Eduardo Casanova llega pisando fuerte con su nueva película, La Piedad, tras su debut con Pieles (2017). Esta trata aspectos de lo más realistas y necesarios desde el prisma de lo absurdo. Así, consigue una mezcla perfecta de verdad e irrealidad en tonos rosas estéticamente increíbles. Estreno el 13 de enero de 2023 en salas de cine españolas.



La Piedad

Crítica de 'La Piedad'

Ficha Técnica

Título: La piedad
Título original: La Pietà

Reparto:
Ángela Molina (Libertad)
Daniel Freire
Macarena Gómez
Ana Polvorosa
Antonio Durán
María León
Alberto Jo Lee
Manel Llunell (Mateo)
Meteora Fontana
Songa Park

Año: 2022
Duración: 84 min.
País: España
Director: Eduardo Casanova
Guion: Eduardo Casanova
Fotografía: Luis Ángel Pérez
Música: Pedro Onetto
Género: Drama. Comedia
Distribuidor: Barton Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'La piedad'

Sinopsis

Mateo vive con su madre Libertad en un mundo color de rosa: un microcosmos que tiene precisamente dos habitantes, madre e hijo. Un día a Mateo le diagnostican cáncer… (Barton Films)



Una trama sencilla y compleja

La Piedad propone una reinterpretación extremadamente personal del significado de la libertad, de la costumbre, el amor y la familia. Mateo, un amilanado joven, convive con su madre, Libertad, en una preciosa mansión rosa que lejos de parecer un hogar se convierte en una prisión de cristal.

Esta intrincada película se basa en una trama bastante sencilla teniendo en cuenta a lo que nos tiene acostumbrados Casanova. Sin embargo, su peculiar estilo y la manera en que se presenta consigue enrevesar todo de un modo que roza lo bizarro mientras se adentra en un humor cínico que logra sacar alguna carcajada.

Las reflexiones que pone sobre la mesa La Piedad distan de la simpleza del argumento, que habla sobre el amor tóxico de una madre hacia su hijo, convirtiéndole en dependiente de su persona. El miedo a lo desconocido, el amor familiar, la plenitud de la intensidad, la dificultad del cambio, la necesidad del cariño y más son las preocupaciones que se descubren en la película.

Además, la trama principal se ve interrumpido por una disruptiva subtrama sobre una dictadura asiática que si bien en un principio resulta extraña y aparentemente inconexa, poco a poco se comienzan a entender las similitudes y comparaciones entre ambas premisas.

La piedad película

Estética impoluta

Pieles ya sentó una base en cuanto a la estética y la composición en el cine de Eduardo Casanova. Y La Piedad ha consagrado dicha técnica.

Los tonos pasteles y rosas predominan en una imagen extremadamente simétrica y pensada al milímetro. La ostentación y la pomposidad se combinan en un juego armonioso que presenta una fotografía muy cuidada y dirigida con gusto y estilo. Podría decirse que la película es un chicle de fresa, pero quizá eso les otorgue un matiz mundano que la película no presenta visualmente. Todo es bonito. Hasta lo más horrible es bonito. Incluso el dolor es bonito.

De hecho, una de las cuestiones más llamativas es que mientras la imagen es clara, limpia y suave; los personajes son oscuros, artificiosos y un tanto siniestros, extraños. Los elementos están perfectamente cuadrados los unos con los otros para que te adentren en el mundo en el que se recrea la obra. Y una vez estás dentro, es muy fácil seguir el hilo y zambullirse de cabeza en lo que se está contando.

Pokeepsie Films, Crudo Films, Gente Seria

Actuaciones estelares

Si toda la película crea un estándar muy cuidado en cuanto a la belleza de la imagen y la poética manera de retratar una narrativa, el reparto tiene que ir acorde a ello. Y se ha conseguido con creces.

La Piedad cuenta con las interpretaciones protagónicas de Manel Llunell (Malnazidos, Ráfagas de vida salvaje) y Ángela Molina (Los abrazos rotos, Blancanieves...). Llunell hace gala de su frágil juventud para dar vida a Mateo, quien vive bajo la custodia de Molina, Libertad, su madre. Esta última posee un carácter absolutista que consigue arrancarle las alas a su hijo, hecho que frustra y propicia la rebelión del más joven.

Destaca, por encima de todo, la actuación de Ángela Molina quien, una vez más, hace magia. Muestra a una madre totalitaria, egocéntrica y ególatra, pero es capaz también de hacer presente su lado más vulnerable y cariñoso dentro de su retorcida retórica del amor. Pese a la complejidad de su personaje, siempre es sencillo entender de dónde viene y hacia dónde va.

Por otra parte, también forman parte del reparto personalidades como Antonio Durán, María León, Daniel Freire, Meteora Fontana, Songa Park y Alberto Jo Lee. Dejo en último lugar a Ana Polvorosa y a Macarena Gómez, que hacen también unos papeles muy intensos y hubiera estado bien poder disfrutar más de ellos puesto que sus apariciones son breves.

La piedad película

La ideología de la tontería

No tengo ninguna duda de que multitud de personas ya están criticando negativamente la película sin ni siquiera haber tenido la oportunidad de haberla visto. Y es que, por algún motivo, la mera existencia de Eduardo Casanova como un artista con voz y pensamiento propios es algo que irrita a mucha gente.

Es difícil, además, encontrar un nexo lógico entre la verborrea de las voces más críticas que convergen entre un puritanismo que consiste en odiar cualquier narrativa disidente calificándola de "ideológica", "politizada" o "pedante" al mismo tiempo que enaltecen un supuesto cine que ellos consideran superior de la manera más pretenciosa posible. Ni esto es una guerra ni son necesarios soldados que defiendan la supuesta decadencia de un tipo de cine que sigue siendo el mayoritario, el comercial y el más financiado.

Mi mayor aportación al respecto es, simplemente, animar al público a ir al cine, a ver la película antes de emitir un juicio condenatorio que no tiene sentido alguno. A ver si conseguimos disfrutar un poquito más de las obras made in spain y no tirarlas tanto por tierra, sobre todo cuando se tratan de todo aquello que se sale mínimamente de la norma.

Pokeepsie Films, Crudo Films, Gente Seria

Conclusión de 'La Piedad'

La Piedad es una película que sabe perfectamente lo que hace. Con una estética particular, propia e impoluta, y un reparto de 10 se presenta un tema tan importante como aparentemente simple envuelto en una enrevesada presentación que, si consigues entrar en el ambiente, te promete comedia, suspense, drama y mucha reflexión.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí