Crítica de En realidad, nunca estuviste aquí dirigida por Lynne Ramsay

Hemos tenido que esperar seis años para volver a ver una película de la directora escocesa Lynne Ramsay. El listón lo tenía muy alto con la poderosa “Tenemos que hablar de Kevin” (2011) por lo que su regreso no lo tenía nada fácil. Sin embargo, mereció la pena la espera y vuelve con más fuerza que nunca con En realidad, nunca estuviste aquí.

En realidad, nunca estuviste aquí se trata de una adaptación de la novela homónima del creador de la aclamada serie de HBO “Bored to death“, Jonathan Ames, donde Lynne Ramsay retrata a un personaje demoledor y psicológicamente perturbado que salva a otros pero es incapaz de salvarse a sí mismo. La película está protagonizada por un soberbio Joaquin Phoenix que obtuvo el Premio al Mejor Actor en el pasado Festival de Cannes, además de ser galardonada con el Premio al Mejor Guion. Estreno el 24 de Noviembre.



En realidad, nunca estuviste aquí

Crítica de En realidad, nunca estuviste aquí

Ficha Técnica

Título: You Were Never Really Here
Título original: En realidad, nunca estuviste aquí

Reparto:
Joaquin Phoenix (Joe)
Ekaterina Samsonov (Nina)
Alessandro Nivola (Senador Williams)
Alex Manette (Senador Votto)
John Doman (John McCleary)
Judith Roberts (Madre de Joe)
Jason Babinsky (Ojo de la providencia)
Kate Easton (Madre de Joe, joven)
Frank Pando (Angel)
Madison Arnold (Anciano)
Dante Pereira-Olson (Joe, a los 8 años)
Leigh Dunham (Camarera)
Jonathan Wilde (Padre de Joe, joven)

Año: 2017
Duración: 85 min.
País: Reino Unido
Director: Lynne Ramsay
Guion: Lynne Ramsay (Novela: Jonathan Ames)
Fotografía: Thomas Townend
Música: Jonny Greenwood
Género: Thriller. Drama
Distribuidor:  Caramel Films España

Tráiler

Donde comprar la película

En realidad, nunca estuviste aquí [Blu-ray]
  • Cameo (04/06/2018)
  • Blu-ray, No recomendada para menores de 16 años
  • Tiempo de ejecución: 95 minutos
  • Joaquin Phoenix, Alessandro Nivola, John Doman, Judith Anna Roberts, Alex Manette
  • Español, Inglés

Donde comprar la novela

Oferta
En realidad, nunca estuviste aquí
  • Jonathan Ames
  • Editor: Principal
  • Edición no. 1 (11/24/2017)
  • Tapa blanda: 96 páginas

Sinopsis

Joe (Joaquin Phoenix) es un ex marine y ex agente del FBI, solitario y perseguido, que prefiere ser invisible. No se permite ni amigos ni amantes y se gana la vida rescatando jóvenes de las garras de los tratantes de blancas.

Un día  recibe la llamada de un político comunicándole que su hija ha sido secuestrada… (Caramel Films)

Premios

  • Festival de Cannes: Mejor actor (Phoenix) y Mejor guión. 2017


Lynne Ramsay explora en En realidad, nunca estuviste aquí los temas del abuso, la violencia, el trauma y la corrupción inherentes a una poderosa élite de la sociedad, y rediseña la narración y la trama de la novela negra de Jonathan Ames con su característico estilo, sin disminuir ni un ápice su brutal impacto. Asimismo, la habilidad cinematográfica de la directora consigue elevar a la máxima exponencia un producto que en otras manos hubiera sido una simple y convencional película de venganza. La película se siente tan osada y valiente como lo fue hace más de 40 años “Taxi Driver” (Martin Scorsese), con la que comparte muchas similitudes narrativas.

La Historia

Joe (Joaquin Phoenix) es un veterano de guerra y un ex agente del FBI, que ahora se gana la vida como ayudante de un detective privado (John Doman). Su especialidad es liberar a jóvenes secuestradas y explotadas sexualmente. Al comienzo de la película, limpia la sangre de su arma favorita, un martillo, y recoge el dinero tras el éxito de una misión. Luego vemos como se va a casa, donde vive con su anciana y enferma madre (Judith Roberts) a la que cuida, para curarse las heridas. Está lleno de heridas. Su enorme cuerpo está cubierto de cicatrices y nunca sabremos de donde vienen.

Joe todavía tiene problemas con su pasado, lo que significa que regularmente tiene fuertes recuerdos sobre su juventud y su tiempo en el ejército. En realidad, nunca estuviste aquí, nos permite una y otra vez, mediante recuerdos breves y nítidos, observar una infancia llena de violencia y abuso, además de otros momentos traumáticos en el ejército y el FBI. Joe tiene una anciana madre, frágil y adorable, en Queens, con quien vive en una especie de simbiosis. Los flashbacks a lo largo de la película indican que ambos sufrieron la presencia de un padre violento.

Cuando contratan a Joe para salvar a una niña, hija de un senador, de un burdel, lo vemos de nuevo en acción, con sus herramientas habituales, una gran cantidad de cinta adhesiva y un martillo, sin embargo, esta vez, su mundo se pone patas arriba y ya no parece estar a salvo.

Nuestro antihéroe no ha tenido una vida fácil, está traumatizado, deambula por su vida como si fuera un zombi. Se nos presenta como dice el título de la película, como si en realidad nunca hubiese estado aquí, busca el dolor y la emoción para sentir de vez en cuando algo, por lo que su trabajo es el adecuado para ello. Lynne Ramsey escenifica literalmente a Joe como un fantasma.

En realidad, nunca estuviste aquí

Joe lucha no solo con sus adversarios externos, sino también con sus demonios internos. Este es un arquetipo tan antiguo como el cine en sí, en cambio, la espectacular caracterización e interpretación de un Joaquin Phoenix apenas reconocible da una dimensión completamente nueva. Su espesa y descuidada barba blanca, su desaliñado y sucio pelo largo, y un voluminoso y enorme cuerpo cubierto de profundas y gruesas cicatrices hablan por sí mismos. La cámara con frecuencia recorre y rastrea su cuerpo para mostrarnos estas cicatrices.

Un cuerpo muy  diferente al Joe de la novela, el cual no está gordo, se conserva en buena forma física, tiene el pelo corto…., sin embargo, Joaquin Phoenix consigue dar forma a su modo a un personaje que sentimos como se ahoga en un duro pasado, cruel, probablemente conflictivo ligado a una situación familiar difícil y compleja. Phoenix logra transmitir de forma magistral la interioridad devastada de su personaje traumatizado por el pasado, a través de pura fisicidad, de un semblante devastado y un comportamiento desmedido.

En realidad, nunca estuviste aquí

El resultado final es excepcional al combinar brillantemente la delicadeza con la vehemencia. En unas ocasiones se muestra tierno en otras bárbaro, lo que convierte a Joe en un hombre virtuoso cuya incapacidad para evitar la victimización de las mujeres, primero en casa y luego en sus diferentes profesiones, lo ha llevado al borde de la locura. En realidad, nunca estuviste aquí descansa sobre los voluminosos hombros de Joaquin Phoenix, ofreciendo una descomunal actuación, posiblemente la mejor de lo que lleva de carrera.

La violencia es la protagonista de En realidad, nunca estuviste aquí, sin embargo, la mayoría de las veces está fuera de campo, es decir, descubrimos las consecuencias de los brutales y espeluznantes actos de Joe, los cadáveres magullados y sangrientos pero sin mostrar los asesinatos de una manera explícita. Las elecciones estéticas y el ingenio visual de Lynne Ramsey consigue que la representación de la violencia se diferencie claramente de otras películas de este género.

Hay una secuencia muy al estilo “Oldboy” (Park Chan-wook, 2003), donde vemos a Joe abrirse paso por las diferentes estancias de un burdel de esclavas sexuales menores de edad, asesinando sin piedad a quienes se cruzan por su camino con un martillo. Toda la secuencia se muestra completamente a través de imágenes tomadas por circuito cerrado de televisión (CCTV), jugando con la poca nitidez y los granulados en blanco y negro. Esta opción de no mostrar las imágenes con claridad, es una elección visual muy valiente que da mas realismo y brutalidad a los hechos. Este es solo un ejemplo, pero a lo largo del metraje, Lynne Ramsey, nos muestra sin esfuerzo, una multitud de experimentos visuales que ayudan a intensificar y acrecentar la narrativa.

En realidad, nunca estuviste aquí

Jonny Greenwood del grupo musical Radiohead se nota que ha estado muy involucrado en el proceso de edición, ya que su excelente banda sonora electrónica está en perfecta sinergia con el ritmo del montaje, no solo se adapta a la estructura y al tono de la narración a la perfección, sino que también consigue aumentar la intensidad de cada escena y contribuye a esa sensación constante de tensión. Estamos ante un inquietante thriller que ofrece mucho más de lo que parece y con una espectacular interpretación de Joaquin Phoenix.

Conclusiones

No es una película donde todo lo que se narra sea fácil de digerir, no todo se explica de forma detallada y Lynne Ramsay deja que el espectador interprete multitud de imágenes del pasado de Joe salpicadas a lo largo del metraje a modo de flashbacks. Estamos en un mundo de pesadilla lleno de flashbacks y alucinaciones, con incluso interpretaciones alternativas de lo que está sucediendo, en el que el personaje de Joe creado por Jonathan Ames camina por una historia sin estar presente en ella. Este concepto lo refleja perfectamente Lynne Ramsay en En realidad, nunca estuviste aquí dejando claro a los espectadores que nunca podemos confiar en lo que vemos, sino las emociones que evocan.

CALIFICACIÓN: 8/10

Reportaje de En realidad, nunca estuviste aquí en Días de Cine TVE

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 1 Average: 4]

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing….

Eduargil

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *