La mujer del espía (Wife of a Spy) es la última película del director japonés Kiyoshi Kurosawa. Ha dirigido películas como ‘Cure’ (1997), ‘Kairo (Pulse)’ (2001), ‘Tokyo Sonata’ (2008), ‘Creepy’ (2016) o ‘To The Ends of the Earth’ (2019). La cinta formó parte de la Sección Oficial del Festival de Venecia 2020, en el que obtuvo el León de Plata a mejor dirección. Se estrenó en España en el Festival de San Sebastián como película inaugural de la Sección Perlas. Está protagonizada por Yû Aoi (‘Kenshin, el guerrero samurái’ (Keishi Ohtomo, 2012), ‘Una familia de Tokio’ (Yôji Yamada, 2013), Issei Takahashi, Ryôta Bandô o Chuck Johnson entre otros. Producida por NHK (Nippon Hōsō Kyōkai). Estreno en cines el 9 de julio.



La mujer del espía (Wife of a Spy)

Crítica de 'La mujer del espía'

Ficha Técnica

Título: La mujer del espía
Título original: Spy no tsuma (Wife of a Spy)

Reparto:
Yû Aoi (Satoko Fukuhara)
Issei Takahashi (Yusaku Fukuhara)
Ryôta Bandô (Fumio Takeshita)
Chuck Johnson (Bob)
Yuri Tsunematsu (Komako)
Minosuke (Kanemura)
Hyunri (Hiroko Kusakabe)
Masahiro Higashide (Yasuharu Tsumori)
Takashi Sasano (Doctor Nozaki)

Año: 2020
Duración: 115 min.
País: Japón
Director: Kiyoshi Kurosawa
Guion: Ryûsuke Hamaguchi, Tadashi Nohara, Kiyoshi Kurosawa
Fotografía: Tatsunosuke Sasaki
Música: Ryosuke Nagaoka
Género: Drama. Thriller
Distribuidor: Sherlock Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'La mujer del espía'

Sinopsis

1940, Japón. La noche anterior al estallido de la Segunda Guerra Mundial, el comerciante local Yusaku Fukuhara deja a su esposa Satoko en casa y viaja a Manchuria con su sobrino. Allí es testigo casual de un acto bárbaro y decide tomar medidas para revelarlo al mundo. Tras un malentendido inicial, su esposa descubre las verdaderas intenciones de su marido y decide protegerlo de forma incondicional. ¿En quién se puede confiar? (Sherlock Films)



Batalla cultural

La mujer del espía (Wife of a Spy) habla desde el lado japonés sobre la Segunda Guerra Mundial, a partir de la historia de amor de Yusaku (Issey Takahashi) y Satoko (Yu Aoi), que luchan por sacar a la luz una oscura realidad en busca de justicia. Espías, guerra cultural y pasión se mezclan en este thriller con una gran factura técnica y espléndida dirección por parte de Kiyoshi Kurosawa, sin duda merecido el premio que obtuvo en el Festival de Venecia 2020.

La obra parte de una historia de espías para hablar sin tapujos sobre lo que precedió a la Segunda Guerra Mundial entre Japón y Estados Unidos. El discurso histórico ha sido creado en su mayoría por películas estadounidenses y se agradece que aparezcan relatos desde el otro lado del muro cultural. Además, trata temas como la supervivencia, el amor en tiempos de guerra y el miedo a los nacionalismos.

La mujer del espía luce no solo por su discurso en cierto sentido ‘’antijaponés’’, sino que la forma de plasmarlo en pantalla es distinta a los cánones convencionales. Emplea imágenes de archivo para mostrar hechos sucedidos en el pasado que conmocionan verdaderamente al espectador, además de crear un relato metacinematográfico. Podemos ver varias películas dentro de la cinta, algo que aporta riqueza y singularidad a esta pieza.

La mujer del espía
Foto de Sherlock Films

Sutileza narrativa

La mujer del espía trabaja en torno a las claves de una película de espías al uso, pero el discurso se fragmenta al estar sustentado por un autor que deja clara su huella desde el principio. La película se divide en dos, la primera parte no convence al ser más contemplativa, pero en la segunda mitad comienza a tener más ritmo. Esta ruptura del discurso es tanto estructural como discursiva, dada la mezcla de géneros.

Sin duda alguna, como ya he mencionado anteriormente, lo mejor de la cinta es la dirección llevada a cabo por Kiyoshi Kurosawa, que añade volumen y sutileza al guion. La planificación es bastante teatral a la hora de plantar la cámara, sin embargo, utiliza el movimiento interno de los personajes a la perfección, llevando la mirada del espectador de un lado a otro jugando con los términos y el tempo.

La mujer del espía cuenta con una paleta de colores pasteles que aportan armonía a la obra, además de relacionarse con el sentir del personaje. Nada está creado al azar, todo tiene sentido en esta obra. Las actuaciones son demasiado hieráticas, puesto que en determinados momentos la pantalla pide algo más de presencia.

La mujer del espía
Foto de Sherlock Films

Conclusión de ‘La mujer del espía’

La mujer del espía (Wife of a Spy) es la última obra dirigida por Kiyoshi Kurosawa, director que sin duda dará que hablar en España a partir del estreno de esta. Atraerá al público mayoritario por su historia de espías y la forma de narrar, pero siempre siendo conscientes de que es un cine más pausado, contemplativo y con demasiada pulcritud. Una gran opción para que los espectadores interesados en este tipo de narrativas vayan al cine.

La mujer del espía tiene un comienzo algo lento, pero deja un buen sabor de boca. En este momento en el que todas las películas de espías parecen estar dirigidas por Justin Lin, llega una obra que trabaja los códigos desde el cine más autoral. Quiero concluir la crítica animando el lector a acudir a las salas de cine, ya que la pantalla grande nos ilumina la mirada al apreciar todos los pequeños detalles que un autor va dejando en su obra y que, en según qué pantallas, pueden no apreciarse.

Reportaje de La mujer del espía en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí