tanto melancólico, con cara de buen hombre, pero con unas habilidades concretas que lo convierten en terrible cuando se enoja. En el caso que nos ocupa no solo conduce de forma galáctica, también reparte mamporros y dispara con acreditada solvencia.

Como casi siempre, hay un familiar de Neeson en el argumento que se juega la vida. Ese rol corresponde a Marcus Thomas, que enfrentará mil peligros para el éxito de la misión. su papel se nos antoja simpático y algo tierno. Mucho más energética es Amber Midhunter en su papel de la arrojada y valiente Tantoo. El reverso, es el cicatero y desagradable Benjamin Walker en el papel de Varnay, un personaje que ejerce aceptablemente de némesis. No obstante, todos son partenaires para el lucimiento de Liam Neeson y sus clásicos roles de acción, con excepción de algunos momentos de Laurence Fishburne.

Ice Road
Fotos de Entertainment One

Conclusiones de Ice road

Ice road pertenece a un género clásico y prolífico de los últimos años. Acción protagonizada por Liam Neeson. No llega al nivel de Sin identidad (2011), Venganza (2008) o Caminando entre tumbas (2014), pero a sus devotos les entretendrá. El mayor problemas de la película es el ritmo discontinuo, que solo se endereza en la parte final, las rutinarias escenas de acción y la sensación de premisa desaprovechada.

Falta meter una marcha más y un enfoque más loco, o al menos más dinámico. En general entretiene, pero sabe a poco. Se dice que será la última película de acción de Neeson. Quién sabe. No sería mala idea, viendo el agotamiento de la fórmula y sus cada vez más cansados personajes.

Reportaje de Ice road en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí