Quiero comerme tu páncreas dirigida por Shin’ichirô Ushijima es una adaptación de la novela homónima gráfica de Yoru Sumino, un auténtico best seller en Japón. Presentada oficialmente en Sitges 2018, ha conseguido el Premio Auditorio en el Salón del Manga de Barcelona 2018 y Premio del Público en el FAN 2019. Estreno el 12 de Abril.



Quiero comerme tu páncreas

Crítica de Quiero comerme tu páncreas

Ficha Técnica

Título: Quiero comerme tu páncreas
Título original: Kimi no suizô wo tabetai

Reparto:

Año: 2018
Duración: 108 min.
País: Japón
Director: Shin’ichirô Ushijima
Guion: Shin’ichirô Ushijima (Novela: Yoru Sumino)
Fotografía: Mayuko Koike
Música: Hiroko Sebu
Género: Animación
Distribuidor: Selecta Visión

Tráiler no oficial en español

Dónde comprar la novela

Oferta
Quiero comerme tu páncreas
  • Yoru Sumino
  • Editor: ECC Ediciones
  • Edición no. 1 (09/19/2018)
  • Tapa blanda: 440 páginas

Sinopsis

Esta es la historia de una chica con una enfermedad pancreática terminal, un chico que le guarda el secreto y una relación que todavía no tiene nombre…

“Yo” es un estudiante de secundaria que no siente ningún interés por los demás y se pasa todo el tiempo solo leyendo libros. Un día, en una sala de espera de un hospital se encuentra un libro titulado “Vivir con la muerte”, que resulta ser el diario secreto de Sakura Yamauchi, una chica popular de su clase. En él relata que le han diagnosticado una enfermedad pancreática terminal y que ha decidido no contárselo a nadie y exprimir al máximo el tiempo que le queda de vida. A pesar de su desdén inicial, la actitud de la chica hace que el corazón de “Yo” se va ablandando poco a poco. Estos son los recuerdos primaverales de una chica que convive con una enfermedad terminal, un chico que le guarda el secreto y una relación que todavía no tiene nombre. (Selecta Vision)



¿Qué harías si supieras que morirás dentro de tres meses?

Esto es lo que nos plantea Shin’ichirô Ushijima en su última película basada en la obra homónima de Yoru Sumino, cargada de amor, amistad y emoción. La productora “Studio VOLN” no dejará a nadie indiferente con Quiero comerme tu páncreas (Kimi no suizô wo tabetai).

Quiero comerme tu páncreas

Un dibujo con máximos detalles además de una animación increíble y como siempre, la exaltación de los manjares más famosos de Japón, algo de lo que ningún otaku podrá negar es lo deliciosa que parece la comida siempre en todos los animes.

Paz y armonía

El artista Mayuko Koike usa la animación para transmitir la sensibilidad y la emocionante aventura que pasaran los dos personajes. Los pétalos de los cerezos en flor que están a punto de caerse hasta el año que viene, transmiten la paz y la armonía que te envolverá de principio a fin, pero que se irá rompiendo a lo largo de la película ya que la tragedia hará que no nos olvidemos de la realidad de la situación y es que otro punto importante en nuestra historia, la muerte, que vendrá de vez en cuando a visitarnos para recordarnos que siempre estará.

Historia cargada de sentimientos y emociones

Quiero comerme tu páncreas es una historia cargada de sentimientos y emociones, siendo yo de “lagrimilla” difícil, alguna que otra calló. Como amante del anime y lo japonés, está película transmite todo lo que se pide de un anime y todo lo necesario para que el drama esté asegurado. Te indaga en lo más profundo de ti, te hace pensar sobre las personas que te rodean y te hace valorarlas más. Sientes que debes vivir todos los días como si fuera el último pues no sabes cuándo será tu último día.

No siempre las películas de animación pueden ser infantiles y Quiero comerme tu páncreas es una muestra clara de ello, nos hace pensar y nos enseña que, amándonos a nosotros mismos amaremos mejor a quienes nos rodean.

Nos enseña valorar la amistad y el amor por encima de todo

Una historia que a primera vista puede parecer de adolescentes pero que, por el carácter de su trama pronto se verá que adquiere un frío sentimiento por agarrarse a la vida. Esta película nos enseña a vivir el día a día y a valorar la amistad y el amor por encima de todo, y como de efímera que puede llegar a ser la vida y lo poco que dura.

Quiero comerme tu páncreas

Los cerezos en flor, es precisamente una analogía de cómo Sakura vive sus últimos días, cortos pero intensos. La juventud de nuestra protagonista se caracteriza por ser la flor de la vida y así como de corta es la vida, corto será la flor del cerezo.

Conclusión

Quiero comerme tu páncreas es emocionante de principio a fin, empieza con una muerte anunciada, pero habrá momentos en los que esa tensión y emoción se pausará debido a una trama algo lenta en algunas partes.

Reportaje de Quiero comerme tu páncreas en Días de Cine TVE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí