María, reina de Escocia está basada en el libro de John Guy: “La reina de los escoceses: La verdadera vida de María Estuardo” (Queen of Scots: The True Life of Mary Stuart) y relata la turbulenta vida de María Estuardo de Escocia (Saoirse Ronan) y su prima Isabel I de Inglaterra (Margot Robbie). Dirigida por la reconocida y visionaria directora de teatro Josie Rourke. La película estuvo nominada a los Oscar 2019 en las categorías de mejor diseño de vestuario y mejor maquillaje y peluquería. Se estrenó en salas de cine de España el 8 de febrero.



Crítica de María Reina de Escocia

María Reina de Escocia

Ficha técnica

Título: María, reina de Escocia
Título original: Mary Queen of Scots

Reparto:
Saoirse Ronan (María Estuardo)
Margot Robbie (Isabel I)
Jack Lowden (Lord Darnley)
Joe Aldwyn (Robert Dudley)
David Tennant (John Knox)
Guy Pearce (Sir William Cecil)

Duración: 124 minutos
País: Reino Unido
Director: Josie Rourke
Guion: Beau Willimon (Biografía: John Guy)
Fotografía: John Mathieson
Música: Max Richter
Género: Drama, Biográfico, Histórico

Distribuidora: Universal Pictures España

Filmaffinity

IMBD

Tráiler

Sinopsis

María, reina de Escocia explora la turbulenta vida de la carismática María Estuardo, reina de Francia a los dieciséis años y viuda a los dieciocho, que rehúsa volver a casarse a pesar de las numerosas presiones de su entorno. María prefiere regresar a Escocia para ocupar el trono que le pertenece. Sin embargo, tanto Escocia como Inglaterra están gobernadas por la persuasiva Isabel I.

Todas las jóvenes reinas se sienten fascinadas por su «hermana». Rivales en el poder y en el amor, y reinas en un mundo gobernado por hombres, las dos sopesan el matrimonio y la independencia. María, decidida a ser más que una simple representación, hace valer su derecho al trono de Inglaterra, poniendo en peligro la soberanía de Isabel. Mientras tanto, la traición, la rebelión y la conspiración imperan en ambas cortes, haciendo tambalear los tronos y cambiando el curso de la historia.

Premios

  • Premios Oscar: Nominada a Mejor vestuario y maquillaje/peluquería
  • Premios BAFTA: 3 nominaciones, incluyendo Mejor actriz secundaria (Margot Robbie)
  • Critics Choice Awards: Nominada a Mejor vestuario y maquillaje
  • Satellite Awards: Nom. a Mejor película drama, vestuario y actriz sec. (Margot Robbie)
  • Sindicato de Actores (SAG): Nominada a Mejor actriz secundaria (Margot Robbie)


Vengo a reclamar mi trono

Inglaterra se había enfrascado en luchas religiosas y el poder de la iglesia protestante dependía del poder de la reina. Así que se jugaban demasiadas cosas como para dejar que la joven heredera católica a ambas coronas (Inglaterra y Escocia) anduviera así nada más por ahí, pretendiendo reclamar el trono escocés e insinuando que Isabel debía nombrarla sucesora al trono de Inglaterra.

Entre ambiciosos te veas

Con la llegada de María, ambas reinas se ven envueltas en las encarnizadas rivalidades partidarias e intrigas descarnadas por la ambición al trono. Aunque en esta versión cada una siente admiración por la otra y están de acuerdo en que los hombres no son como ellas. Los hombres conspiran porque desconfían del mandato de una mujer.

María Reina de Escocia

Toda la vida de estas dos mujeres fue un maquiavélico juego urdido por sus consejeros y enemigos. Parientes y rivales en el poder y el amor, la libertad y el gobierno, sus vidas son un intrincado tablero en el que la ambición, la intriga, las conspiraciones y la dignidad real se ven en juego y dejan una marca definitiva en la historia.

Una reina muy representada

La época isabelina es por demás una de las más gloriosas de Inglaterra y en torno a ella se han tejido más de mil historias, se han hecho novelas y películas.

Desde aquellas protagonizadas por Bette Davis, Judi Dench, Helen Mirren, Vanessa Redgrave y Cate Blanchett donde la vida de Isabel se entrona como absoluta protagonista.

Mientras que la vida de María Estuardo reina de Escocia ha sido llevada a la pantalla por Vanessa Redgrave y Katharine Hepburn. María estuvo siempre en el ojo del huracán, siendo la única hija legítima del rey Jacobo V fue ascendida al trono a los seis días de nacida. Y su breve matrimonio con el rey de Francia solo le trajo más desventuras al regresar a casa, queriendo recuperar el trono que le pertenecía por linaje.

Y aunque la película históricamente se toma algunas libertades, se validan por la ficcionalidad del libro en el que se basan.

Regresando al comienzo

La cinta comienza en 1587 con un hecho terrible y cruel. La decapitación de María ordenada por su prima Isabel tras de haberla tenido presa y haberla acusado de complot para asesinarla. Ese momento en flash back nos lleva a la llegada de María de Francia, en 1561, a las costas escocesas.

María Reina de Escocia

Ronan, una reina total

La reina María que encarna Saoirse Ronan es la perfecta imagen de una mujer empoderada, que se enfrenta al tú a tú con los hombres que la rodean y con su escurridiza prima. Es apasionada, inteligente, enfocada. Ronan ha llevado una carrera en ascenso desde su niñez en Expiación, más allá de la pasión pasando por The Lovely Bones, Camino a la libertad, El Gran Hotel Budapest, Brooklyn, y Lady Bird y su desempeño como la indómita María escocesa es realmente entregado.

Que, algo sabe ya de intriga este hombre

Claro que también tiene su punto la mano en el guión del creador de House of Cards, Beau Willimon quien, ya con experiencia en el clima de intrigas palaciegas en la Casa Blanca, maneja con astucia el guión para colocar a estas dos fuerzas de la naturaleza de ondulantes cabellos rojizos en medio del huracán de la lucha por la corona. Sobre todo da, a sus personajes, un alma que se delinea perfectamente sin que ninguna quede como vencedora o vencida.

No espero que me comprendas…

Ambas son las renuentes víctimas de un tiempo y una situación histórica. Cada una irá desentrañándola según crea conveniente y en ese movimiento hay mucho dolor y soledad. Las dos reinas saben que no pueden confiar ni en su sombra.

El medio hermano de María, condescendiente con el reinado protestante de Isabel, no duda en participar para deponer a su propia hermana. Mientras que su segundo marido, no duda en traicionarla una y otra vez. Haciendo que la venda de los ojos de María caiga, pero soportando el peso como toda una monarca. Porque como le dice a una de sus damas cuando la insta a huir de Escocia y María se niega “no espero que me comprendas, solamente una reina podría hacerlo” por eso es que, aisladas por su corte cada una, Isabel y María viven a solas sus propias tragedias.

El toque femenino en una historia de mujeres

El hecho de la femineidad, a la que se le confiere un liderazgo en medio de un mundo conspiratorio masculino, no podría haber sido mejor llevada a cabo por la directora debutante en el cine (pero con una amplia experiencia en teatro) Josie Rourke. Desmenuza la dignidad y fuerza de ambas reinas confrontándola con la turbulencia del tiempo en el que les tocó vivir.

Robbie y los prostéticos (incluidos los emocionales)

Margot Robbie lleva a cabo una transformación para dar a Isabel una dimensión poco presentada antes en la pantalla. No es la reina inflexible y poderosa, fría y calculadora. Sino una mujer que ha asumido un rol, más de hombre que de mujer, que quiere un hijo pero que no se casa porque el Estado la ha embebido y que al mismo tiempo no está exenta de todos los deseos que una mujer común y corriente tendría.

María Reina de Escocia

Trayendo la inevitable comparación entre ellas. Una joven, casada tres veces, madre de un hijo y otra soltera toda su vida, llena de amantes que nunca lograron ser reyes, fueran sinceros o no. Entregada a su misión de gobernar y a la soledad. De esta manera, la trama es la de las vidas de dos mujeres poderosas y extremadamente contemporáneas desenvolviéndose en medio de un mundo masculino.

El dramático tinte de la época

La fotografía corre a cargo de John Mathieson que le saca todo el jugo al agreste paisaje y hace lucir el diseño de producción de James Merifield, los interiores de los castillos y cámaras reales y el elaborado vestuario Alexandra Byrne, y el extenso trabajo de todo un enorme departamento de maquillaje y peinados.

Conclusión

María, reina de Escocia no son las dos caras de una misma moneda, son al final del día la esencia misma de la mujer, resistiendo sin que se les caiga la corona, los embates de quienes quieren destronarlas. O minimizar sus luchas.

Y aunque buena parte de la trama no es la historia real, sirve al menos para percatarse que de María e Isabel I, hasta Isabel II y Merkel hay cosas en la historia que han cambiado… y otras que nunca van a cambiar… pero como diría aquel viejo slogan de cigarrillos para mujeres… “Has recorrido un largo camino, chica!”

Reportaje de María Reina de Escocia en Días de Cine TVE

Si quieres conocer otra opinión de esta película dirígete AQUÍ

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí