Raised by wolves es una serie de ciencia ficción de HBO Max entre cuyos productores se encuentra Ridley Scott, que también dirige los dos primeros episodios. Se desarrolla en un planeta lejano a la Tierra donde la humanidad deberá comenzar otra vez una civilización, tras verse diezmada por una cruel guerra. Luke Scott, el hijo de Ridley, también dirige varios episodios. El creador es Aaron Guzikowski, guionista de Prisioneros, de Dennis Villeneuve. En el reparto destacan Amanda Collin (Redención, The exception), Abubakar Salim (Jamestown), y Travis Fimmel (Vikingos, Warcraft: El origen). En España se puede ver a través del canal TNT, accesible en las plataforma de Movistar, Vodafone, Orange, etc.



Raised by Wolves

Crítica de ‘Raised by Wolves’

Ficha Técnica

Título: Raised by Wolves
Título original: Raised by Wolves

Reparto:
Amanda Collin (Madre)
Abubakar Salim (Padre)
Winta McGrath (Campion)
Travis Fimmel (Marcus)
Ethan Hazzard (Hunter)
Felix Jamieson (Paul)
Niamh Algar (Sue)
Aasiya Shah (Holly)
Ivy Wong (Vita)
Loulou Taylor (Cassia)

Año: 2020
Duración: 45 min.
País: Estados Unidos
Director: Aaron Guzikowski (Creador), Ridley Scott, Alex Gabassi, Luke Scott, James Hawes
Guion: Aaron Guzikowski
Fotografía: Dariusz Wolski, Ross Emery
Música: Marc Streitenfeld
Género: Ciencia Ficción
Distribuidor: HBO, Canal TNT

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Raised by Wolves’

Sinopsis

Raised by Wolves sigue la historia de Padre y Madre, dos robots que tienen como misión criar hijos humanos en un planeta desconocido. Todo es como lo establecido hasta que la población de humanos comienza a aumentar y, la religión crea diferencias entre sus miembros. Llegado este momento, los androides se dan cuenta que es difícil controlar las creencias de una forma racional.

Donde se puede ver la serie



Padre y Madre

El comienzo de Raised by wolves confirma que la serie tiene más de un gen del imaginario de Ridley Scott. La llegada al planeta Kepler 22b es fácilmente asociable al aspecto de la luna LV-223 que aparecía en Prometheus (2012). También el hecho de que los protagonistas iniciales sean androides, Padre (Abubakar Salim) y Madre (Amanda Collin), pero luego volveremos sobre esto. Estos dos androides tienen la misión de dar vida a unos fetos humanos preservados, y recomenzar en este planeta la civilización humana.

Lo que ha sucedido en la Tierra, y las previas peripecias de Padre y Madre, se nos va desgranando poco a poco con el discurrir de los episodios. Con el paso de los años, Padre y Madre han conseguido criar a varios niños humanos en el entorno de una pequeña granja. Todavía no han explorado mucho el nuevo planeta, pero parece que una pequeña comunidad puede fructificar. No obstante, los vástagos comienzan a morir hasta que solo sobrevive uno de ellos.

Este niño es Campion (Winta McGrath), que mantiene un especial vínculo, no exento de discrepancias, con sus artificiales progenitores. Para empezar Campion es educado por Padre y Madre en un estricto ateísmo, junto a una fe infinita en la ciencia, la razón, y el pacifismo. Y ya desde pronto, sabremos del riesgo que ha corrido la raza humana. La Tierra ha sido devastada por una guerra entre una facción ateísta y otra fervorosamente religiosa: los mitraicos.

Raised by Wolves
Fotos de IMDB

Los mitraicos

Gran parte de la humanidad ha seguido de forma inflexible y fundamentalista los preceptos del mitraísmo, un culto solar que data de la antigua Roma. Cómo resurgió en el futuro, no se dice. Se caracteriza por un rigorismo intransigente que anatemiza el resto de creencias. Particularmente el ateísmo. La confrontación entre ambos bandos ha destrozado la Tierra. Los mitraicos, que a pesar de su carácter extremadamente religioso tienen un gran desarrollo tecnológico y han construido un gigantesca nave a la que llaman el Arca, también abandonan la Tierra en busca de una especie de nuevo paraíso contenido en alguna de sus profecías.

Raised by wolves también encuentra a varios personajes protagonistas en el bando mitraico. Concretamente a dos excombatientes ateos que, en un ataque de pragmatismo, deciden adoptar el aspecto de dos creyentes, matarlos y sustituirlos, para escapar en el Arca. Serán conocidos como Marcus (Travis Fimmel) y Sue (Niamh Algar). Inicialmente su rol será el de impostores tratando de que su engaño pase desapercibido. Incluso para Paul (Felix Jamieson), el hijo de los mitraicos a los que han usurpado.

Casualmente, o no, el destino del viaje es también Kepler 22b, el planeta donde Madre y Padre están intentando sacar adelante una colonia humana. Y, cómo no, el encuentro entre ambos grupos  es inevitable y violento. Y aquí se revela el terrorífico poder que tiene dentro de sí Madre. Un tipo de androide que los mitraicos llaman nigromante, y que posee un potencial destructor inimaginable. Puede reventar a un ser humano solo con un gesto o, ya puestos, incluso volar.

Aaron Guzikowski
Foto de IMDB

Las zonas grises

En Raised by wolves, en el primer episodio, Madre consigue que El Arca se estrelle y solamente sobrevivan unos pocos mitraicos. Entre ellos están Marcus, Sue, y Paul. En un especie de golpe de locura Madre secuestra a unos cuantos niños que iban en El Arca, quizá como respuesta al evento traumático que supuso perder a casi todos los hijos a su cargo. Y es que en Raised by wolves, los personajes van más allá de lo que sus características suponen. Y aquí podría haber otro entronque con el propio Ridley Scott. Recordemos los Nexus-6 de Blade runner. Androides más humanos que los propios humanos, capaces de desarrollar sentimientos insospechados.

Del mismo modo, Madre siente un instinto casi obsesivo por crear una prole propia, aunque esté formada por niños mitraicos. Su personaje evolucionará durante la serie y será una mezcla de temible poder y un aparentemente genuino y conmovedor instinto maternal. Aparte de desarrollar una serie de características privativas del ser humano. Por su parte, Padre en muchos momentos también es indistinguible de un padre aparentemente humano. No todo es blanco o negro, hay una amplia gama de grises.

Con algunos mitraicos sucede algo parecido. Por una serie de circunstancias Marcus pasa de ser un ateo de incógnito a un ferviente creyente en el culto a Mitra. De una forma fanática casi comienza a creerse un profeta. Liderará una incursión para liberar a los niños mitraicos raptados por Madre, que casi será una réplica de antiguo conflicto que ha arrasado la Tierra.

Raised by Wolves
Fotos de IMDB

Fe y ateísmo

Una constante de Raised by wolves es la continua pugna espiritual. A través de Madre conoceremos los postulados del bando ateo: rechazo de cualquier deidad, fe en la ciencia y la razón, pacifismo (esto último es relativo)… El ateísmo, curiosamente, es presentando también como una filosofía algo intolerante, que prohíbe taxativamente el rezo o cualquier elemento sobrenatural. Madre tendrá un cuidado extremo en evitar que tanto Campion, como los demás, puedan si quiera susurrar una oración.

En esta guerra filosófica Raised by wolves no parece tomar partido definitivo. O eso tendrá que hacerlo el espectador. Los mitraicos, por su parte, son presentados de una forma tan intransigente, que bordean el integrismo. Si volvemos a Ridley Scott, en Prometheus había también cierta predisposición espiritual ambigua. No dejaba de ser un encuentro con nuestros supuesto creadores (los ingenieros), y evocando el personaje de la doctora Shaw recordemos que a pesar de ser científica llevaba consigo siempre una cruz.

Madre también conocerá parte de sus orígenes y, por lo tanto, quién fue su “creador”. Ello nos puede recordar al replicante Roy Batty tratando de encontrar a su creador, el doctor Tyrell. De este modo, como vemos, la dualidad entre la ciencia y los elementos religiosos está presente en Raised by Wolves, como en otras obras de Ridley Scott. La convivencia en la granja de Madre será difícil, pues algunos de los niños raptados seguirán fieles a sus creencias mitraicas. Otros personajes, sin embargo, tenderán puentes. Pero Marcus y unos cuantos de los suyos están al acecho.

Aaron Guzikowski
Foto de IMDB

El desarrollo

Raised by wolves no es  una serie basada en la acción. Bien es cierto que sí hay refriegas, enfrentamientos armados y explosiones. Pero la base es otra. Se trata de una serie introspectiva sobre la fe, la identidad, el amor y las tendencias autodestructivas del ser humano. Hay muchos pequeños conflictos de convivencia, de exploración y adaptación al planeta Kepler 22b. También hay un tratamiento interesante sobre la inteligencia artificial y su relación con las características humanas. Llegando incluso a una especie de “nueva carne”, en la expresión propia de David Cronenberg.

Los mitraicos también sufren sus equilibrios de poder, y cada cuál tendrá que decidir en lo que cree. Pero ¿la humanidad tiene salvación? El hecho de que las cuestiones a veces sean demasiado introspectivas puede hacer que el ritmo sea un poco irregular, y algo denso si no se está predispuesto. Estos pequeños baches de intensidad es posible que lastren el conjunto.

Lo que no significa que no haya momentos turbulentos. Cuando la violencia se desata, lo hace de forma explosiva, con profusión de sangre y órganos vitales. Por cierto, las entrañas y la sangre (blanca) de los androides es muy similar a las la saga de Alien. Recordemos a Ash o a Bishop. Además, hacia el final de la serie, los acontecimientos se desmandan y dan lugar a unas imágenes y situaciones de impacto.

Raised by Wolves
Fotos de IMDB

Algunas cuestiones simbológicas

Raised by wolves se vale de cierta simbología, y también de la continua aparición de interrogantes, para la desesperación de los partidarios de una narración más directa. De momento, las figuras de Padre y Madre tienen una conexión con el Génesis, Adán y Eva. A fin de cuentas es otro inicio para la humanidad. Tampoco se nos tiene que escapar que el título traducido al español es “criado por los lobos”, que podría hacer referencia a Rómulo y Remo y al hito fundacional de Roma.

Precisamente en Roma tuvo su apogeo el culto mitraico, hasta que tras el edicto de Tesalónica (380 d.c) del Emperador Teodosio, se proscribieron las religiones paganas. No sé hasta qué punto Aaron Guzilowski es fiel a los postulados originales, pero los mitraicos con sus atuendos blancos casi parecen cristianos, y particularmente templarios. En sus escrituras hay una profecía sobre un niño huérfano que cambiará el mundo. ¿Podría ser Paul, tal vez Campion?.

Hay otras referencias. Madre, en un momento dado, se hace llamar Lamia, criatura que proviene de varias mitologías, pero particularmente de la griega. La relación de este ser mitológico con los niños es bastante intensa.  Si hacemos recapitulación de cultos, creadores, metáforas, etc, no es aventurado señalar el carácter espiritual de una buena parte de la serie. Que por otra parte no da soluciones fáciles a los enigmas y predispone para una segunda temporada.

Aaron Guzikowski
Foto de IMDB

Ejecución de Raised by wolves

Aspectualmente Raised by wolves es una serie sombría, de fotografía oscura y ambiente desolador. Porque tales son las características del planeta Kepler 22b, más parecido a un erial grisáceo que a otras formas más acogedoras. Ya decíamos que recuerda a la luna LV-223 de Prometheus, aunque de una forma menos inhóspita. La fotografía de la serie está a la altura, y convierte convincentemente unos paisajes situados en Sudáfrica en un planeta casi yermo a años luz de la Tierra. Muchos efectos están conseguidos, aunque bien es cierto que algunos CGI son mejorables.

La gran sorpresa, y quizá uno de los mayores atractivos de Raised by wolves, es la fantásticas actuación de la actriz danesa Amanda Collin en su papel de Madre. Consigue moldear un personaje fascinante y complejo, emotivo y temible, cuyas propias contradicciones son representativas del tono enigmático de Raised by wolves. Tampoco va a la zaga Abubakar Salim en el papel de Padre, un personaje también complejo pero mucho más apacible.

Otro de los atractivos de la serie es la presencia de Travis Fimmel, Ragnar Lothbrok en Vikingos, que aunque explota su porte para dar un aspecto recio y peligroso a su personaje de Marcus, se disipa eventualmente del núcleo de la serie. Lo cual sería más achacable al guion. Y es precisamente el guion el elemento que hará que muchos espectadores conecten o se inhiban de continuar con Raised by wolves, y sus ambigüedad científico-espiritual, y peculiar estilo. Que además nos deja numerosas preguntas pendientes sobre los personajes y el propio planeta Kepler 22b por responder.

Raised by wolves
Fotos de IMDB

Conclusión de ‘Raised by wolves’

Raised by wolves es realmente una serie singular. Pone el pie en un planeta y en un futuro que se nos antoja lejano, pero expone una serie de reflexiones sobre la religión, la educación, la ciencia y la inteligencia artificial que no son desdeñables. Su visión del ser humano es más bien desesperanzada, pero logra crear una interesante mitología propia. La fortaleza de la actuación de Amanda Collin y la mano de Ridley Scott en la producción, y la dirección de dos episodios, son estimulantes. A cambio la serie nos pedirá un poco de paciencia. Sin ser un deslumbre visual, la ambientación es sugestiva y algo sombría. Interesante ficción, pero todavía con muchas preguntas que contestar.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí