Camille Vidal-Naquet se estrena en el largometraje bajo el nombre de Sauvage. El film dramático, protagonizado por Félix Maritaud, ha recibido muy buenas críticas por parte de la prensa especializada. Además, estuvo presente en el prestigioso Festival Internacional de Cine de Cannes de 2018, nominada en diversas categorías y llevándose el palmarés al mejor actor revelación de la Fundación Louis Roederer para su protagonista. En los premios César estuvo nominada a la mejor ópera prima. Su recorrido en distintos festivales ha sido satisfactorio. En cines el 14 de junio en España.



‘Sauvage’

Sauvage

Ficha Técnica de Sauvage

Título: Sauvage
Título original: Sauvage

Reparto:
Félix Maritaud (Léo)
Éric Bernard (Ahd)
Nicolas Dibla (Mihal)
Philippe Ohrel (Claude)
Lionel Riou (El médico)

Año: 2018
Duración: 97 min
País: Francia
Director: Camille Vidal-Naquet
Guion: Camille Vidal-Naquet
Fotografía: Jacques Girault
Música: Romain Trouillet
Género: Drama
Distribuidora: Elamedia Estudios

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de Sauvage

Sinopsis

Léo (Félix Maritaud) tiene 22 años y vende su cuerpo por un poco de dinero, a veces con amor, a veces con lujuria. A través de una serie de encuentros que ofrecen una visión personalizada del complicado y visceral mundo del trabajo sexual masculino, Leo se encuentra a sí mismo buscando el afecto en cualquier lugar donde pueda obtenerlo, ya sea en el amor no correspondido de su amigo, en manos de un estafador o en los brazos de un cliente mucho mayor y vulnerable que él. ¿Escogerá su libertad y los peligros que la acompañan, o las comodidades de una vida estable? Después de todo, en este mundo impredecible, ¿qué le deparará el futuro?. (ELAMEDIA ESTUDIOS).


Sauvage

La humanidad en el averno

Camille Vidal-Naquet desnuda en cuerpo y alma la historia que se muestra en Sauvage, sin adornos, directa. El guion comienza partiendo desde una premisa básica como es mostrar la prostitución en su estado más natural. La primera secuencia desvela la gran carga sexual que se va a encontrar a lo largo del film, pero tratada lejos de la sensualidad y la fascinación del placer y más cerca de la sencillez e incluso, rudeza. La coherencia visual está totalmente conseguida con la narrativa. Hay escenas que pueden marcar al espectador y ser incómodas a la vista, pero que invitan a la reflexión y, sobre todo, a ver más allá de la capa más superficial de los personajes. Es un viaje por una visión más callejera, la vida en la pobreza, las drogas, los excesos… mezclados con una vorágine de sentimientos, amor e introspección que crean un puzzle excelso con mucho gusto.

Es una bajada a los infiernos, pero sin una pretensión de buscar la pena o lástima del espectador y tampoco juzgar y posicionar a los trabajadores sexuales en un submundo aberrante. Hay una historia viva, humana, por lo que el público es el encargado de pensar y meterse dentro hasta las entrañas. Una creatividad muy sensible, que va más allá, con una búsqueda constante de la identidad personal y social. La utilización de la palabra es en su justa medida. Los personajes expresan con lo que callan, con sus miradas y con su propio cuerpo. Este film permite humanizar y dejar de estereotipar el mundo de la prostitución, en este caso, masculina. Alejado de una vertiente más estilizada como hiciera François Ozon en «Joven y bonita», sí comparten el plasmar una historia que suele ser tabú en la sociedad y la envuelven en una sinceridad necesaria en la sociedad.

Sauvage

Crudeza introspectiva

El realismo y la verosimilitud que atrapan al público en Sauvage tiene mucho que ver con la forma de interpretar de absolutamente todo su elenco. Félix Maritaud es el encargado de dar vida a Leo. Su trabajo es tan brillante, que, en ocasiones, parece que estemos ante un documental de calle. Una verdad en su manera de interpretar, de utilizar la palabra, el gesto… Se entrega en cuerpo y alma al film. Está impresionante en cada una de las escenas que realiza, interpretativamente. Sin pudor, con una profesionalidad de subrayar. Transmite a la perfección los sentimientos en los que se ve atrapado su personaje. El espectador lee a través de él, se convierte en su cómplice. Además, hay que aplaudir la gran capacidad actoral para desarrollar con naturalidad e incluso, crudeza de algunas escenas sexuales de gran brusquedad. Su actuación es uno de los mejores elementos del film.

El reparto completa la gran interpretación de Maritaud con pinceladas que se clavan como puñales en la emoción. Entre los más destacables está Éric Bernard. El actor no cae en el estereotipado de la clase baja y crea una ternura, lejos del esquema de masculinidad que marca la sociedad. Un gran acierto, dado que es importante mostrar esa delicadeza en hombres como Ahd, sin ser necesario establecer una conexión sentimental con otro hombre para serlo. Y otra de las piezas más importantes es Claude, en la piel de Philippe Ohrel. Ohrel representa a una parte del colectivo gay que parece a veces olvidado e incluso, utilizado como burla, pero en este film se homenajea y humaniza este aspecto. Ohrel capta al espectador con su dulzura sin caer en el maniqueísmo del “santo” y es la guinda necesaria para crear una travesía hacia la compasión, pero también a la libertad.

Camille Vidal-Naquet

A medida

Sauvage muestra la desnudez como expresión artística en sí misma, sin planos gratuitos y con una justificación más que apropiada. Puede ser una película que no capte a todos los públicos por la brusquedad y el mensaje que se muestra. Un largometraje que va de menos a más y culmina con un desenlace poético y ajeno de una significación expresa. El espectador es el único que debe comprender lo que se plantea en ese último plano de la película. Como bien se titula esta reseña: “Aute Cuture”, en referencia a la crítica social de la cantante Rosalía hacia la alta costura y lo que ello conlleva, la humanidad está al servicio de todos, no solo de unos cuantos. Ejemplo de ello, es la gran historia de amor que hay detrás de lo que aparentemente podría ser solamente una memoria de la calle. La complejidad del ser persona.

Por último, hay que analizar que a nivel estético ha sabido tener voz y estilo propio. Cercano a un cine más social, bebe de influencias del género documental y la cámara en mano. No tiene inconveniente en acercar la fotografía cara a cara con los actores. No hay un intento de mostrar la musicalidad del paisaje, sino el realismo en su estado más puro. Los planos podrían parecer descuidados en algunos momentos, pero la realidad es que dan ese toque “dirty chic” que le otorga personalidad en su resultado. Los colores que se utilizan están bastante enlazados con el mundo de la noche, pero cabe destacar que la luminosidad de ciertas escenas crea ese contraste tan bien planeado. Por lo que, aunque visualmente no haya creado composiciones artísticas y fotográficas elevadas como en «La vida de Adèle», ha sabido captar la fuerza y el carácter visual que la historia necesitaba.

Camille Vidal-Naquet

Conclusión

Es un homenaje a humanizar y dejar de lado el estereotipo del estilo de vida de una persona. Unos personajes creados con mucha inteligencia, profundidad y sentimiento. Grotesca y cruda en varios momentos, que elevan todavía más el desgarro introspectivo que hay dentro del film. Un guion que evoluciona hasta culminar en la propia reflexión de la emoción. Sauvage es una historia viva y con una sensibilidad brillante. Félix Maritaud se consagra en el cine con este papel, está impresionante y lo hace con una verdad que, sin duda, es una de las mejores actuaciones de su carrera. Deslumbrante. Un estilo más cercano al cine social y callejero, con pinceladas del documental que transportan al espectador dentro de la propia historia. Como su propio nombre indica, salvaje, pero, con una delicadeza humana que atrapa y seduce al espectador hasta el final.

Reportaje de Sauvage en Días de Cine TVE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí