Félix Viscarret retorna como solista (tras Bajo las estrellas y Viento de la Habana) para ofrecernos una escalofriante historia sobre la soledad como ese mal endémico de nuestra sociedad actual. ¡Tanto daño ha hecho siempre el aislamiento! Somos seres exigidos de interrelación para asegurar la felicidad y en No mires a los ojos se demuestra precisamente el incorrecto camino tomado, el consecuente a las decisiones equivocadas. ¿Mala persona o situación desdichada? Aventúrate a esta locura para descubrirlo. Estreno el 4 de noviembre de 2022 en salas de cine españolas. Seleccionada para la Sección Oficial de la Seminci de este año.



No mires a los ojos

Crítica de 'No mires a los ojos'

Ficha Técnica

Título: No mires a los ojos
Título original: No mires a los ojos

Reparto:
Paco León (Damián)
Leonor Watling (Lucía)
Àlex Brendemühl (Fede)
Juan Diego Botto (Sergio O'Kane)
María Romanillos (María)
Marcos Ruiz
Susana Abaitua (Paula)
Sebastián Atienza (Técnico de sonido)
Noelia Rueda (Chica de producción)
Paula Isiegas (Policía)
Iñaki Gabilondo

Año: 2022
Duración: 107 min.
País: España
Director: Félix Viscarret
Guion: David Muñoz, Félix Viscarret. Novela: Juan José Millás
Fotografía: Álvaro Gutiérrez
Música: Mikel Salas
Género: Drama
Distribuidor: Universal Pictures International Spain

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'No mires a los ojos'

Dónde se puede comprar la novela

Sinopsis

Damián acaba de ser despedido tras 20 años trabajando en la misma empresa. Su reacción, furiosa y un tanto violenta, le lleva a salir corriendo para escapar de su jefe y a esconderse de él en el primer sitio que encuentra al salir de la oficina: un armario cargado en una furgoneta.

El armario con Damián dentro es entregado en casa de Lucía y Fede, una pareja de la edad de Damián que vive con su hija adolescente, María.

Esa misma noche, un impulso inesperado lleva a Damián a quedarse con la familia para convertirse en una misteriosa presencia que observará y se moverá desde la sombra. (Universal Pictures International Spain)

Dónde se puede ver la película en streaming



Comienzo lento pero sugerente

Que la primera media hora de la cinta de Viscarret (de apenas 107 minutos) es algo lenta resulta bastante obvio. Una de esas fuertes sensaciones que te fuerzan a abandonar el visionado. Pero estás en una sala de cine y has pagado la entrada, por lo que te aventuras a sorprenderte. Y esta obra lo hace, puesto que, con el paso del metraje, te vas dando cuenta de que esa pausa, aunque de ritmo algo cargante, sirve como presentación de un personaje que más tarde te dará absolutamente todo de sí, y más teniendo delante a un Paco León con un registro poco habitual y una actuación bastante pulcra en expresividad y gestualidad.

Es desde ese instante donde uno empieza a sumergirse en lo que el director está proponiendo. Una primera dosis de contextualización, al principio algo forzada y a conveniencia, que poco a poco te va arrastrando al interior del armario. Es el momento preciso para intentar entender al protagonista. Ya no cuestionas qué hace ahí, sino por qué se mantiene dentro de la casa. A partir de este punto comienzas a ver lo que él ve, como una persona curiosa y casi exenta de malicia. ¿Algo común verdad? Mientras solo mire, sin hacer daño a nadie, todo se antoja loable. Incluso vemos ciertas actitudes honorables que realmente esconden un torcido sentido de pertenencia.

Por tanto, tenemos una primera parte de No mires a los ojos de absoluto punto de vista del personaje protagónico. Qué ve y qué te está mostrando. En este trabajo de observación es fundamental el recurso de las caras desconocidas, de "no mires a los ojos", por una parte dando credibilidad a la situación y por la otra acrecentando el misterio y respaldando la inocencia del sujeto.

No mires a los ojos película
Copyright Universal Pictures International Spain

Vamos con todo

Ya hemos dejado atrás las cortesías, y aquí el director se encarga de elevar el ritmo para dar cabida a las otras facetas del personaje, lo que llevará a un total asentamiento en la casa y descubrimiento de lo desconocido. A partir de aquí es cuando de verdad empezamos a conocer las enormes posibilidades del mismo. La situación ya no es tan liviana, ni por supuesto inocente, y comenzamos a vislumbrar los verdaderos peligros de la soledad y su nefasta necesidad de ruptura personal y social.

Desde este crucial instante observamos un Paco León más impactante, del mismo modo minucioso con su trabajo, que nos lleva de la mano hacia la penumbra moral, porque su personaje encarnado ya va tomando las riendas de la situación y se reconoce poderoso. Y si el sevillano está convincente, la labor interpretativa de Leonor Watling es sencillamente fabulosa.

El director consigue en No mires a los ojos que el último tramo y desenlace del conflicto dé verdadero miedo, no tanto por la explicitud de lo mostrado (que también hace ese juego de dobles escenas narrativas con sexo y violencia), sino por el temor de lo que pueda suceder y el pavor que producen ciertas decisiones.

No mires a los ojos película
Copyright Universal Pictures International Spain

Psicología bien plasmada

Es evidente que, como he señalado anteriormente, hay situaciones concretas que el espectador debe aceptar sin previa explicación. Es así, te lo comes y listo. Son ciertas premisas necesariamente forzadas para que Félix Viscarret pueda adentrarse en la esfera que le interesa realmente: la psicología del protagonista que observa a la familia.

El director consigue plasmar a través de imágenes precisas y planos variados lo que esta desconcertante figura está atravesando en su fuero interno. El cineasta dispone el material, digamos "bruto", pero es uno el que debe ir descifrando el porvenir tanto psicológico como moral del siniestro intruso. Porque el producto no lo va a hacer por ti, no te va a servir en bandeja el juicio sobre el sujeto. Aquí está la gracia.

Y es en la estructura donde está la inteligencia de este asunto. El relato no encuentra una presentación informativa unilateral, sino que vemos una dualidad argumental para el personaje de Paco León. Mientras que todo a su alrededor transcurre linealmente y de manera lógica, Viscarret juega con el espectador a través de una doble dimensión: la puramente psicológica y la propia a la observación. Es ahí donde has de descifrar el rompecabezas, puesto que tendrás que indagar en ese oscuro juego mental, ético y moral del protagonista. Algo ciertamente interesante.

Juan Diego Botto
Copyright Universal Pictures International Spain

Conclusión de 'No mires a los ojos'

En definitiva, estamos ante una cinta que comienza tímida, continúa coqueta y termina con un vigor asombroso. La dirección es virtuosa y presenta recursos narrativos bastante sugerentes. En lo que respecta a la interpretación, Leonor Watling está a un nivel altísimo y Paco León sorprendentemente correcto. ¿Quizás otro actor para este papel? Puede ser, pero el andaluz cumple y no desentona en ningún momento con el desarrollo de la historia. No mires a los ojos es una película para estómagos fuertes.

Reportaje de No mires a los ojos en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí