Crítica de la película American Pastoral del director Ewan McGregor

American Pastoral basada en la novela homónima del mismo nombre de Philip Roth, ganadora en 1997 del Premio Pulitzer, supone el debut como director de Ewan McGregor. Esta película sobre la historia de una familia americana cuya existencia se derrumbará por la agitación social y política del momento, se presentó en la Sección Oficial del pasado Festival de Cine de San Sebastián. Estreno el 9 de Junio.



American Pastoral

Crítica de American Pastoral

Ficha Técnica

Título: American Pastoral
Título original: American Pastoral

Reparto:
Jennifer Connelly (Dawn)
Dakota Fanning (Merry Levov)
Ewan McGregor (Seymour ‘Swede’ Levov)
Uzo Aduba (Vicky)
Molly Parker (Dr. Sheila Smith)
David Strathairn (Nathan Zuckerman)
Rupert Evans (Jerry Levov)
Valorie Curry (Rita Cohen)
Hannah Nordberg (Merry Levov)
Peter Riegert (Lou Levov)
Mark Hildreth (Agente Dolan)
Emily Peachey (Enfermera)
Ocean James (Merry Levov)
David Whalen (Bill Orcutt)
Julia Silverman (Sylvia Levov)

Año:  2016
Duración: 126 min.
País: Estados Unidos
Director: Ewan McGregor
Guion: John Romano (Novela: Philip Roth)
Fotografía: Martin Ruhe
Música: Alexandre Desplat
Género: Drama
Distribuidor: Tripictures

Tráiler

Donde comprar la película

Oferta
American Pastoral [DVD]
  • Tripictures (11/03/2017)
  • DVD, No recomendada para menores de 12 años
  • Tiempo de ejecución: 126 minutos
  • Ewan McGregor, Jennifer Connelly, Dakota Fanning
  • Castellano, Inglés

Sinopsis

Seymour Levov, el “Sueco”, un atleta legendario en el instituto se ha convertido en un exitoso hombre de negocios casado con Dawn, una ex reina de la belleza. Pero, tras la apariencia impecable de la vida del “Sueco”, se fragua la tormenta. Cuando su hija Merry desaparece tras ser acusada de cometer un acto violento, el “Sueco” se dedica a buscarla y a reunir a su familia. Lo que descubre remueve sus cimientos, obligándole a mirar más allá de la superficie y afrontar el mundo caótico que le rodea: ninguna familia americana volverá a ser la misma.

Premios

  • Festival de San Sebastián: Sección Oficial. 2016


De que va

American Pastoral nos sitúa en los convulsos años sesenta (acrecentados por una impopular guerra del Vietnam) en una reunión de antiguos alumnos de secundaria. Allí se produce un encuentro entre Nathan Zuckerman (David Strathairn) con un antiguo compañero de clase, Jerry Levov (Rupert Evans), cuyo hermano mayor Seymour (Ewan McGregor) era famoso en el instituto tanto por sus grandes dotes para el deporte como por su atractivo físico y al que todo el mundo vaticinaba un brillante futuro. Un acto organizado al día siguiente, es motivo para que ambos rememoren la aparente vida perfecta de Seymour Levov.

Seymour Levov, apodado “el Sueco” por sus apuestos rasgos nórdicos, se casa con la reina de belleza Dawn (Jennifer Connelly) y hereda una fábrica de guantes multimillonaria. Poco después, la pareja compra una idílica casa de campo en un tranquilo y adinerado barrio de Old Rimrock de Nueva Jersey donde crían a su querida hija Merry (Dakota Fanning). Seymour reúne todos los ideales del sueño americano, es admirado por ser un próspero hombre de negocios además de ser un jefe generoso y un ejemplar padre de familia.

Un matrimonio perfecto con una vida idílica pura apariencia 

El matrimonio Levov es una pareja respetada y envidiada, aparentemente perfecta, son felices y se quieren. Él fue un héroe como deportista en la época del Instituto y ahora se ha convertido en un exitoso hombre de negocios y ella es una ex reina de la belleza. Sin embargo, la hija da la sensación de estar como poseída por un demonio, y desde un principio se convertirá en la cruz de la familia, en una especie de niña del exorcista sumergida en el lado oscuro. Ella se siente excluida de la familia y aborrece el perfecto y feliz sistema de vida que lleva, de este modo, cuando entra en contacto con otras personas enojadas con la sociedad parece haber encontrado su sitio en este mundo.

La ruptura de Merry con sus padres es total. La desaparición de la adolescente coincide con la explosión en una estafeta de correos donde muere un trabajador local. Por tal motivo, la familia se somete a interrogatorios y registros policiales en su casa. A pesar de que la hija no da señales de vida y de las evidencias de los hechos, los padres no admiten la participación de ella en el ataque. El sufrimiento del matrimonio se va acrecentando con el paso del tiempo atormentada por el sentimiento de culpabilidad y vemos, como poco a poco la vida perfecta construida por el matrimonio Levov se desmorona.

Convulsos años sesenta

La historia de American Pastoral sobre el conflicto y sufrimiento, en los años sesenta, de unos padres que ven con impotencia e incredulidad como su hija se aparta de la sociedad, a pesar de haber sido educada con unos valores modélicos acordes a su época y en el seno de una familia acomodada, son de gran actualidad. Un claro ejemplo, lo tenemos con los numerosos atentados terroristas sufridos en Europa y cometidos por una generación en su mayoría nacida y educada en la Sociedad del Bienestar.

La idea de Philip Roth de relatar la trama de una familia estadounidense en la que su idílica existencia se fractura por la agitación social y política de los años sesenta que afectará a la cultura americana, en la película de Ewan McGregor apenas nos enteramos, porque la mayoría de la acción está focalizada en las complicadas relaciones familiares y no en las agitaciones políticas. Esto dará lugar a una historia intemporal.

El guion y los personajes

El guion John Romano se centra demasiado en la búsqueda de la hija desaparecida y en los esfuerzos inútiles de su padre por localizarla. La radicalización de Merry parece sorprendente y poco natural ya que apenas profundiza en sus causas, además, la función de la terapeuta que contratan los padres es tratada de forma escueta y meramente decorativa. Todo ello provoca que hayan muchos cabos sueltos debido a las muchas preguntas que deja sin respuesta.

Asimismo el personaje de “el Sueco” no parece un individuo de carne y hueso sino algo demasiado perfecto que no tiene debilidades, no cae en tentaciones (en la novela no es exactamente así), no es racista y su mayor error es que ama demasiado a su hija. American Pastoral carece de reflexión social, no conmociona, y lo que es para mí más importante, la falta de empatía con la obra de Philip Roth. Lo mejor, las interpretaciones del elenco de actores que rodea a Ewan McGregor destacando a Jennifer Connelly, Dakota Fanning  y el toque de humor de Peter Riegert.

Conclusión

En general, American Pastoral me ha parecido bastante insulsa con un ritmo de la narración lento. La historia, a pesar de tener muchos ingredientes dramáticos apenas resulta conmovedora y emotiva. Quizás Ewan McGregor no sea la opción ideal como actor para interpretar el papel de “el Sueco”, entre otras cosas porque su apariencia física difiere bastante de la descrita en la novela, además no logra transmitir la tragedia de un hombre cuya vida se derrumba sin poder hacer nada por evitarlo y, se le siente algo restringido en su interpretación.

CALIFICACIÓN: 6/10

Reportaje de American Pastoral en Días de Cine TVE

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing….

Eduargil

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *