El pasado 15 de septiembre se estrenó Malinche, el musical, uno de los títulos más esperados de la nueva temporada 2022-2023 de la cartelera madrileña. Este ambicioso proyecto se representa en el espacio IFEMA de Madrid. Además, cuenta con el Grupo La Fábrica y Grupo Life Gourment, completando la experiencia desde un punto de vista gastronómico y eventos.



Estreno de Malinche The Musical

Crítica de 'Malinche, el musical'

Título: Malinche, el musical
Título original: Malinche, el musical

Reparto

Adrián Salzedo
Ainhoa Maho
Alejandro Molina
Alejandro Muñoz
Alicia Espinar
Amanda Digón
Andrea Bayardo
Andrea González
Ángela Bonilla
Belén Blanco
Carla Mezquita
Carmen Avilés
Cynthia Rosado
Cristian Caballero
Cristian Pérez
Cristina Vittoria
Daniel Rosado
David Martínez
Gloria Pocovi
Herminia Navas
Ignacio Galán
Iñigo Feltrer
Javier Mota
Javier Navares
Jesús Carmona
Jorge Sánchez
Julia Pereira
Lucía Cardeñosa
Lucía Moreno
Manuel Alejandro Ramírez
María Gayuba
María Pérez
Nadia María Llopis
Olga Llorente
Paco García
Pedro Gamarra
Raúl García
Sergio Orduña
Sonia Ebiole
Teresa Pejenaute
Claudia García-Almonacid
Lucía Torres
Nerea Pascual

Ficha Técnica

Duración: 120 min. apróx.
Dirección: Nacho Cano
Dramaturgia: Nacho Cano
Libreto: Nacho Cano
Composición musical:
Nacho Cano
Productor ejecutivo:
David Hatchwell Altaras
Asistente de dirección y coreógrafo vuelos acrobáticos:
Hansel Cereza
Dirección de producción:
Susana Jové
Coreografía danza española:
Jesús Carmona
Asistentes de coreografía danza española:
Olga Llorente y Alicia Espinar
Coreografía hip hop:
Sergio Orduña
Asistente coreografía hip hop:
Cristian Pérez (Uru)
Dirección musical, productor asociado, coordinador musical del templo canalla:
Alexander Pantchenko ‘Sacha’
Directora de casting y coordinación musical:
Teresa Pejenaute
Dirección de actores:
Javier Navares
Diseño de sonido:
Poti
Iluminación:
Lluís Martí
Diseño de escenografía:
Carles Berga y Hansel Cereza
Director de arte:
Jerry Zamora
Diseño de Videos:
Nacho Cano
Vestuario peluquería y maquillaje:
José Ventura
Diseño de vestuario:
Javier Soria
Regiduría:
Vanesa Amores, Belén Expósito y Yolanda Torosia
Vuelos:
Bungy
Maquinaria:
Largio Reyes, David González, Santiago Pérez, Matías Gil y Rubén Molina
Utillería:
Lolo y Rodolfo Salazar
Equipo de iluminación:
Alberto Osuna, Myriam Burgos, José Luis Muñoz de Luna, Miguel Edwin Ortiz y Agustina Urroz
Sonido:
Guillermo Augusto Pérez, Rubén Bustamante, Lautaro Julián Layño y Max Vázquez
Project Sound Engineer:
Gugu
Rangers:
Diego Chávezm Eugenio Poza, Paulo César Calderón y Ángel Olivares ‘huevo’
Vestuario:
Félix Montero, Ana Feijoó, Beatriz Ferdinand, Natalia Esgueva, Francisco Muñoz, Cristina Bombay y Caro Arce
Maquillaje:
De María, Cristina Platas y Julia Vargas
Peluquería:
Pablo Villaverde y Mar Borrás
Técnico de vídeo:
Raquel Martín
Comunicación y prensa:
Javier Adrados
Global Marketing directo:
Roxana Drexel
Asistente de producción:
Berta Martín
Dirección técnica:
Juan Carlos Morillo
Copywriter:
Luis Moreno Bernardo
Dirección de arte y diseño:
Pon un diseñador gráfico en tu vida
Administración y finanzas:
Juan José Esteban
Productores: Leandro Sigman, Steven Dzialowsky, David Hatchwell
y Nacho Cano

Tráiler de 'Malinche, el musical' 

Sinopsis de 'Malinche, el musical'

Malinche, el musical narra uno de los hechos históricos más significativos para conocer nuestro pasado, entender nuestro presente y enriquecer nuestro futuro: el nacimiento del mestizaje; y celebra a la vez a una extraordinaria y mal conocida mujer que navegó entre dos mundos aparentemente contrapuestos, y medió entre dos culturas al borde de un inevitable conflicto.

En medio de esta paradigmática tensión, nace el amor entre los protagonistas, un amor que anticipa la unión que habrá de surgir entre los dos pueblos hermanos que somos hoy México y España. (WEB OFICIAL). 



Malinche el musical
Foto de IFEMA Madrid

Unión de dos culturas

Desde que se anunciara Malinche, el musical, ha causado interés ya sea para bien o para mal. Esta producción escrita por Nacho Cano recoge la historia de una de las figuras mexicanas más destacables en su cultura. Por tanto, podía ser una oportunidad perfecta para entablar una conversación en torno a la multiculturalidad y la reivindicación de la cultura indígena. Sin embargo, el libreto acaba por perderse y no logra concretar una narración que obtenga una estructura sólida. En consecuencia, dejando de lado el rigor histórico, dado que sino podrían plantearse debates aún más intensos, la dramaturgia cae en ciertos elementos excesivamente infantiles, con una comedia que podría todavía madurar mucho más. Hay diálogos en los que se echa en falta un mayor conocimiento narrativo, ya que algunos momentos llevan a un estilo algo más desfasado.

Por otro lado, a pesar de llevar por nombre de la conocida figura de Veracruz, la realidad es que se desarrolla más el personaje de Hernán Cortés, lo que provoca que no se comprenda si realmente había una intención de contar la historia de la célebre mexicana. Con lo cual, hay espectadores que pueden sentir que no ha habido una revisión necesaria de estos personajes, evitando concretizar y ello le pasa factura. Asimismo, se unen las referencias que pueden llevar a tiempos convulsos de España, así como la posible exaltación del colonialismo, hacen que ideológicamente sea difícil obtener una recepción positiva a nivel narrativo. A pesar de mantenerse un análisis objetivo, hay expresiones que podrían hacer alegorías realmente polémicas. Por ende, es una oportunidad perdida para explorar una historia desconocida para una parte importante de la población española, ya que desde otra perspectiva hubiera sido interesante.

IFEMA
Foto de IFEMA Madrid

Reparto numeroso

El reparto de Malinche, el musical es numeroso, lo que indica la inversión que se ha realizado a nivel de producción Por lo cual, hay ese compromiso en el que no se escatima en intérpretes sobre la escena. Desde los actores que dan vida a Malinche y Hernán Cortés hasta los de los pequeños actores que se convierten en Malinche de niña y su hermano. Los actores logran unos trabajos solventes, con partes de mucha espectacularidad, mostrando su profesionalidad en el proyecto. Por ejemplo, hay algunos números de flamenco que dejan al público impactado por la técnica y el efecto que se produce sobre las tablas. Estos son ejemplos del buen desempeño del equipo artístico, así como una buena dirección en expresión corporal, ya que es de los atributos que más se valoran positivamente.

Sin embargo, como se ha mencionado anteriormente, al tener un guion que les dificulta el lucimiento, hace que algunos intérpretes no puedan brillar todo lo que se quisiera. Además, se echa en falta una mayor multiculturalidad en el equipo artístico, dado que choca que no haya una continuidad, por ejemplo, en el acento de Malinche de niña y en su versión más adulta. Puede parecer algo más banal, pero siendo un musical que busca dar su lugar a la cultura española y mexicana, hubiera sido estupendo ver que también se produce ese efecto en el elenco. Por último, aplaudir la capacidad vocal de cada uno de los intérpretes, que sin tener en cuenta el contenido de sus letras, sacan partidos a las canciones y se produce una recepción positiva entre los asistentes.

IFEMA Madrid
Foto de IFEMA Madrid

Una técnica en el tiempo

Una de las razones por las que merece asistir a Malinche, el musical es el despliegue técnico y la propuesta transmedia que va más allá del musical. No se va a incidir más en lo que se debería mejorar en su temática, por lo que una vez asumidos dichos aspectos a mejorar, lo que se produce a nivel de puesta en escena tiene un desarrollo muy potente. Para comenzar, la creación de una antesala inspirada en la gastronomía española y mexicana le dan ese aire de espectacularidad. No sería apropiado detenerse en los servicios gastronómicos y sus precios, ya que no pertenece al sesgo de análisis de esta crítica. Después, hay una creación escenográfica de grandes dimensiones, que lleva a los espectadores ante esos parajes del pasado. Detalles como la fuente de agua, el templo... logran un efecto hipnotizante, supliendo algunas de las carencias que destacan en el montaje.

Los cambios de escena, la iluminación y el movimiento que se producen explotan un gran valor visual y estético. Así, permite que se vean las posibilidades que ofrece el musical. No obstante, el ritmo en el último tercio de la primera parte se ralentiza sustancialmente, los eventos se suceden sin fluidez y sorprende al tener tantos elementos en la escena. También hay una falta de sinergia y de coherencia, produciéndose en un popurrí de estilos que no siempre encajan unos con otros. Por ende, hay momentos en los que se tiene la sensación de ver un escaparate, donde falta cuerpo e ir resolviendo el puzzle artístico. Después, musicalmente, se aprecia una composición de alto nivel, sin entrar en la escritura de las letras, lo que indica que Nacho Cano sigue en rendimiento en este ámbito. Ahí halla su mayor fuerte: la música.

Malinche el musical
Foto de IFEMA Madrid

Conclusión

Malinche, el musical es un musical que crea una propuesta transmedia de grandes dimensiones que no deja indiferente. Su mayor fuerte se halla en la composición musical, sin contar con las letras y su contenido, así como la creación de la escenografía y el efecto visual que se crea. Sin embargo, no logra explotar su potencial por un guion que debe revisarse con urgencia por las alegorías, metáforas y mensajes que pueden extraerse de esta historia. Además, hay un carácter que falta aún madurar narrativamente, se establece un libreto excesivamente sencillo. Los actores cumplen y tienen momentos de verdadera brillantez. Un proyecto ambicioso que triunfa en su desempeño técnico, pero no conquista en su contenido.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
6,3 / 10
63 %
Artículo anterior"Rodeo" competirá en la Sección Oficial del Festival de Cine de Sevilla
Artículo siguiente"En tus ojos siempre será verano" se estrena el 1 de octubre en la Sala AZarte, inspirada en la obra de Kjell Askildsen
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
malinche-el-musical-critica-teatroUn musical que crea una propuesta transmedia de grandes dimensiones que no deja indiferente. Su mayor fuerte se halla en la composición musical, sin contar con las letras y su contenido, así como la creación de la escenografía y el efecto visual que se crea. Sin embargo, no logra explotar su potencial por un guion que debe revisarse con urgencia por las alegorías, metáforas y mensajes que pueden extraerse de esta historia. Los actores cumplen y tienen momentos de verdadera brillantez. Un proyecto ambicioso que triunfa en su desempeño técnico, pero no conquista en su contenido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí