Malcolm & Marie es el famoso proyecto de Netflix vendido como aquella producción filmada en “secreto” durante el confinamiento causado por la Covid-19. A manos de Sam Levinson, el creador de la aclamada serie de televisión Euphoria, se realiza una construcción de una hora y cuarenta aproximadamente de discusiones, gritos y diálogos contundentes entre una pareja interpretada por Zendaya, ganadora de un Emmy por su papel de Rue, y John David Washington, a quien ya vimos recientemente en Tenet.

Una película con una explosiva opinión personal y una crítica envenenada, en la que el director podría plasmar cierto rencor por una crítica suya a su segundo largometraje, Nación salvaje. Este aspecto no ha sido muy bien acogido por parte de la crítica estadounidense, y no es de extrañar. La película se estrena el 5 de febrero en Netflix.



Malcolm & Marie

Crítica de “Malcolm & Marie”

Ficha Técnica

Título: Malcolm & Marie
Título original: Malcolm & Marie

Reparto:
Zendaya (Marie)
John David Washington (Malcolm)

Año: 2021
Duración: 106 min.
País: Estados Unidos
Director: Sam Levinson
Guion: Sam Levinson
Fotografía: Marcell Rév
Música: Labrinth
Género: Drama. Romance.
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de “Malcolm & Marie”

Sinopsis 

El director de cine Malcolm (John David Washington) y su novia Marie (Zendaya) esperan en casa las críticas de la película que acaban de estrenar. La noche da un giro inesperado cuando empiezan a salir a la luz aspectos de su relación que ponen a prueba su amor. (Netflix)



La antesala de la explosión

Sam Levinson se decanta por Netflix para lanzar internacionalmente su tercer largometraje. La película comienza con la pareja protagonista, Marie y Malcolm, o lo que es lo mismo, Zendaya y John David Washington llegando del estreno de la película de él a una casa que sirve de burbuja a la pareja y al espectador. Levinson nos permite quebrantar la intimidad de la pareja y quedarnos a observar cómo esta vivirá la llegada de las críticas cinematográficas de la prensa estadounidense.

Con la apertura de la puerta y la llegada de la pareja el espectador percibe la tensión que impregna y enturbia la atmósfera. Este sentimiento lo transporta el personaje de Marie y que Zendaya con sus gestos bruscos y desafiantes, y su expresión de malestar traslada al espectador. Su figura se contrapone con la imagen de Malcom, quien alegre y al ritmo de la música baila tras el exitoso estreno de su película, un éxito que está dispuesto a celebrar.

Levinson acude a una narración a tiempo real (a excepción de una elipsis acercándose el final) en la que nos hace participes de la truculenta noche que vivirá la pareja. Es así, como el director aprovecha lo que sería una noche de alegrías y celebraciones, en una disección de una relación tóxica con personajes lesivos donde no faltará la opinión personal del director. 

Malcolm & Marie
Copyright DOMINIC MILLER/NETFLIX

Los cuchillos de Levinson que no han sentado bien

Entre los temas principales de Malcolm & Marie tenemos una batalla verbal con cuchillos, algunos más afilados y reales que otros, que acaban por demostrar la toxicidad de la relación de esta pareja. Asimismo, a través de Malcom, el director lanza un discurso anticrítica directo y mordaz. Entonces, ¿cuál es el sentido de realizar una crítica de una película en la que en parte su mensaje pone en tela de juicio al oficio? Al igual que el mundo de la críticas examina la películas, también se deben de aceptar juicios a este oficio, y en este caso, viene por parte de Sam Levinson.

Malcolm arremete contra la obsesión de la crítica cinematográfica de evaluar las películas en base a un mensaje y con una mirada política. Además, de siempre analizar de cómo el enfoque de una película cambia dependiendo de la identidad de quien la dirige. En este mar de cuchillos al oficio que no ha sentado nada bien a una parte de la crítica estadounidense, en el personaje de Malcom percibimos una fijación por una redactora de críticas cinematográficas de Los Angeles Times aparentemente ficticia, a la que ataca repetidamente. Sin embargo, podría ser que de ficticio tuviera poco, y más si tenemos en cuenta que una redactora (Katie Walsh) de este medio sentenció el segundo largometraje del director. ¿Está mezclándose lo ficticio con lo real? Sí es así, no comparto el tratamiento que realiza el director sobre este acontecimiento en concreto.

Malcolm & Marie
Copyright DOMINIC MILLER/NETFLIX

La relación en “Malcolm & Marie”

Lo principal de la película Malcolm & Marie es la relación entre los protagonistas donde la gota que colma el vaso es que Malcolm en su discurso de agradecimiento no nombró a Marie. La película deposita todo su peso en sus actores principales, quienes funcionan como pilares fundamentales de una estructura que no existiría sin ellos.

John David Washington se encuentra brillante en la burbuja que supone la película, logra destacar ofreciendo una interpretación rencorosa y con cierto aire de superioridad en los que hay hueco para los sentimientos más profundos. Ha demostrado un potencial que lamentablemente no se dejó ver en Tenet, donde a mi parecer, el actor se vio eclipsado por interpretaciones cercanas.

Asimismo, si la actuación de John David Washington es brillante manteniéndose lineal, a excepción de algún pico en cierto momento de la historia. Por su parte, Zendaya comienza brillante, y va in crescendo regalando una interpretación estelar que deja sin habla, y que la termina de consolidar como una estrella de Hollywood. Sus silencios son más valiosos que sus diálogos, y tiene una gran capacidad de transmitir con una simple mueca como es elevar una ceja, o algún movimiento de labios. Su expresividad es apabullante, y la actriz lo sabe y le saca el máximo partido a su virtud. De cierta forma nos hace hasta intuir sin nombrarlo como en algunos momentos su personaje debate el futuro de la relación. La nominación a los Óscar la podría tener en sus manos.

El balanceo del espectador

Ambos actores se mueven con elegancia y talento entre los diferentes matices interpretativos que necesita la película para que esta sea veraz, intensa, y realmente dramática. Además, sus interpretaciones provocan en el espectador un constante balanceo entre los personajes, al ser argumentos a veces tan sólidos y bien construidos, a los que se le suma la interpretación actoral, el espectador se debate con un conflicto interior que le provoca estar primero del bando de Marie e instantáneamente en el de Malcolm. Aunque como ya nos dice la película, está claro que uno pierde la batalla.

Zendaya
Imagen de IMDB

Lo que podría haber sido…

En esta historia en la que podríamos destacar cierta influencia de John Cassavetes, Sam Levinson lleva a cabo una eficiente dirección en una casa que le da mucho margen de posibilidad, y que personalmente, creo que no termina de sacar el máximo partido.

No obstante, Marcell Rév realiza un trabajo magnífico demostrando gran destreza estilística aprovechando los enormes ventanales del hogar para realizar magníficos encuadres. Asimismo, destaco los ágiles movimientos de cámara, una cámara que acaba de cierta forma asentándose un poco antes de llegar al hemisferio de la historia. Por otro lado, la fotografía en blanco y negro es realmente bella, y, además, no solo es un recurso estilístico, sino que suma a la narrativa. Ambos colores son opuestos, entran en conflicto, algo que continuamente vemos con los personajes de la cinta.

En el guion destacamos los dañinos diálogos con dardos envenenados que en forma de palabras golpean al espectador y a los propios personajes, y una gran abundancia de intensos monólogos. La discusión es constante en la cinta, no obstante, se nos dan ciertos momentos que sirven para descansar y coger aire. La primera parte de la cinta se siente más emocional y con mayor impacto, tras ella, uno capta la mecánica de la historia, lo que puede causar en el espectador un sentimiento de repetición y asentamiento dentro de la propia burbuja que es la película Malcom & Marie. Esto resta después sentimiento a la cinta, aunque, hay escenas que inevitablemente golpean al corazón.

Zendaya
Copyright Netflix

Interpretación personal

Este es un apartado de esta reseña que seguramente Sam Levinson criticaría. Como dice en la cinta, un crítico no debe sacar conclusiones sobre la intención del artista en una obra, ya que es imposible que la sepamos. Personalmente, Malcolm & Marie podría ser una manera de plasmarse el director en su propia obra, pero no le atribuiría únicamente al personaje de Malcolm, que sería la semejanza más palpable. Creo que también hay algo de él en Marie. Este personaje de cierta forma pone contra las cuerdas a Malcolm en sus ideas y reflexiones, ofreciendo otro punto de vista. Un poco como si fuera la conciencia de Malcolm que le hace plantearse determinados ámbitos.

La verdad es que el conflicto es realmente bien llevado por los actores y el director. Además, es audaz en su planteamiento de los personajes y en el desarrollo de la historia, aunque, a veces, los diálogos no sean perfectamente orgánicos. No obstante, el conflicto atrapa al espectador desde el comienzo en esa burbuja de aislamiento que como he comentado antes es esta película.

Malcolm & Marie
Copyright DOMINIC MILLER/NETFLIX

Conclusión de “Malcolm & Marie”

Malcom & Marie es una violenta y conflictiva disección de una relación tóxica en la que Zendaya lidera de manera estelar. Sam Levinson realiza un buen trabajo, pero determinados factores de la historia terminan por restar al producto. Sin embargo, es una obra disfrutable en el que el conflicto es atrapante y que supone una montaña rusa de emociones.

La opinión personal sobre la crítica cinematográfica no debería de interferir en la calificación de la cinta. No somos jueces que debamos de decir que opinión es válida y que no, en este caso el punto de vista de Sam Levinson a pesar de funcionar como un cóctel molotov es válido, y personalmente, algún aspecto lo comparto.

En el tercer largometraje de Sam Levinson destaca Zendaya y John David Washington como estrellas absolutas, a los que se le suma la fotografía de Marcell Rév. Tiene errores que pasan factura a la cinta, pero también nos deja dos escenas que personalmente son increíbles. No obstante, creo que es temprano para definir a Sam Levinson como un visionario, tal y como lo hace el tráiler de Netflix.

Reportaje de Malcom & Marie en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
7,5/10
75 %
Artículo anterior“Las hijas del Reich”: Una representación tímida de una historia con mucho potencial
Artículo siguiente“Un corazón normal”: La pandemia de la que no se quería hablar
Estudiante de la Facultad Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Nací el 7 de febrero de 2001 y actualmente estoy cursando el grado de Comunicación Audiovisual. Además, estoy de colaborador en el programa de radio Momentos de Cine en Inforadio. Aunque fui marcado de pequeño por la mano de Shyamalan y su sexto sentido para crear historias, no fue hasta mi adolescencia con la magia de Chazelle y su historia donde los sueños y el amor se entrecruzaban cuando algo despertó en mí. Ese algo fue la pasión por el cine, Shyamalan y Chazelle me dieron un pase a descubrir un amplio universo de historias, emociones, y cómo no, sueños. Fui pasando por Kubrick y Bergman hasta Tarkovski, descubriendo lo que la historia del cine tenía para mí, mientras germinaban mis ganas de trabajar en la industria. Por otro lado, Alejandro G. Calvo ha sido una de las razones por las que quise adentrarme en el mundillo de la crítica cinematográfica, la pasión que demuestra me hizo darme cuenta de que yo también quería tener la oportunidad de escribir sobre cine expresando la pasión que tengo por este mundo, devolviéndole al cine lo que tanto me ha dado. “No es a mí a quien le gusta el cine, sino el cine a quien le gusto yo” - Arrebato (1979)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí