El 5 de Agosto de 2022, llegará a los cines la nueva película de Stefan Jäger, La fotógrafa de Monte Verità. Ambientada en 1906 en una pequeña población del cantón de Tesino en Suiza, recrea una comunidad alternativa que existió en forma de centro sanador. Un drama de época que nos traslada a Monte Verità, la primera comuna hippie de la historia, lugar donde compartieron su tiempo artistas e intelectuales de la época (comienzos del siglo XX).



La fotógrafa de Monte Verità

Crítica de 'La fotógrafa de Monte Verità'

Ficha Técnica

Título: La fotógrafa de Monte Verità
Título original: Monte Verità

Reparto:
Maresi Riegner (Hanna Leitner)
Max Hubacher (Otto Gross)
Julia Jentsch (Ida Hofmann)
Hannah Herzsprung (Lotte Hattemer)
Joel Basman (Hermann Hesse)
Philipp Hauß (Anton Leitner)
Daniel Brasini (Lucio)
Tiana Distefano (Helene Leitner)
Alina Distefano (Marie Leitner)
Eleonora Chiocchini (Isadora Duncan)
Michael Finger (Henri Oedenkoven)

Año: 2021
Duración: 116 min.
País: Suiza
Director: Stefan Jäger
Guion: Kornelija Naraks
Fotografía: Daniela Knapp
Música: Volker Bertelmann
Género: Drama
Distribuidor: Surtsey Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'La fotógrafa de Monte Verità'

Sinopsis

En 1906, una joven madre, Hanna, siente como se ahoga en su papel encorsetado y sus limitaciones sociales. Huye a Monte Verità, donde descubrirá la naturaleza idílica del cantón del Tesino y se atreverá a dedicarse en cuerpo y alma y con valentía al arte. Hanna se enfrenta a una dolorosa decisión: ¿Podrá volver con su familia sin renunciar a sí misma? (Surtsey Films)

Dónde se puede ver la película en streaming



La alternativa comunidad terapéutica de Monte Veritá

El guion de Kornelija Naraks basado en hechos reales recrea la peculiar vida interna de una comunidad terapéutica en la pequeña localidad suiza de Ascona a comienzos del siglo XX. Pone el foco en el personaje ficcionado de una joven esposa y madre, Hanna, Maresi Riegner, que desea liberarse de su opresiva vida tradicional familiar en Viena.

Insatisfecha y frustrada, decide huir hasta el sanatorio Monte Veritá para tratar de sanarse y encontrarse a sí misma, lejos de los convencionalismos y las restricciones sociales. El centro fue fundado por una pareja de idealistas que buscaban la vuelta a la naturaleza como lugar para que las personas se reencontraran a sí mismas y sanaran integralmente.

Desde las primeras secuencias destaca su carácter de film de época, con buena ambientación recreada por la correcta fotografía de Daniela Knapp y la música clásica de Volker Bertelmann más algún tema de Chopin.

Hanna, la señora Leitner, está casada con un fotógrafo que la relega a su papel de esposa al cuidado de la familia y las dos hijas pequeñas. La fotógrafa de Monte Verità muestra cómo eran los valores sociales oficiales de la época, en la cual las mujeres estaban muy condicionadas por la tradición a ser  casi solo esposas ejemplares y madres de familia.

Ante esto la protagonista, afectada por frecuentes crisis asmáticas y problemas emocionales, se ahoga en vida por lo que decide escapar de esa vida totalmente infeliz.

Desde su llegada al centro y su entrevista inicial con el doctor Otto Gross, Max Hubacher, se muestran los métodos terapéuticos poco convencionales para la época e incluso para la actualidad. La terapia ocupacional al aire libre en la naturaleza, el nudismo, la alimentación vegana y la práctica de la sexualidad como formas de cura y expresión sanas.

Maresi Riegner
Copyright tellfilm, Grischa Schmitz, DCM

Las dudas e inseguridades personales de Hanna

La progresiva adaptación de Hanna a la vida comunitaria refleja, en la trama de La fotógrafa de Monte Verità, sus dudas e inseguridades personales ante el vértigo que le produce la nueva libertad.

Aquí la protagonista se debate, entre sus necesidades de curación física y emocional frente a su sentimiento de culpabilidad, por haber abandonado la familia. La gran interpretación de la actriz Maresi Riegner hace que sintamos próximos y muy creíbles los debates internos de Hanna.

El montaje y los flashbacks contrastan la vida de la protagonista junto a su marido Anton Leitner, Philipp Hauß con su nueva vida en Monte Veritá.

Se muestra la rudeza del maltrato matrimonial, por la violencia emocional y física ejercida por su marido, incluso haciéndola sentirse culpable por no tener un hijo varón.

Resultan interesantes las terapias que vamos encontrando con el desarrollo del guion de éste drama de época. Tratamientos personalizados bajo la filosofía de crear una nueva sociedad con el eje principal del amor como recurso terapéutico.

La fotógrafa de Monte Verità también refleja como son las relaciones de Hanna con los otros residentes y con las personas célebres invitadas con las que convivió algún tiempo. Entre ellas, la innovadora bailarina y coreógrafa Isadora Duncan, Eleonora Chiocchini, o el escritor Hermann Hesse, Joel Basman, que en esos años publicó su famoso libro “Siddartha”.

La fotógrafa de Monte Verità
Copyright tellfilm, Grischa Schmitz, DCM

Monte Veritá. El hogar de la libertad

La fotógrafa de Monte Verità presenta en forma literaria la vida en la comunidad de Monte Veritá, con un tratamiento coral de las relaciones personales de las personas allí alojadas. Al mismo tiempo destaca la lucha continua de la protagonista principal por encontrarse a sí misma y para tratar de superar su ambivalencia emocional.

Se trata de un largometraje muy rico en detalles a través de las diferentes secuencias. Es conveniente estar muy atentos a sus diálogos que descubren las actitudes y personalidades de cada personaje y sus luchas internas.

Allí en Monte Veritá, el hogar de la libertad, Hanna se siente por fin libre para desarrollar su creatividad fotográfica que le había sido reprimida por su marido Antón.

Hay varias secuencias muy bellas y expresivas, sobre las aportaciones que los retratos con la cámara hacen a la vida afectiva y espiritual de la principal protagonista.

La fotógrafa de Monte Verità tiene muchas lecturas posibles según las propias perspectivas de los espectadores. Dependiendo de sus personalidades destacarán la trayectoria vital tormentosa de Hanna, la alternativa vida comunitaria o los peculiares modos terapéuticos del doctor Gross, cuestionados por su mentor Sigmund Freud.

También resulta muy interesante saber qué fue de sus principales personajes y de la continuidad de la comunidad de sanadora de Monte Veritá. En el final de La fotógrafa de Monte Verità nos dan detallada información de todo ello por lo que recomendamos su atención hasta terminar sus créditos finales.

La fotógrafa de Monte Verità
Copyright tellfilm, Grischa Schmitz, DCM

Conclusión de 'La fotógrafa de Monte Verità'

La fotógrafa de Monte Veritá desarrolla el proceso de liberación personal de Hanna, esposa y madre de dos niñas, de un matrimonio convencional e insatisfactorio. Basada en hechos reales de comienzo del siglo XX en un centro sanador alternativo en Suiza. La protagonista huye a una comunidad terapéutica en plena naturaleza dirigida por el doctor Gross con métodos alternativos cuestionados socialmente.

La evolución personal de Hanna a través de sus relaciones con los demás residentes y huéspedes ilustres muestran su camino hacia sí misma en búsqueda de la libertad y su propia felicidad.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8 / 10
80 %
Artículo anterior"The Serpent Queen": historia del ascenso al poder de Catalina de Médicis
Artículo siguiente"Historias para no contar", de Cesc Gay, estreno mundial en el Festival de Toronto
Fernando
El cine muy especialmente en pantalla grande y en versión original siempre ha estado conmigo en las distintas ciudades donde he vivido. También en las muy diversas actividades culturales que he realizado desde hace muchos años. Estar a un lado y al otro de la pantalla me ha hecho amar el cine. Por eso me gusta ser espectador, figurante, actor secundario, reportero y cronista de cine. Colaborador de prensa cultural y escritor de cinco libros publicados en tres editoriales distintas siempre aportando mi visión cosmopolita y heterodoxa. Web profesional https://tresviernes.com
la-fotografa-de-monte-verita-pelicula-criticaLa fotógrafa de Monte Veritá desarrolla el proceso de liberación personal de Hanna, esposa y madre de dos niñas, de un matrimonio convencional e insatisfactorio. Basada en hechos reales de comienzo del siglo XX en un centro sanador alternativo en Suiza. La protagonista huye a una comunidad terapéutica en plena naturaleza dirigida por el doctor Gross con métodos alternativos cuestionados socialmente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí