Creación Guiones

La primera jornada FICCI 2019 (Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias) para el público y la prensa, vino acompañado por una fuerte dosis de memoria a través del lenguaje cinematográfico. Historias hechas para que el espectador deje de pensarse el presente como la ausencia del pasado y se decida a afrontar y reconstruir memorias que la sociedad ha dejado en el olvido

Primera Jornada FICCI 2019: Un día de pasados

Queimada (1969) Dirigida por Gillo Pontecorvo

Queimada

Creación Guiones

El primer turno llegó con un protagónico de Marlon Brando que no mucha gente suele nombrar, me refiero a Queimada de 1969 del italiano Gillo Pontecorvo. Un filme que cuenta la historia de una pequeña isla en la América Colonial que los ingleses desean poseer, para dicho fin, envían a Sir. William Walker (Brando) para que organice una revolución junto a los afrodescendientes y quitar el control a España y Portugal de dicho territorio.

Esta película es, por encima de todo, un documento histórico en lo que respecta al cine en Colombia, ya que fue el primer filme protagonizado por un afrodescendiente de nacionalidad colombiana. Un actor natural llamado Evaristo Márquez fue quien se quedó con esta insignia, haciendo un dúo brillante junto al ya nombrado Marlon Brando.

La película es un abanico de temas subyacentes al género bélico/revolucionario que realmente impacta por su discurso, siendo uno de los puntos más fuertes su manera de emparejar enemigos/rivales, basando esta relación en un respeto y dignificación del otro. También resaltaría su postura frente a una esclavitud que parecería nunca terminar y que simplemente ofrece nuevos captores a las víctimas.

Una película muy bien construida en historia, pero que marca por sus personajes, especialmente los dos protagónicos que acaban por materializar dos posturas con respecto a la revolución: La económica y la idealista.

Calificación: 8/10

Tráiler



Los Silencios (2018) Dirigida por Beatriz Seigner

Los Silencios

Primeras impresiones

La tarde llegó con una fuerza tranquila pero arrolladora en la forma de Los Silencios, segunda película de la directora brasilera Beatriz Seigner. Una cinta que sin llegar a la hora y media, logra contarle al espectador una historia de duelo, desarraigo y desplazamiento a costa de la violencia. Una historia metafísica y espiritual que se narra desde la perdida de seres queridos en el conflicto armado colombiano.

A pesar de la descripción que di, se debe aclarar que la violencia jamás llega en forma gráfica, no se hace más que una referencia absoluta a lo largo de toda la película.

Su punto más débil es quizá también su fortaleza: su ritmo extremadamente pausado donde parece no estar pasando nada, pero se va tejiendo una trampa que quien se quede hasta el final, sabrá apreciar e incluso llegará hasta las lágrimas.

Como dato obligatorio habría que decir que la actriz Marleyda Soto, subió 20 kilos para dar la que sin duda es y será la interpretación de su vida.

Sinopsis

Amparo, llega con su hija María y su pequeño hijo Fabio a un pueblo en una isla de la Amazonía colombiana en la frontera con Brasil. Es desplazada por la guerra tras la desaparición de su marido y de una de sus hijas. Mientras luchan por adaptarse a la nueva realidad, María encuentra a su padre escondido en la misma casa en la que ellos están refugiados, pero este le pide que guarde el secreto.

En medio de la exuberancia amazónica, con las llamativas locaciones del poblado sobre el río y el conflicto armado siempre presente en las conversaciones y el día a día, Los silencios es un conmovedor relato sobre las secuelas que la guerra deja en el alma humana, la fuerza necesaria para salir adelante, los secretos que guardamos y los reproches que callamos. En ocasiones es necesario mantener vivos los recuerdos de quienes quisimos, y nos quisieron, para poder seguir adelante. (FICCI 2019)

Filmaffinity

IMDB

Calificación: 8.5/10

Tráiler



Niña Errante (2018) dirigida por Rubén Mendoza

Niña errante

Primeras impresiones

El cierre de un día lleno de memoria, no podría venir de otra película que Niña Errante del director Rubén Mendoza, un filme que nos cuenta como una pequeña de 12 años llamada Angela, emprende un viaje junto a sus 3 medio-hermanas luego de que el padre de todas ellas falleciera en una accidente automovilístico.

Lo que podría sonar como la típica película de camino donde los personajes curan y hacen paces, toma otras dimensiones por el enfoque feminista (en cuánto a temática) e intimista (en tratamiento) que Mendoza aplica sobre la narrativa. Un filme para reencontrarse con una feminidad y un proceso de crecimiento/auto-reconocimiento que no entiende de estigmas o prejuicios, sólo de humanidad.

Una lucha interna lleva a la protagonista a siempre pensarse su pasado como un túnel donde no avanza sino que retrocede, pero en todas las ocasiones que estos pasajes oníricos le cruzan, siempre acaba topándose con una reconstrucción del recuerdo de su padre. Una positiva y reivindicadora.

En conclusión, un filme tallado a precisión con el tacto preciso para no otorgar nada gratuito o inadecuado, sino un proceso de sanación dentro de unas paredes de intimidad que las protagonistas invitan a la cámara a cruzar, no para que observen a modo voyerista, sino para que converjan con la figura femenina desnuda en todos los sentidos que Niña Errante propone. 

Sinopsis

Todavía en su preadolescencia, Ángela, cuya madre murió durante el parto, acaba de perder a su padre en un accidente de moto. Ahora es una niña huérfana, una niña errante, una niña que no es de nadie pero de la que alguien debe hacerse cargo. En el entierro conoce a sus tres hermanas, todas rondando los 30 años, y quienes tampoco se conocían entre sí. Con ellas emprende un viaje hacia un destino al que, gústele o no, habrá de llamar hogar. En ese camino va descubriendo un mundo femenino que es extraño para ella. El cuerpo, la piel, la ropa, el quitarse la ropa… No hay morbo tras la mirada de una niña que descubre en sus hermanas, tan distintas todas ellas, el rasgo común de la fortaleza y una particular manera de independencia.

La película susurra, como los pensamientos y los sueños de Ángela. Susurra libertad, miedos, curiosidad, dolor, pérdida, ganancia, desarraigo… Es el camino, es el cambio inevitable y necesario. Hay mucha admiración y mucho respeto por la mujer en esta road movie que es una especie de viaje iniciático hacia ese territorio fascinante y por descubrir, el del propio cuerpo, su inmensidad, sus límites y sus posibilidades de volverse cárcel o territorio fértil para la libertad. (FICCI 2019)

Filmaffinity

IMDB

Calificación: 9/10

Tráiler

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí