Oliver Sacks: una vida es un documental estadounidense del año 2019 realizado por Ric Burns centrado en la vida del conocido escritor y neurólogo Oliver Sacks.

Relata su vida desde sus orígenes familiares en Londres hasta su llegada a los 27 años a Estados Unidos y su posterior trayectoria desde San Francisco a Nueva York. Aborda tanto su problemática vida personal como su controvertida faceta como neurólogo innovador y su trayectoria literaria como divulgador científico

Puede visionarse éste interesante documental de 111 minutos en la plataforma Filmin.



Oliver Sacks: una vida

Crítica de ‘Oliver Sacks: una vida’

Ficha Técnica

Título: Oliver Sacks: una vida
Título original: Oliver Sacks: His Own Life

Reparto:
Oliver Sacks

Año: 2019
Duración: 111 min.
País: Estados Unidos
Director: Ric Burns
Guion: Ric Burns
Fotografía: Buddy Squires
Música: Brian Keane
Género: Documental
Distribuidor: Filmin

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Oliver Sacks: una vida’

Sinopsis

Estreno en España de este extraordinario y emotivo documental sobre Oliver Sacks, un neurólogo, escritor y divulgador científico que aquí analiza su vida, desde el inicio de su carrera científica, la homofobia sufrida hasta la publicación de su aclamada autobiografía. (Filmin)



Oliver Sacks desde Londres a San Francisco

Oliver Sacks: una vida comienza con una reunión en la que el conocido escritor y neurólogo habla sobre su trayectoria vital ante unos curiosos y divertidos oyentes. Sosteniendo su taza de café freudiana reconoce llevar cincuenta años psicoanalizándose con el psicólogo Shengold. Comenta que empezó el tratamiento por sus problemas familiares especialmente al tener un hermano esquizofrénico y su propio consumo compulsivo de anfetaminas.

En la primera parte un amplio repertorio de fotos de archivo recopiladas para el documental informan de sus orígenes en una familia de clase media judía ortodoxa inglesa en las afueras de Londres. Hijo de padre médico de familia y madre cirujana ginecóloga teniendo además otros dos hermanos médicos.

Distintos testimonios recogidos de amistades y profesores en la infancia describen su carácter tímido y ser favorito de su madre. Sus preferencias eran las ciencias naturales y coleccionar toda clase de objetos de la Naturaleza. Fue siempre desde los diez años un apasionado de la tabla periódica de los elementos químicos.

Tuvo gran impacto en su vida desde los 15 años el comportamiento anómalo de un hermano esquizofrénico así como el rechazo que le mostró su madre tras él haber confesado a su padre que era homosexual.

Tras estudiar en St. Paul consiguió una beca para la universidad de Oxford eligiendo una carrera de Ciencias motivado por conocer el cerebro y por ello después Neurología.

Enfadado con su madre, con la religión y con la sociedad homófoba inglesa de los años cincuenta decidió irse a California para sentirse más libre al cumplir los 27 años en 1960.

Atraído por el clima soleado y una sociedad más abierta a la homosexualidad se instaló en San Francisco al creer que todo sería mejor para su profesión y su propia vida.

Oliver Sacks: una vida
Foto de IMDB

Conductas autodestructivas de Oliver Wolf Sacks

Oliver Sacks: una vida sigue tanto su nueva vida como su desarrollo profesional en Estados Unidos tras conseguir una pasantía en el Hospital Monte Sión. Un desafortunado incidente con un compañero de apartamento que rechaza sus inclinaciones homosexuales hacen que decida vivir sólo.

Se traslada a Los Ángeles en 1962 para hacer durante tres años la Residencia en Neurología. Entonces comienza a frecuentar ambientes homosexuales y se convierte en motero compulsivo, haciendo largas travesías de muchas horas en solitario.

La dirección de fotografía de Buddy Squires recoge abundantes documentos gráficos de amistades y viajes en moto. Oliver Wolf Sacks confiesa su vida dividida entre el atento médico Oliver y Wolf el consumidor de anfetaminas y conductas autodestructivos inconscientes.

La propia narración de Oliver relata sus problemas laborales por su vida acelerada logrando terminar su especialidad de Neurología de tres años en la Universidad de Los Ángeles.

La cámara le sigue en 1965 ya en New York donde se había trasladado con la idea de ser científico de laboratorio pero le echen por no considerarle útil para la investigación. Nuevos testimonios de compañeros de profesión describen su personalidad descentrada y excéntrica así como sus problemas laborales.

Muy decepcionado por su cese en el Laboratorio de la Facultad de Medicina del Bronx aumenta su consumo de anfetaminas pasando días sin dormir y apenas comiendo, dejando de ir al trabajo durante días.

Fotos y documentos le muestran a finales de 1965 cuando toca fondo y decide en la Nochevieja de 1965 ponerse en tratamiento con el psicólogo Leonard Shengold sobre comienzos de 1966. Tras meses de  tratamiento psicológico consigue dejar las anfetaminas a principios de 1967.

Ric Burns
Fotos de IMDB

El guion muy documentado resalta un libro transcendental para el futuro escritor Oliver Sacks, “Migraña” de Edward Liveing (1870) que le hace plasmar sus experiencias con pacientes de ese problema. Trabaja desde otoño de 1966 con ellos y otros enfermos neurológicos crónicos siendo el punto de inflexión en su vida personal y profesional. Dedicado intensamente a saber  lo que opinan y sienten enfermos graves inmóviles durante décadas afectados por Parkinson y otras neuropatías.

Observa atentamente sus conductas y decide probar tratarles con levodopa para combatir la deficiencia de transmisión de dopamina. Consigue mejoras sorprendentes con dosis altas pero que remiten si las baja para reducir efectos secundarios.

Escribe compulsivamente sus descubrimientos neurológicos publicando en 1973 el libro “Despertares” con el rechazo de sus colegas. Cuestiona en el trabajo los métodos del castigo terapéutico siendo expulsado acusado falsamente de abuso de sus pacientes.

Publica su gran éxito de ventas “El hombre que confundió a su mujer con un sombrero”, recopilación de casos graves neurológicos. Continúa con otros libros divulgativos como “Musicofilia”, “Los ojos de la mente” y “Alucinaciones”. El gran éxito del film “Despertares” con Robert de Niro y Robin Williams sobre su libro consigue que sus colegas médicos por fin le reconozcan.

Sus posteriores conferencias y publicaciones sobre la conciencia, la memoria, la neurociencia  y  la percepción del  tiempo hacen que sea homenajeado en universidades e instituciones.

La parte final de Oliver Sacks: una vida describe sus últimos años de vida marcados por su amor con Billy desde 2008. Diagnosticado de cáncer hepático con metástasis en febrero de 2015 fallece seis meses después tal como le habían pronosticado.

Lo mejor del documental sin duda es su lectura del resumen de su vida  a modo de testamento vital de agradecimiento que hace ante sus más allegados al día siguiente del grave diagnóstico.

Oliver Sacks: una vida
Foto de IMDB

Conclusión de ‘Oliver Sacks: una vida’

Oliver Sacks: una vida es un brillante y denso documental de Ric Burns que nos da a conocer de manera muy detallada al innovador y controvertido neurólogo. Aborda todas las etapas de su larga y fecunda vida como escritor y especialista con pacientes neurológicos graves. También desarrolla paralelamente su infancia familiar en Londres y su vida desde los 27 años en California buscando un ambiente más abierto para su homosexualidad.

Muy interesante e importante la secuencia final de su lectura del testamento vital de agradecimiento al día siguiente de serle diagnosticada a los 82 años la enfermedad que le haría morir seis meses después.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí