Jungle Cruise llegará a los cines y a Disney+ el 30 de Julio de 2021.  Protagonizada por Dwayne Johnson y Emily Blunt, la última película de Disney está inspirada en una de las más famosas atracciones de Disneyland. ¿Habrá que abrocharse bien los cinturones o no será sino un paseíto por la jungla?



Jungle Cruise

Crítica de Jungle Cruise

Ficha Técnica 

Título: Jungle Cruise
Título original: Jungle Cruise

Reparto:
Emily Blunt (Lily Houghton)
Dwayne Johnson (Frank Wolff)
Jesse Plemons (Prince Joachim)
Paul Giamatti (Nilo)
Jack Whitehall (MacGregor Houghton)
Edgar Ramírez (Aguirre)

Año: 2020
Duración: 2h 7min.
País: Estados Unidos
Dirección: Jaume Collet-Serra
Guion: Michael Green, Glenn Ficarra, John Requa 
Fotografía: Flavio Martínez Labiano
Música: James Newton Howard
Género: Aventuras
Distribuidor: Walt Disney Pictures

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de  ‘Jungle Cruise‘ 

Sinopsis de ‘Jungle Cruise

La Dra. Lily Houghton solicita la ayuda del bromista capitán Frank Wolff para llevarla por el Amazonas en su destartalada embarcación. Juntos, buscan un árbol antiguo que tenga el poder de curar, un descubrimiento que cambiará el futuro de la medicina. (Walt Disney Pictures)



Nada nuevo

No es la primera vez que Disney crea una versión cinematográfica de una de las atracciones de sus populares parques temáticos. De entre todas ellas, Piratas del Caribe es la que primero nos viene a la mente. En esta ocasión, le ha tocado el turno a Jungle Cruise, pero la jugada no les ha salido tan bien como con Jack Sparrow y compañía. La principal razón es que, además de que la historia y los protagonistas principales son un calco de los de La Momia (1999), los guionistas han creado un universo en el que todo vale, arruinando así toda posibilidad de sorprendernos.

Con Jaume Collet-Serra (El pasajero) al timón, Jungle Cruise mantiene un ritmo constante durante sus dos horas de duración. Eso en sí no tendría nada de malo si no fuera porque se trata de una película de aventuras. Rozando, en ocasiones, el tedio y excediéndose en su metraje, este crucero tiene mucho de repetitivo y poco de extraordinario. De ese modo, el talento de Collet-Serra, que ha dirigido películas modestas a la par que entretenidas, queda sofocado bajo el peso de un presupuesto millonario y una artificiosidad desbordante.

Jungle Cruise
Imagen de Walt Disney

Roca de cartón piedra

Dwayne Johnson es toda una estrella, pero en Jungle Cruise no brilla con la intensidad que lo hace en el género que lo lanzó a la fama. Si su carisma en títulos como Fast & Furious 5 o San Andrés es inigualable, en esta nueva película de Disney, Johnson parece estar fuera de lugar. Este tipo de escenario, definitivamente, no es el que mejor encaja con la personalidad del actor, que aquí parece estar atrapado por planos demasiado cerrados y un entorno que parece tan de cartón piedra como su actuación.

Por su parte, Paul Giamatti (Entre copas) y Jesse Plemons (Judas y el mesías negro) resultan ligeramente más convincentes como los malos de la película, pero los excesos de guion en la caracterización de sus personajes no les hacen ningún favor. Solo Édgar Ramírez (La red avispa) tiene la suerte de interpretar un papel serio en Jungle Cruise. Lástima que no hayan sabido aprovechar el gran potencial de su personaje dándole un papel más central. 

Dwayne Johnson, Emily Blunt,
Imagen de Walt Disney Pictures

El alma de la fiesta

Emily Blunt es lo mejor que Jungle Cruise tiene para ofrecer. Comedia, terror, drama, intriga, romance… No hay género que se le resista a esta gran actriz británica. En esta ocasión, Blunt hace gala de su talento compensando, con una sobria actuación, los disparates que su personaje protagoniza. Ese equilibrio es sobre el que se sostiene la película y el que nos permite interesarnos por una trama que, de otra forma, habría podido con nuestra paciencia. 

La relación de su personaje con su compañero de aventuras, sin embargo, es un total desacierto. De haberse formado entre ellos nada más que una bonita amistad, la situación hubiera sido muy diferente y, seguramente, la actuación de Dwayne Johnson habría resultado más convincente. Lástima que hayan visto necesario el incluir un elemento romántico en una película de aventuras a la que ya le sobran demasiados componentes.

Jungle Cruise
Imagen de Walt Disney Pictures

Conclusión 

Del mismo modo que la atracción en la que está inspirada es de intensidad suave, Jungle Cruise es una película extremadamente predecible. Lo que más sorprende es el hecho de que alguien pensara que Emily Blunt y Dwayne Johnson harían una pareja cinematográfica de ensueño. 

Reportaje de Jungle Cruise en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí