Crítica de Matar a Jesús dirigida por Laura Mora Ortega

Matar a Jesús es un thriller donde su directora Laura Mora Ortega procesa sus experiencias personales, situando la acción en la bulliciosa ciudad del crimen de Medellín. La película busca retratar una sociedad en conflicto a través de dos jóvenes que han sido brutalmente atravesados por la violencia. Una historia de venganza interpretada en su mayoría por actores no profesionales, a los que la cámara sigue muy de cerca, dotando a la cinta de mucho realismo y autenticidad. La película obtuvo el Premio de La Juventud en el pasado Festival de San Sebastián. Estreno el 13 de Abril.



Matar a Jesús

Crítica de Matar a Jesús

Ficha Técnica

Título: Matar a Jesús
Título original: Matar a Jesús

Reparto:
Natasha Jaramillo (Paula)
Giovanni Rodriguez (Jesús)
Camilo Escobar (Jose Maria)
Carmenza Cossio (Alicia)
Juan Pablo Trujillo (Santiago)
José David Medina (Sancho)
Juan Camilo Cárdenas (Gato)

Año: 2017
Duración: 95 min.
País: Colombia
Director: Laura Mora Ortega
Guion: Alonso Torres, Laura Mora Ortega
Fotografía: James L. Brown
Música: Sebastián Escofet
Género: Drama. Thriller
Distribuidor:  El Sur Films

Tráiler

Sinopsis

Paula, una joven estudiante de 22 años, presencia el asesinato de su padre, un popular profesor de ciencias políticas de una universidad pública de la ciudad de Medellín. Desde la distancia, ella logra ver al asesino. Devastada por el dolor tras los hechos, Paula y su familia tendrán que enfrentar la indolencia oficial, el caso pronto quedará archivado.

A la llegada de la navidad, tan sólo un par de meses después del asesinato, Paula de manera accidental se cruzará con Jesús, el joven asesino de su padre. Paula decide acercarse a este hombre, inicialmente motivada por un instinto casi primitivo, y eventualmente ser capaz de cruzar la línea moral y ética de matar a un hombre.

El encuentro entre víctima y victimario, llevará a Paula a definir los límites de su propia humanidad. A pesar de sus obvias diferencias, Paula encontrará similitudes con el joven asesino, se verá reflejada en él y comprenderá que éste, al igual que ella es una víctima más de
una sociedad violenta y corrupta.

En sus manos yace ahora la decisión de romper o perpetuar el círculo vicioso de la violencia. Inspirado en hechos reales en la vida de la directora y guionista Laura Mora. (El Sur Films)

Premios

  •  Festival de San Sebastián: Premio de la Juventud. 2017
  •  Festival de La Habana: Premio Coral Especial del Jurado (Ópera Prima). 2017


Situemos la acción

Matar a Jesús nos presenta a Paula (Natasha Jaramillo), una estudiante de fotografía que irradia felicidad y alegría, despreocupada, rebelde, asiste a reuniones estudiantiles, fuma porros, y protesta contra el sistema. La complicidad con su padre es total, abogado y profesor de su universidad. Todo esto cambia de golpe cuando el padre de Paula es asesinado de camino a casa en el interior de su coche por dos hombres armados montados en una motocicleta.

Matar a Jesús

Ella, que acompañaba a su padre en el auto, se convierte en testigo presencial del terrible asesinato. A pesar de que Paula confiesa a la policía haber visto la cara del sicario en su huida, existen claro indicios de que ésta no tiene mucho interés por resolver el caso, más cuando el valioso reloj de su padre no fue entregado junto al resto de pertenencias y ha desaparecido misteriosamente. Además, los montones de archivos de casos similares al del profesor, apiñados en la comisaria y pendientes de investigación, también hacen dudar de la honestidad de las fuerzas de seguridad.

La Venganza

Pasado unos meses, Paula trata de olvidar sus penas y tristes recuerdos marchándose de fiesta con sus amigos, durante las vacaciones de navidad. Una tarde en la pista de baile de una discoteca, descubre una cara que le será terriblemente familiar: el asesino de su padre. Éste resulta ser un joven de los barrios marginales de Medellín llamado Jesús.

Matar a Jesús

Fingiendo un interés romántico, Paula consigue mantener el contacto con el joven delincuente con la idea de encontrar la ocasión adecuada para llevar a cabo su venganza. Un peligroso camino que la conduce desde su casa familiar de clase media a las profundidades de las barriadas pobres de la metrópolis colombiana. Pero ella no solo quiere venganza, también quiere buscar explicaciones y respuestas de quien y por qué alguien deseaba matar a un profesor universitario

Sin embargo, a medida que pasan el tiempo juntos, Paula comienza a tener dudas sobre su venganza, al ir descubriendo el lado más humano de Jesús. De alguna forma, la directora Laura Mora Ortega intenta reflejar como Paula y Jesús son víctimas de una sociedad corrupta y violenta. Son dos mundos diametralmente opuestos que se encuentran e intentan comprenderse.

Redención y Misericordia

Matar a Jesús empieza con un cierto trasfondo político y social, para convertirse en una historia cristológica, cargada de gran contenido metafórico, con la idea de hacernos reflexionar sobre conceptos como la venganza, el pecado y el perdón. La muerte del padre de Laura parece cambiar simbólicamente el rumbo inicial de la película.

Por un lado, en las primeras escenas observamos a Laura como miembro de un grupo de activistas estudiantiles que debaten de forma combativa sobre los proyectos de ley de educación y planean protestas contra los próximos recortes presupuestarios en las universidades. Por otro lado, el padre de Paula enseña filosofía y sociología en la universidad. Michel Foucault parece ser su referencia. De esta forma, todo parece indicar que ha sido un asesinato político.

Matar a Jesús

Poco antes del final vemos una escena que nos hace pensar que el nombre del protagonista, Jesús, no es algo casual. En ella aparece Paula (Natasha Jarmillo) sentada en un camastro de una habitación oscura, sin apenas decoración y desangelada. Allí, junto a ella se encuentra Jesús (Giovanny Rodríguez) arrodillado a sus pies, con un trapo doblado y empapado en agua, lavando con dulzura y ternura casi inesperada su cara raspada, poco después de que Paula fuera golpeada y robada en la calle. Una escena con un claro sentido metáforico que nos recuerda a Jesús arrodillado, lavando los pies a sus discípulos, la noche antes de su muerte.

Nuestro protagonista parece una especie de Cristo reencarnado, consciente de la dura realidad en la que vive, en busca del perdón a sus pecados a través de la misericordia de Paula.

Autenticidad y Realismo

Matar a Jesús se sustenta sobre la base de la experiencia personal de la propia directora, que vio al igual que la protagonista de la película, como asesinaban a su padre delante de ella. A diferencia de la cinta, Laura Mora no llegó a conocer al asesino, tan solo lo vio en sueños. Matar a Jesús explora lo que pudo haber hecho ella. Al final del filme aparece una dedicatoria a su padre.

Matar a Jesús

Los actores no son profesionales porque Laura Mora Ortega quiso que fueran de Medellín y hablaran el mismo argot de la zona (hasta el punto que la película hay que verla con subtítulos en castellano para poder llegar a entender a los personajes del todo). Esta falta de experiencia en los actores se nota a lo largo del metraje, sin embargo la naturalidad y el realismo de sus interpretaciones consiguen sobradamente el objetivo de la directora: dar una mayor autenticidad a la historia.

Punto y Final

Algunas tomas de la película son verdaderamente impresionantes como cuando pasean por la noche en una festiva Medellín en navidad, envueltos por las resplandecientes y brillantes bengalas y luces de neón. Espectaculares seguimientos con cámara en mano sobre bicicletas bajando a toda velocidad por las empinadas laderas de la ciudad, hermosas vistas panorámicas de las montañas circundantes o deliciosas tomas de la pareja nadando en las corrientes de un río en el claro de un bosque, son otros momentos mágicos de la película.

Matar a Jesús

La fotografía es inmersiva, con mucha luminosidad. Matar a Jesús está rodada con luz natural y frecuentes primeros planos que dan un tono apasionante y realista a la historia. Un excepcional trabajo de cámara que consigue revelar tanto la belleza como el lado más oscuro de la ciudad de Medellín.

CALIFICACIÓN: 8/10

Reportaje de Matar a Jesús en Días de Cine TVE

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 1 Average: 5]

 

Eduardo Gil

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing….

Eduargil

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This