¿Quién puede dudar del poderoso amor de una madre? Rabiye Kurnaz contra George W. Bush es un divertido y disparatado drama que así lo demuestra. Esta coproducción germano-francesa ha obtenido doblemente el Oso de Plata a la mejor interpretación  y al mejor guion en la reciente 72 edición del Festival de Cine de Berlín.

Su protagonista femenina, la simpática actriz, presentadora y escritora, Melten Kaptan, ha conseguido meterse de una manera magistral en la piel de una peculiar madre turca. De ahí uno de los dos "osos de plata". El otro "osito", al mejor guion, fue recogido por su director Andreas Dresen, quien ha formado parte durante diez años del Tribunal Constitucional del Estado de Brandeburgo, siendo uno de los nueve jueces.

La autora del galardonado guion es Laila Stieler, quien ya había trabajado junto a Andreas en la película Gundermann en 2018. Su estreno en Alemania está previsto el 28 de abril de 2022, esperando que no tarde mucho más en llegar a España.



Rabiye Kurnaz vs. George W. Bush

Crítica de 'Rabiye Kurnaz vs. George W. Bush'

Ficha Técnica

Título: Rabiye Kurnaz vs. George W. Bush
Título original: Rabiye Kurnaz gegen George W. Bush

Reparto:
Meltem Kaptan (Rabiye Kurnaz)
Alexander Scheer (Bernhard Docke)
Charly Hübner (Marc Stocker)
Nazmî Kirik (Mehmet)
Abak Safaei-Rad (Wiebke Kokenge)
Alexander Hörbe (Wolfgang)

Año: 2022
Duración: 119 min.
País: Alemania
Director: Andreas Dresen
Guion: Laila Stieler
Fotografía: Andreas Höfer
Música: Johannes Repka, Cenk Erdogan
Género: Drama
Distribuidor:

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Rabiye Kurnaz vs. George W. Bush'

Sinopsis

Rabiye Kurnaz es una mujer aparentemente corriente, excepto porque es un terremoto. Cuidando de sus hijos y mucho más, es la que lleva la batuta en su casa de Bremen. Poco después de los ataques del 11-S, en 2001, su hijo Murat es acusado de terrorismo y es uno de los primeros enviados a la cárcel de Guantánamo. Esto marca el inicio de un viaje hacia el corazón de la política mundial para esta decidida mujer alemana-turca. Acompañada del abogado de derechos humanos Bernhard Docke, luchará por la liberación de su hijo.



Pasión turca

Radiye Kurnaz (Melten Kaptan) es una madre de origen turco que vive con su familia en Bremen, una tranquila ciudad en el norte de Alemania. No va a permitir que su querido hijo mayor sea condenado injustamente. Ninguna madre lo permitiría, harían todo lo posible por ayudar a sus hijos. Hasta aquí, todo normal.

Pero Radiye es, además, una temperamental mujer que acostumbra a conseguir todo lo que se propone. Cariñosa, optimista y tenaz, llegará hasta donde nadie podría llegar: a solicitar la puesta en libertad de su hijo ante la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Para poder llevar a cabo semejante empresa, va a necesitar de un abogado. Alexander Scheer da vida a Bernhard Docke, un tranquilo y reservado letrado, totalmente opuesto al carácter arrollador de la desesperada madre.

Hilarantes diálogos, reacciones desmedidas y situaciones muy divertidas sirven para desdramatizar en Rabiye Kurnaz contra George W. Bush, una complicada y controvertida realidad política y religiosa, la lucha contra Estados Unidos en Afganistán.

Murat Kurnaz, hijo de Rabiye, interpretado por Abdullah Emre Öztürk, estuvo detenido sin cargos en la Base Naval de la Bahía de Guantánamo.

Un caso real

Kurnaz es un ciudadano turco nacido y criado en Bremen. Siendo muy joven, apenas 19 años, se fue interesando cada vez más por el Islam, entrando en contacto con la organización sunita-ortodoxa "Tablighi Jamaat".

Una semana después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 voló de Frankfurt a Pakistán, para aprender más sobre el Corán. Allí sería arrestado en un control de rutina y entregado al ejército pakistaní; poco más tarde a las fuerzas estadounidenses en Afganistán por una recompensa de 3.000 dólares.

Tras ser clasificado como "combatiente enemigo" es trasladado al centro de detención de Guantánamo, Cuba. Fue uno de los primeros prisioneros en dicho campo. Finalmente fue liberado después de cinco años de internamiento.

Clases de cocina

Por el estómago se conquista a los hombres, se suele decir. Para Rabiye, una excelente ama de casa y gran cocinera, será fácil convencer al abogado de que acepte a tan peculiar cliente.

Y es que en realidad, alrededor de una buena mesa, es donde se reúne la familia, se cierran importantes negocios y se conocen otras delicias culinarias.

Rabiye Kurnaz contra George W. Bush también se trata de un viaje a exóticos países como Turquía o a la ciudad nombrada en honor al primer presidente de los Estados Unidos: Washington. Aquí se encuentran el Capitolio, la Casa Blanca y la Corte Suprema.

Conclusión de 'Rabiye Kurnaz contra George W. Bush'

Excelente película que muestra en clave de humor, una terrible injusticia cometida en la vida real. Rabiye Kurnaz contra George W. Bush ha sido premiada con dos Osos de Plata en la última edición de la Berlinale.

Un retrato fidedigno de una gran mujer. Su simpatía, ternura y fuerza al mismo tiempo, seducen a todo aquel que la conozca. Magníficas las actuaciones de Melten Kaptan y de Andreas Dresen.

Una demostración de lo que puede llegar a conseguir la fuerza del amor incondicional de una madre, quien en ningún momento dudó de la inocencia de su hijo.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí