Mis queridísimos hijos se ha estrenado en cines españoles el día 1 de julio de 2022. La película gala está dirigida por Alexandra Leclère y protagonizada por los ganadores del César Josiane Balasko y Didier Bourdon. Con esta nueva comedia el cine francés se sigue consolidando en las carteleras españoles.



Mis queridísimos hijos

Crítica de 'Mis queridísimos hijos'

Ficha Técnica

Título: Mis queridísimos hijos
Título original: Mes très chers enfants

Reparto:
Josiane Balasko (Chantal Blanc)
Didier Bourdon (Christian Blanc)
Marilou Berry (Sandrine Blanc)
Cédric Ben Abdallah (Stéphane Blanc)
Laurent Stocker (Edouard de Castignac)
Esteban (Régis)
Joséphine de Meaux (Valérie)
Lise Lamétrie (Mme Clutaine)
Mustapha Abourachid (El estanco)
Nicolas Ballay (Cartero)
Benjamin Wangermee (Agente inmobiliario)
Julia Boutteville (Azafata Castignac)
Maya Sarac (Camarera de restaurante)

Año: 2021
Duración: 95 Min.
País: Francia
Director: Alexandra Leclère
Guion: Alexandra Leclère. Diálogos: Alexandra Leclère
Fotografía: Jean-Marc Fabre
Música: Philippe Rombi
Género: Comedia. Familia
Distribuidor: A Contracorriente Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Mis queridísimos hijos'

Sinopsis

Chantal y Christian viven una jubilación tranquila. Pero desde que sus hijos dejaron el nido, han empezado a espaciar sus visitas y a olvidarse de ellos. Cuando anuncian que no irán a casa por Navidad, los padres idean un alocado plan para recuperarlos: fingirán que han ganado la lotería y son multimillonarios. (A Contracorriente Filmes)

Dónde se puede ver la película en streaming



El síndrome del nido vacío

El "síndrome del nido vacío" es la sensación que tienen los padres de anhelo y pérdida cuando los hijos se independizan del hogar familiar. Algunos padres, claro. Otros lo celebran como si no hubiera un mañana y merecido se lo tienen.

En Mis queridísimos hijos, Christian y Chantal no consiguen desprenderse de su tristeza y deciden que les toque la lotería. O sea, se inventan que han sido premiados con 18 millones de euros y al olor de la posible herencia, sus hijos, Sandrine y Stéphane, se vuelven muy, pero que muy cariñosos. Los dos pájaros comienzan a preguntarse qué podrán hacer con la millonaria cifra.

Mis queridísimos hijos película
Copyright A Contracorriente Films

Comedia elegante y costumbrista

En lo personal, me gustan las historias familiares, siempre que no sean trilladas y no suenen falsas. Mis queridísimos hijos es un caso muy a la francesa y además la premisa me ha parecido irresistible y bien construida. Unos padres, que además son jubilados, se ríen de sus "pequeños" para poder verlos más a menudo. El dinero es el cebo para intentar que los hijos vuelvan al nido familiar.

Los personajes se dibujan como extravagantes, un poco fuera de la realidad, e incluso un poco penosos, en diversos grados. Pero al mismo tiempo, todos ellos son frontales, van de cara, sin nada de astucia, lo que hace que resulten conmovedores y el espectador se ría un poco con ellos y un poco de ellos. El vestuario en la transición de la clase media a la clase alta es hilarante así como el uso de todo tipo de estratagemas para dar una lección a sus dos pequeños.

Mes très chers enfants
Copyright A Contracorriente Films

Reparto y aspectos adicionales

El reparto, bien equilibrado, está compuesto por Josiane Balasko como la madre y por Didier Bourdon como el padre de las criaturas. Sandrine, la hija, es interpretada de manera jovial por Marilou Berry, actriz francesa. Ben -cómico francés- hace del desesperado e ilusionado hijo que se siente un hombre feliz por la "nueva riqueza" de sus padres. ¿Qué harán ante el chasco previsto? Como es lógico el espectador tiene más información que los propios personajes de Mis queridísimos hijos. La cineasta tira de ese hilo casi hasta el final para ganar la complicidad del público.

Fabienne Katany, jefa de vestuario, y Carlos Conti, escenógrafo son decisivos en la técnica. La dirección artística es adecuada en la recreación de la casa de Chantal y Christian que no se ha movido un pelo desde que sus hijos se fueron.

Mis queridísimos hijos película
Copyright A Contracorriente Films

Conclusión de 'Mis queridísimos hijos'

Mis queridísimos hijos entretiene y me parece una comedia aceptable, colorida y bien planteada. La idea de mostrar los muchos excesos de los que ganan millones en la lotería es muy divertida. Asimismo en el tercio final del filme aparece una gran sorpresa en forma de billete de lotería realmente premiado. Con ello, Alexandra Leclère consigue una nueva vuelta de tuerca y enreda más una comedia ya bastante bien enredada.

Reportaje de Mis queridísimos hijos en Días de Cine TVE

Este artículo también lo puedes leer en Cine y críticas marcianas

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM