Las Niñas Bien es un sobrio retrato de la burguesía en México y sus dificultades durante la crisis económica de los años ochenta. A su vez, realiza una sutil introspección a una mujer que teme perder su alto nivel de vida. Protagonizan Ilse Salas, Flavio Medina y Cassandra Ciangherotti. En cines el 8 de Noviembre en España.



Las niñas bien

Crítica de ‘Las Niñas Bien’

Ficha Técnica 

Título: Las Niñas Bien
Título original: Las Niñas Bien

Reparto:
Ilse Salas (Sofía)
Flavio Medina (Fernando)
Cassandra Ciangherotti (Alejandra)
Paulina Gaitán (Ana Paula)
Johanna Murillo (Inés)

Año: 2018
Duración: 93 min
País: México
Director: Alejandra Márquez Abella
Guion: Alejandra Márquez Abella y Monika Revilla
Fotografía: Dariela Ludlow
Música: Tomás Barreiro
Género: Comedia
Distribuidora: Vercine

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Las Niñas Bien’

Sinopsis de ‘Las Niñas Bien’

México, 1982. Sofía (Ilse Salas) es una mujer de clase alta que vive una vida fácil y llena de lujos. Pero todo está llegando a su fin con la profunda crisis que azota México, que también afectará a la empresa de su marido. Pese a hacer lo posible para guardar las apariencias, poco a poco, Sofía tendrá que decir adiós a todos esos excesos y entender que forma parte de un mundo que desaparece. (VERCINE).



Las Niñas Bien
Foto de Vercine

Entre fiestas y Julio Iglesias

Las Niñas Bien construye una perspectiva centrada en la rutina de Sofía (Ilse Salas). El relato recurre a la voz en off para resaltar los pensamientos. Se percata un idealismo representado en detalles como el menú de un evento, elegantes atuendos y la añoranza por Julio Iglesias, cantante preferido de la protagonista.

Las fiestas resaltan el estado anímico. Desde el júbilo de su cumpleaños a la incertidumbre mientras permanece en un festejo para niños, Sofía experimenta el caos a causa de los problemas económicos de su marido Fernando (Flavio Medina).

El relato hace un énfasis sutil a la crisis económica de 1982 en México por medio de conversaciones y las noticias en la televisión. El incidente aqueja no sólo a Sofía, sino también a su esposo, Fernando, que se ve obligado a tomar cargo del negocio y suma deudas por gastos desmedidos. Así, sucumbe a una paulatina debacle emocional y a guardar silencio ante una sociedad que juzga a sus individuos.

Las Niñas Bien
Foto de Vercine

El juego de las apariencias

La realizadora Alejandra Márquez Abella remarca la incomodidad por guardar las apariencias. El score de Tomás Barreiro transita de la vida de ensueño representada con la suavidad musical al estallido emocional entre sonidos de aplausos y voces femeninas.

El círculo social de Sofía, integrado por Alejandra (Cassandra Ciangherotti), Inés (Johanna Murillo) y Ana Paula (Paulina Gaitan) representa a la burguesía. Sus conversaciones en el club deportivo reflejan banalidad, acostumbradas a buenos vestidos, autos nuevos, dinero y servidumbre.

Las Niñas Bien disecciona también a la hipocresía. La protagonista finge agrado ante los gustos burdos, representados en los modismos de Ana Paula. Los desperfectos de la clase alta se muestran de manera calculada, entreviéndose el clasismo, el racismo, las mentiras y halagos vacíos.

Las Niñas Bien
Foto de Vercine

La ensoñación de la burguesía

Basada en la novela de la escritora Guadalupe Loaeza, Las Niñas Bien cuenta con un acertado y elegante aspecto visual. La sobria fotografía de Dariela Ludlow enfatiza en espejos que muestran vanidad, grandes planos generales que contrastan la estabilidad de un hogar pulcro al descuido del jardín que representa el caos de la protagonista.

Márquez profundiza en la ensoñación de una vida no únicamente por medio de la voz en off, sino también con detalles visuales. El extreme close up en cigarros y revistas de moda enfatiza en la tranquilidad de una vida acomodada, así como en las preocupaciones, representados en atención a aspectos físicos como rascarse la piel.

El personaje se ve obligado a confrontar su nueva realidad. Sofía escucha con frecuencia sobre pérdidas de dinero en su grupo de amigos. El relato profundiza en la ruptura de la idealización. Sofía se ve obligada a aceptar una nueva realidad. El despliegue de compras y vestimentas caras disminuyen conforme avanza la trama. Aunado a ello, observa tiendas departamentales vacías y enfrenta una gradual exclusión social en el club deportivo a causa de la pérdida de prestigio.

Las Niñas Bien
Foto de Vercine

Conclusión

Cuidada en su aspecto visual, Las Niñas Bien es una sólida y elegante introspección a la ruptura de la idealización social. Agridulce en el retrato de la caída de una mujer de una clase alta que adolece la pérdida, obligada a confrontar y hallar una nueva realidad.

Reportaje de Las Niñas Bien en Días de Cine TVE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí