La compañía La Griot'te volvió a los escenarios de la Sala Tarambana el pasado 3 de marzo con Jácara para un pícaro o la España negra. Esta pieza ha obtenido dos premios en el Festival Internacional de Londres (Festival of Spanish Theatre Londo - FestelOff). Asimismo, participó en la edición de 2021 del Festival SURGE Madrid. Su última función fue el pasado 31 de marzo de 2022 en la Sala Tarambana, lugar donde Cinemagavia tuvo la oportunidad de disfrutar de este espectáculo.



Estreno Jácara para un pícaro o la España negra

Crítica de 'Jácara para un pícaro o la España negra'

Ficha Técnica

Título: Jácara para un pícaro o la España negra
Título original: Jácara para un pícaro o la España negra

Reparto:
Sandra Gade

Música en directo / Trompetista:
Álvaro Revuelto

Voz en off:
Ogulcan Güzeller

Duración: 90 min. apróx.
Dirección: Nazan L. Bamio
Dramaturgia: Nazan L. Bamio, a partir de la adaptación libre de "El Buscón", de Francisco de Quevedo
Diseño de escenografía, vestuario y atrezzo: Ana Montes De Miguel
Música original:
Álvaro Revuelto
Espacio sonoro:
Wiloo
Diseño de iluminación:
Antuán Del Toro
Grabación voz en off:
Dinamic Studio
Diseño gráfico:
J. Carlos Degal
Producción ejecutiva:
Sandra Gade
Contabilidad/gestoría:
Fenus
Dirección de producción:
Nazan L. Bamio
Producción: La Griot'te

Tráiler de 'Jácara para un pícaro o la España negra' 

Sinopsis de 'Jácara para un pícaro o la España negra'

Jácara para un pícaro o la España negra nos presenta a la compañía ambulante de LaGriot’te, que ¡se presenta en plaza!

El azaroso hallazgo -qué no ha sido así concebido- de una grabadora con una ristra de ignotas historietas, las cuales curiosamente remedan aquellas contadas por El Buscón, nos presenta a un ‘Cristiano nuevo’ (de qué me sonará el palabro) dando cuenta de sus vivencias en una tierra que le es desconocida. En ellas exhibe un retablo de especies creídas exóticas aunque en peligro de reconstrucción en un Madrid a calcetín vuelto.

LaGriot’te, gracias al arte de los juglares y olé, revive tal periplo dando cuerpo a los personajes con los que el muchacho se topó, en un espectáculo musicado de ‘raras avis’ para deleite de los presentes. (SALA TARAMBANA). 



Jácara para un pícaro o la España negra obra
Foto de La Griot'te

Homenaje a "El Buscón"

La compañía gallega La Griot'te se adentra en los textos de Quevedo con Jácara para un pícaro o la España negra, una adaptación libre del clásico "El Buscón". Desde el inicio se puede ver ese carisma y cercanía del teatro de los pueblos, algo que se convierte en un acierto por el buen rollo que genera desde el principio. Después, una ristra de personajes esperpénticos que representa a la perfección esa "picardía" de los buscavidas, donde la sinvergüencería tiene cabida en su mayor esplendor. Aderezada con una comedia espléndida, convierte el clásico en una obra contemporánea donde es fácil identificar esas características comunes del género al que hace honor. Por tanto, el público cae rendido ante este espectáculo donde no falta dinamismo y diversión, al mismo tiempo que logra crear reflexión sobre las situaciones acaecidas.

Muchas veces surge la duda de cómo lograr que los referentes teatrales y literarios consigan cautivar a un público más contemporáneo. Así, esta versión despeja dudas, dado que muestra lo actual y plenamente fresca que resulta en su forma y ello expone el talento de esta adaptación de manos de Nazan L. Bamio. Un reto que parece fácil, pero para nada lo es. Con lo cual, los parajes y las distintas aventuras de este "nuevo cristiano" se envuelven en una sintonía excelentemente ejecutada, despertando carcajadas entre los asistentes. También hay que valorar la cantidad de personajes que hay, cuidando cada una de sus características y fomentando la interacción entre ellos de una manera soberbia. Una grata sorpresa que muestra cómo de vivo sigue este género, con una línea de acción bien aprovechada en todo momento y una coherencia interna brillantemente ejecutada.

Sala Tarambana
Foto de La Griot'te

El valor de la multiplicidad

Sandra Gade y Álvaro Revuelto son los valientes que se enfrentan a Jácara para un pícaro o la España negra. Por un lado, Gade muestra un talento increíble con una versatilidad única, que lleva a encumbrar su trabajo en la escena de una forma óptima. Por ello, no se percibe absolutamente ninguna mejora, dado que aprovecha al máximo cada una de sus transformaciones sin perder su sello de identidad en ninguna de ellas. Dentro de ese imaginativo del "juego" teatral, Gade disfruta y hace partícipe de ese talento a cada uno de los espectadores. A la par que realiza una interpretación impoluta, lleva distintos dejes que hacen que se comprenda qué personaje está realizando sobre el escenario. Con gracia y ahínco triunfa con cada uno de ellos, incluso en los que se percibe algo de similitud en las manierismos que se repiten en algunos de ellos.

Además, Gade no sólo se mete en la piel de cada uno de los personajes que hace acto de presencia, sino que hay una interacción viva y lo resuelve de una forma magistral. Por lo que, ese minimalismo de tener a una sola actriz ante tanto trabajo se convierte en una fascinación estupenda. También hay que aplaudir su calidad como narradora, siendo una maestra de ceremonias propicia y con una conexión especial con el público. Recuerda esa sensación de trovadores y cuentacuentos tan especial, que a muchos les lleva a la nostalgia de la niñez. También destacar el trabajo de Álvaro Revuelto que acompaña con una sinergia muy bien fabricada junto a su compañera. A pesar de estar en un segundo plano, continúa estando presente en toda la obra. Por último, mención especial a Ogulcan Güzeller, su voz termina por ser un imprescindible por su personalidad.

Sala Tarambana
Foto de La Griot'te

Grotesca fantasía

No son pocos los elementos que aparecen en Jácara para un pícaro o la España negra. Desde el monigote que representa al "nuevo cristiano", hasta los distintos objetos que van alumbrando la escena. Todos ellos hacen que la acción obtenga una viveza llena de movimiento y energía. Por lo cual, hay un dinamismo que triunfa en todo el montaje. También hay que valorar muy positivamente la transformación del espacio por los diferentes pasajes que se proponen, logrando que haya una configuración estética en continuo cambio y que expone la efectividad de la propuesta. Las transiciones son transparente ante los espectadores, lo que indica lo bien sublimadas que están en la forma en la que se plantean ante las distintas escenas. Gracias a ello, se llega sin problema a una fábula más que agradable y deja que se arrope en ese mundo mágico.

La música es apropiada, podría brillar más en la manera en la que empasta con lo que sucede en escena. Dicho de otra forma, toma una posición menos consolidada, aunque sigue funcionando y acompañando sin problema. Por ese motivo, podría potenciarse más en su presencia escénica, prueba de ello es la trompeta de Revuelto que sí obtiene ese espacio. Después, el ritmo es enérgico, lleno de vitalidad, lo que hace que se haga muy llevadera y no se espacie en el tiempo de forma innecesaria. Todo ello culmina en un número conjunto, que adquiere especial sentido al ser un broche de oro con un desempeño artístico y técnico a la altura. Una producción arriesgada que llega hasta donde se propone, siendo un resultado redondo y donde el disfrute es paralelo a la calidad del montaje.

Jácara para un pícaro o la España negra obra
Foto de La Griot'te

Conclusión

Jácara para un pícaro o la España negra es una estupenda versión que emana de "El Buscón" de Quevedo. Respeta todas las insignias de este estilo y lo realiza con una dramaturgia exquisita, divertida y con matices muy efectivos. Además, se acompaña de un equipo artístico extraordinario, liderado por una impresionante Sandra Gade. Asimismo, destaca una propuesta escénica viva y con un ritmo lleno de dinamismo, que conjuga carcajadas, bienestar y total profesionalidad. Un ejemplo perfecto de cómo los clásicos pueden ser frescos, contemporáneos y con un resultado que cautiva a los espectadores.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8,5 / 10
85 %
Artículo anterior"I am not a terrorist": Uzbekistán, ISIS e Islam
Artículo siguiente"Serrana" se representará en el Teatro Fernán Gómez el 9 y 10 de abril, con Clara Ferrao, Álvaro Murillo y Stefano Fabris
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
jacara-para-un-picaro-o-la-espana-negra-critica-teatroUna estupenda versión que emana de "El Buscón" de Quevedo. Respeta todas las insignias de este estilo y lo realiza con una dramaturgia exquisita, divertida y con matices muy efectivos. Además, se acompaña de un equipo artístico extraordinario, liderado por una impresionante Sandra Gade. Asimismo, destaca una propuesta escénica viva y con un ritmo lleno de dinamismo, que conjuga carcajadas, bienestar y total profesionalidad. Un ejemplo perfecto de cómo los clásicos pueden ser frescos, contemporáneos y con un resultado que cautiva a los espectadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí