El famoso actor Casey Affleck toma por primera vez el rol de director en una cinta de ficción en La luz de mi vida, donde también interpreta al personaje principal. Esta película cuenta el viaje de un padre y su hija por las afueras de la civilización una década después de que una pandemia haya aniquilado sistemáticamente parte de la población mundial. Mientras el padre lucha por proteger a su hija, se pone a prueba su vínculo, y el carácter de la humanidad. La película de Affleck llegará a los cines de España el próximo 11 de octubre.



Crítica de ‘La luz de mi vida’

La luz de mi vida

Ficha Técnica

Título: La luz de mi vida
Título original: Light of my life

Reparto:
Cassey Affleck (Padre)
Elisabeth Moss (Madre)
Anna Pniowsky (Rag)
Tom Bower (Tom)
Timmothy Webber (Lemmy)

Año: 2019
Duración:
119 minutos
País: Estados Unidos
Dirección: Casey Affleck
Guion: Casey Affleck
Fotografía: Adam Arkapaw
Música: Daniel Hart
Género: Ciencia ficción. Drama

Distribuidora: B Team Pictures

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de ‘La luz de mi vida’

Sinopsis de ‘La luz de mi vida

Casey Affleck dirige y protagoniza esta tierna historia que cuenta la relación entre un padre y una hija que recorren un mundo en el que las mujeres casi han desaparecido. Anna Pniowsky y Elisabeth Moss (‘El Cuento de la Criada’) completan el reparto de esta historia paterno-filial de ultraprotección pero también sobre la difícil tarea de educar y enseñar a vivir a los hijos para que un día puedan volar solos. (B Team Pictures)



Light Of My Life y La protección de la inocencia

La cinta se plantea en un contexto distópico, pero el verdadero enfoque de La luz de mi vida recae especialmente en la relación padre e hija que sostienen los protagonistas. Una relación marcada por una clara y lógica tendencia protectora del padre hacia Rag, quien es la personificación de la inocencia en los tiempos caóticos.

La situación que plantea Casey Affleck, director y protagonista de la cinta, sirve para hacer énfasis en cómo un mundo mórbido y cruel siempre destruirá la inocencia sin pensárselo dos veces cuando se trate de cumplir con la satisfacción de sus propios deseos. La mirada que prima sus intereses pasará por encima de cualquiera, niños incluidos.

Sin embargo, La luz de mi vida también demuestra que la protección de esta inocencia será la prioridad para muchas otras personas; grupos e individuos que buscan preservar la luz de la pureza y la ingenuidad, en este caso queda evidenciado en el personaje de Casey Affleck.

La luz de mi vida

Un reencuentro con la civilización

La luz de mi vida no es tan sólo una película que quiere proteger un concepto representado en Rag, también quiere permitir la búsqueda de una esperanza.

La civilización ha de ser el punto de llegada para nuestros protagonistas, la restauración de un orden y una vida donde correr sea una opción y no una obligación para preservarse en el mundo.

Affleck juega con la presencia de otros individuos como una amenaza para los protagonistas, especialmente para el padre, quién conoce de antemano la crudeza del ser humano. Por otra parte, deja que Rag tenga un discurso más propenso a la sociedad, una mirada ingenua que aún no ha tenido que ver al ser humano en sus peores facetas y desea la construcción de una vida convencional.

La luz de mi vida

Educar y crecer siendo un milagro

La lectura social es inevitable, La luz de mi vida es una película que crítica al hombre moderno, dibujándolo como la principal amenaza para un padre y su hija, especialmente para esta última. Podríamos inferir que Casey Affleck tiene un miedo particular hacia un mundo donde ni siquiera las más pequeñas están a salvo de una figura masculina cargada de odio y pseudo-superioridad.

La luz de mi vida es una gran obra distópica, que resalta junto a cintas como The Road o The Turin Horse (guardando las diferencias), porque se trata más de indagar en las relaciones humanas que se establecen cuando el caos pasa a tener un rol protagónico dentro de la organización social de la humanidad.

El contexto que propone Affleck hace que cada actividad convencional relacionada con la crianza y educación de una hija, adquieran una dimensión muy distinta. Rag, interpretada por Anna Pniowsky, es una excepción a una regla mortal, que lejos de ser algo positivo, convierte a la niña en una víctima de su propia condición; una suerte de milagro que hombres sin escrúpulos quieren poseer.

La importancia del recuerdo y las narrativas

Por otra parte, un tema fundamental dentro de La luz de mi vida es el relato como conexión con un pasado imposible de materializar, imágenes que nunca fueron vistas pueden ser imaginadas y retratadas dentro de la mente a partir de historias narradas para alejarnos del olvido.

La tradición oral es fundamental en la cinta de Affleck para desarrollar no sólo el concepto del presente para nuestros protagonistas, sino también para entender el camino que los ha convertido en sus versiones actuales.

Light of My Life

Conclusión

La ópera prima de Casey Affleck es una película de hermosa manufactura, dirigida con tacto y calidez, decide centrarse en un espacio distópico, pero enfocar la mirada en una de las relaciones más humanas y llenas de luz que pueden ser concebidas, la de un padre con su hija. La luz de mi vida es oscura y crítica con lo que la sociedad hace a la inocencia, pero como su título lo indica, no deja caer la figura de la esperanza y mantiene un rincón reservado para la luz de un nuevo inicio para la humanidad.

Reportaje de La luz de mi vida en Días de Cine TVE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí