Xus de la Cruz y Félix Estaire dirigen Atentado, obra teatral que pone sobre la mesa la reflexión sobre el poder, la información y el factor humano que envuelven los ataques terroristas. El reparto de Atentado está formado por María Morales, Eva Rufo y Ángel Ruiz. La obra se terminó de escribir en 2017, por lo que han pasado casi cuatro años hasta que ha podido ver la luz. Es una de las propuestas con las que estrena el Teatro Español la programación de 2020. Disponible en la sala Margarita Xirgú hasta el 16 de febrero.

En Cinemagavia hemos entrevistado al reparto de Atentado, con motivo de su estreno en el Teatro Español. Los actores nos han contado cómo fue el comienzo de esta obra y si siempre estuvieron relacionados con el proyecto. Además, explican cómo se prepararon sus personajes y si tomaron alguna referencia real para ello. Nos confiesan si les fue complicado hablar de un tema tan sensible y cuál fue su mayor reto interpretativo. Por último, nos desvelan sus próximos proyectos.

Entrevista al reparto de ‘Atentado’

Reparto de Atentado
Foto de Teatro Español

Diego Da Costa/Cinemagavia: ¿Siempre estuvisteis desde el principio de Atentado o fue algo que se fue fraguando a lo largo del desarrollo de la obra?

Ángel Ruiz: Bueno, es que esto viene de una lectura dramatizada que ya se hizo en el CDN. Esa lectura solo lo hicimos Eva Rufo y yo. Y, a raíz de esa lectura, cuando se decidió producir, lógicamente, nos lo propusieron a nosotros y buscaron a otra actriz que, sobre todo, levantará la función, que era María Morales (risas). Había un personaje que en la lectura sí que estaba dividido, lo hacíamos entre los dos. Pero a la hora de montarlo sí que fue así, un poco la situación.

María Morales: A nosotros nos dicen que sí, que somos nosotros los elegidos, pero tendría que preguntarles a ellos si ha habido descartes.

Á.R.: Yo creo que ha habido descartes (Risas).

Eva Rufo: Sí, creo que somos la quinta o sexta opción (Risas).

M.M.: ¡Qué no! (Risas)

Foto de Teatro Español

La preparación escénica

D.D./CG: Se ha dicho que se buscan personajes que hablen desde la verdad. ¿Vosotros, por vuestra parte, a la hora de preparar el personaje habéis buscado referencias reales u os habéis puesto en contacto con alguien que haya pasado alguna situación parecida?

M.M.: Yo he buscado documentación, pero no personal, no. Afortunadamente no tengo en mi entorno nadie que haya vivido una situación así. Entonces, ha sido más documentación de vídeos, de buscar fotografías, artículos… Pero no personalmente. Afortunadamente no conozco a nadie que haya vivido un atentado en persona.

E.R.: En mi caso, sí que, bueno, he tenido alguna conversación con periodistas y… sobre todo hablando de su relación con el poder, ¿no? De cómo a veces se ven en la tesitura de tener que utilizar las palabras para decir las cosas de manera que beneficie a quién tienes por encima.

Á.R.: Yo es que mi caso… El problema es que hablar de mi personaje es contar demasiado, quiero decir, que hablar de mi personaje es desvelar parte de la función, entonces, es un poco peligroso. Por lo que, sobre todo, ha sido leer testimonios de gente que se ha encontrado en la misma situación, para intentar entender y recrearlo, pero es que no puedo decir mucho más. 

Foto de Teatro Español

El vértigo en el reparto de ‘Atentado’

D.D./CG: ¿Es difícil hablar de un tema que sigue de actualidad y es tan sensible? ¿Os causa vértigo?

Á.R.: Sí que lo que lo causa, lo que pasa es que yo creo que el tema en esta función, aunque se llama Atentado, para mí el atentado y lo que ocurre con el atentado son las circunstancias dadas realmente. Es decir, es la situación, pero no se está planteando o no se plantea en la función, digamos que el atentado en sí no es el tema solo.

Quiero decir, creo que la función lo que plantea es qué pasa con la información, qué pasa con la verdad, por qué los medios en comunicación están al servicio del poder y el poder, según sus necesidades, es capaz de cambiar la noticia de tal manera que no es cómo realmente debería ser, pero eso cambia nuestra percepción del asunto.

Realmente, eso yo creo que es el tema, no es el atentado, no es justificar si un atentado es necesario o no, o por qué se cometen los atentados, que también están lógicamente en la discusión. Creo que el tema real es qué pasa con la información, cómo nos cuentan esto y yo creo que eso es lo que hace de la función el que sea especial y creo que se está metiendo en un lugar que no es tan común como parece.

Reparto de Atentado
Foto de Teatro Español

Las diferencias sociales

D.D./CG: Hablando de la información, ha habido una multitud de atentados en Europa, pero, luego, no se da la misma importancia cuando ocurre en otros lugares. ¿Hay esa todavía discriminación en la sociedad en la que se toma más en cuenta al primer mundo?

M.M.: Absolutamente, creo que conscientemente está reflejados de una manera y me parece que, de una forma tan inconsciente como lo vivimos aquí, si vemos los telediarios de aquí, parece que el centro del universo es Europa y lo que le pasa Europa… y lo del resto no pasa.

Aparte que está dicho en algún momento… Sobre todo, me parece que está explícito en los cuerpos y en cómo incluso los personajes viven la cosa, como de sentirse el ombligo del mundo porque soy europea y poder no ver el resto del mundo y que no me afecte, hasta que algo tan impactante y tan heavy como un atentado, a lo mejor, me lo trae cara. Pero, sino como esta facilidad que tenemos para obviar.

La cantidad de territorios, países, problemas, conflictos y seres humanos que hay, que no tienen que ver con lo europeo, lo que occidental. Esta civilización donde nos pensamos que somos modelos y referentes de todo…

E.R.: Sí, porque victimizarse es una estrategia fantástica para eludir responsabilidades sobre decisiones que has tomado, que igual no han sido las acertadas.

Foto de Teatro Español

El reto del reparto de ‘Atentado’

D.D./CG: ¿Qué ha sido lo más complicado a lo que habéis tenido que hacer frente con esta obra?

Á.R.: Entrar precisamente en lugares que normalmente como seres andantes no entramos. Son personajes que toman decisiones, son personajes que, además, hay una intención clara de… Uf, es que claro, hablar de uno sin poder hablar es muy difícil… Lo más complicado ha sido recrear ese tipo de situaciones y decisiones muy extremas. Eso realmente ha sido lo complicado, porque además la intención, lo esencial de esta función es que sea convincente, sino nos quedaríamos en buenas intenciones, pero no. Tiene que ser muy convincente para que la gente, no solamente intente empatizar con lo que está ocurriendo, sino que, además, eso despierte algún tipo de teorema intelectual.

M.M.: Sí, creo que también la complicación, que está y que va a estar cada día – y creo que es un acierto que esté también, creo que va a hacer que la obra crezca mucho -, es que justo la manera de enfrentarnos a estas cosas tan tremendas, que tienen que ver con el atentado y con otras cosas también, no están resueltas. La obra no propone ningún final ni una conclusión que deje contento a ningún personaje. Son personajes que tienen que tomar decisiones muy heavys en situaciones muy extremas y que la decisión que toman tampoco les acaba de convencer a ninguno de ellos, en ningún momento. Entonces, es estar ahí y defenderlo con toda la honestidad posible. Yo lo veo en ellos y la cosa sucede. Entonces, me parece que es el gran handicap y el gran atractivo también de la función.

E.R.: En mi caso, habitar la duda. Lo más complicado. 

Reparto de Atentado
Foto de Teatro Español

Futuro profesional

D.D./CG: ¿Cuáles son vuestros próximos proyectos?

Á.R.: Bueno, pues yo justo después estaré en la sala Galileo con otro proyecto del mismo dramaturgo, que, además también ha sido director, que se llama “El tiempo todo lo cura”. Es otro otro corte, otra cosa, es comedia negra. Siempre hay un anclaje en lo negro que me gusta mucho cómo escribe Félix.

M.M.: Mira, Eva y yo seguimos juntas, porque nos vamos a la Abadía. Yo tengo unas pocas sesiones de una peli, que estoy encantada. Y, luego, comenzamos a ensayar en el Teatro de la Abadía, una obra que se llama: “Cada átomo de mi cuerpo es un microscopio”, dirigida por Raquel Camacho sobre Helen Keller y Anne Sullivan, que son dos mujeres reales apasionantes.

Puedes leer la crítica pulsando aquí. El reparto de Atentado está formado por Eva Rufo, Ángel Ruiz y María Morales.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí