La citación en una película nigeriana que toca el tema del acoso sexual dentro del ámbito universitario. Está dirigida por Kunle Afolayan, y protagonizada principalmente por Temi  Otedola, Adjetey Anang. y Jimmy Jean-Louis. Éste último es el que ha llegado a tener una carrera actoral de más alcance, participando en algunas películas y series en EE.UU (Heroes, Joy). El film se estrenó el 6 de noviembre de 2020 en Netflix.



La citación

Crítica de ‘La citación’

Ficha Técnica

Título: La citación
Título original: Citation

Reparto:
Jimmy Jean-Louis (Prof. Lucien N’Dyare)
Temi Otedola (Moremi)
Bukunmi Oluwashina (Uzoamaka)
Adjetey Anang (Kwesi)
Joke Silva (Angela)

Año: 2020
Duración: 151 min
País: Nigeria
Dirección: Kunle Afolayan
Guion: Tunde Babalola
Fotografía: Jonathan Kovel
Género: Drama
Distribución: Netflix

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘La citación’

Sinopsis de ‘La citación’

La citación nos presenta a una brillante estudiante nigeriana, que se enfrenta a una institución académica al denunciar a un profesor muy respetado que intentó violarla. Basada en hechos reales. (NETFLIX).

Donde se puede ver la película



La citación
Foto de Netflix

Un mal universal

La citación es una película con un argumento y un mensaje actual en todas la latitudes del planeta, pero que estamos acostumbrados a percibir en lugares que nos resultan más cercanos o reconocibles. Estamos hablando del abuso sexual y, por acotar más la historia, el abuso que se produce en el ámbito académico. Un prestigioso profesor de una universidad nigeriana llamado Lucien N’Dyare (Jimmy Jean-Louis) es denunciado por una alumna de posgrado, Moremi (Temi Otedola), por intento de violación.

La película se estructura alrededor de la vista que se organiza para dirimir la culpabilidad o inocencia del profesor N’Dyare. Curiosamente el acento local que posee La citación, hace que la película tenga mayor vocación universal. Sentimos que en el cualquier lugar del globo que escrutemos hay una cultura común del abuso, que en algunos países es más difícil de refutar que en otros.

En el caso del profesor N’Dyare, existe además la circunstancia de un prestigio académico que sirve como resguardo de las acusaciones que puedan llegarle. Como si la gente se acogiera a la presunta respetabilidad que otorgan títulos concedidos en La Sorbona o Harvard, para dejar de creer a una simple estudiante. Todo ello sin contar con los motivos culturales de índole ancestral. Estamos pues, ante una película de David contra Goliath.

Citation
Foto de Netflix

Una película a fuego muy lento

Sin embargo La citación no va a ponernos las cosas tan fáciles. Desde un principio se nos da a entender el delito en sí, pero a partir de aquí la película se construye a base de una concatenación de flashbacks que nos irán contando de forma dilatoria lo que en realidad sucedió con el intento de violación. Y aquí está el problema fundamental de La citación. Acaba postergando los posibles clímax emocionales a base de una serie de miradas hacia atrás divagantes y montadas de un modo un tanto abrupto.

Veremos como Moremi se encuentra con el profesor N’Dyare y adquieren cierto nivel de confianza que a su vez desencadena una situación de abuso de poder de la que el docente quiere aprovecharse. Entre medias Kunle Afolayan disemina muchos momentos que no pasan de ser anécdotas, eludiendo los momentos sustanciales o de drama. Con un montaje más sagaz se hubieran dejado de lado tantos circunloquios y contado la historia de forma más coherente.

Si acaso, podemos encontrar la ventaja de que colateralmente se refleja un ambiente cultural y social al cuál no estamos acostumbrados. El director parece solazarse en mostrar algunos aspectos autóctonos (musicales o paisajísticos) que aunque de poco valor narrativo, no se puede negar que tienen el mérito de acercarnos a la vida cotidiana de Nigeria. Con algunos apéndices donde los protagonistas viajan a Senegal y Cabo Verde.

La citación
Foto de Netflix

Un estilo sencillo

La citación tiene un estilo sencillo que tiene como objetivo tener visos de verdad y verosimilitud. De este modo Kunle Afolayan utiliza un estilo sin ningún tipo de retórica o ejercicios de estilo. La salvedad es que de una premisa interesante, La citación desaprovecha muchas oportunidades de ser más contundente en su mensaje. De las dos horas y media de metraje, se podría haber hecho una poda de numerosas situaciones sobrantes que no hacen sino lastrar y aburrir al espectador.

La trama judicial está desaprovechada, en su mayor parte, por el recurso demasiado repetitivo de los flashbacks para contar la peripecia. Uno de los logros es la sensación de soledad que siente Moremi en su batalla contra el profesor. Su novio Kwesi (Adjetey Anang) en lugar de ofrecer apoyo emocional se muestra celoso en el sentido más áspero de la palabra, y algunas amigas mostrarán una actitud algo traicionera.

La factura de La citación es sencilla, adusta, algo espartana. La fotografía no es de altos vuelos, pero recoge cuando corresponde la belleza de los paisajes africanos y algo del colorido, exótico a nuestros ojos, de Nigeria. Si bien el acabado es algo pálido. La banda sonora, por su parte, tiene un lugar discreto, aunque destaca en un momento dado en que la música étnica es importante.

Citation
Foto de Netflix

Galería de personajes

Temi Otedola tiene a su favor el mérito de que para ser su debut, su actuación no es mala y transmite una desazón creíble. Quizá le hubiera venido bien un poco de ímpetu para conseguir que su drama fuese más vehemente, pero en general el resultado es aceptable. La contrarréplica la da Jimmi Jean-Louis, que pretende dar al profesor N`Dyare una caracterización de lobo con piel de cordero. La actuación es competente, pero a la hora de construir un personaje tan execrable quizá acuse cierta falta de colmillo.

Dada la longitud de la película, la cantidad de secundarios que aparecen en La citación es relativamente alta. En el último cuarto de película sí que hay uno en concreto relevante para dar un vuelco a la trama. La cuestión vuelve a ser, que La citación es larga en exceso, prolija en momentos aburridos y planos (algo imperdonable en una película que debería ser punzante y directa al hígado) y con un extraño sentido del montaje que a veces incluso es capaz de hacernos desconcertar. Nos frustra que una historia interesante, y basada en hecho reales, no saque todo el potencial que se le supone.

A modo de curiosidad, en Netflix hay más cine nigeriano del que parece. Todo él entraría en la categoría de Nollywood, si desean buscarlo. Porque en efecto, en Nigeria hay una industria cinematográfica modesta en sus medios, pero entusiasta y voluntariosa, que puede llegar a los 1200 títulos por año. Aunque con ciertas restricciones en cuanto al contenido, según la presión del Censo Nacional de Películas. De todos modos, uno de los mayores problemas es, por supuesto, la falta de medios.

La citación
Foto de Netflix

Conclusión de ‘La citación’

La citación tiene a su favor dar visibilidad a un problema serio como el abuso sexual en un entorno cultural diferente al nuestro, y hacerlo desde una perspectiva sin los aditivos o artificios de la rama más convencional del cine de Hollywood. Aun así, la narración tiene grandes problemas. La longitud de la película es excesiva, el guion es demasiado digresivo y cuesta meterse dentro de la historia. El proceso judicial está desaprovechado y el drama solo es palpable en contadas ocasiones. No obstante, el valor de ver una historia contada desde una industria alejada a la acostumbrada también tiene su mérito. Aun así, desaprovecha película.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí